Las aspirinas, útiles para prevenir el cáncer de colon, según estudio

Un estudio indica que los pacientes con síndrome de Lynch que tomaron una pastilla diaria redujeron 50% su posibilidad de cáncer
aspirina
aspirina  aspirina
/
LONDRES (Reuters) -

Tomar una aspirina ayuda al dolor de cabeza y a... ¿prevenir el cáncer de colon?

Un estudio publicado este lunes por científicos de las universidades de Newcastle y Leeds en Gran Bretaña señala que una de estas pastillas al día puede ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer de colon en pacientes con sobrepeso.

La investigación descubrió que los pacientes con sobrepeso que padecían una mutación genética hereditaria -conocida como síndrome de Lynch- tenían el doble de posibilidades de desarrollar cáncer, pero el riesgo se neutralizaba con una dosis regular de aspirinas.

Lee: Mujer con cáncer terminal escribe 'una vida' de cartas para su hija

El síndrome de Lynch afecta los genes responsables de detectar y reparar el ADN dañado, por lo cual alrededor de la mitad de quienes lo padecen desarrollan tumores malignos.

El estudio fue publicado en el medio especializado Journal of Clinical Oncology, tomando en cuenta datos de 1,000 pacientes albergados en 43 hospitales de 16 países del mundo.

Esto es "un importante avance para la gente que padece el síndrome", dijo Jhon Burn, investigador de genética clínica en la Universidad de Newcastle.

"Muchas personas tienen problemas con su peso y estos descubrimientos sugieren que el riesgo extra de padecer cáncer puede ser neutralizado", señaló el científico.

Lee: Gastos médicos mayores incluirán coberturas de prevención

John Mathers otro de los desarrolladores del estudio mencionó que la forma más efectiva de vivir sanamente es mantener un peso equilibrado y buena nutrición.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Sin embargo, para muchos pacientes la pérdida de peso puede ser muy difícil, así que una simple aspirina podría ayudar a este grupo", aseguró.

El ensayo clínico fue supervisado por la fundación de hospitales de Newcastle, que depende del Servicio Nacional de Salud británico. Estuvo financiado por el Consejo de Investigaciones Médicas de Gran Bretaña, el centro de investigaciones Cancer Research y la farmacéutica Bayern Pharma. 

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×