México, en la mira inversionista

-
HSBC1  (Foto: Getty Images)

Datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalan que el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) creció 0.33 puntos en mayo frente al mes de abril, para ubicarse en 52.9. Con ello, ya se acumulan 45 meses consecutivos por encima del umbral de las 50 unidades, separando el crecimiento de la contracción.  

A pesar de que la mejoría es leve al analizar punto por punto estos resultados, los analistas financieros se muestran optimistas ante el dato que da cuenta de si este es el momento adecuado para invertir, pues aumentó 1.34 puntos. Por otro lado, el dato que mide la situación económica actual de la empresa se incrementó 0.14 puntos. El motivo: México vuelve a ser el centro de atención en la industria manufacturera. 

Un ejemplo es la inversión de US$691 millones de dólares anunciada por General Motors para incrementar la calidad de sus líneas producidas en las estaciones de Silao, Guanajuato; San Luis Potosí, y Toluca, Estado de México. Pero, ¿a qué responde este fenómeno? A que el principal competidor manufacturero de México, China, dejó de ser la meca de la maquila a bajo costo.

A finales de la década de los 90, China se descubrió ante el mundo como el país más barato para manufacturar. Incluso, a pesar de los altos costos en logística y combustible, los productores migraron operaciones hacia Asia, dejando a México en un papel secundario. Sin embargo, el escenario cambió debido a que los salarios chinos se cuadruplicaron desde que el país se unió a la Organización Mundial de Comercio en 2001. 

Mientras que la nación asiática se posiciona como un parque industrial sofisticado y una gran exportadora de efectivo -con inversiones directas en el extranjero y proyecciones de crecimiento del 15%, equivalentes a US$90 mil millones de dólares en 2013-, México toma la delantera en la industria manufacturera. 

Así, la manufactura nacional ofrece a los productores importantes ventajas competitivas: su cercanía con los Estados Unidos, el más grande consumidor del mundo; exportaciones libres de tarifas gracias al Tratado de Libre Comercio de América del Norte firmado en 1994, y una unión comercial (la Alianza del Pacífico) que lo liga directamente con países clave de América Latina. Esto, sin duda, coloca a México en una posición privilegiada. 

Frente a un ambiente de negocios de estas dimensiones, las organizaciones mexicanas deben estar preparadas para la comercialización internacional. Desde instituciones financieras con presencia en otros países, hasta el manejo de divisas, y marcos legales y regulatorios, todo debe contemplarse. Por eso, es vital que cuenten con aliados estratégicos conocedores del quehacer económico internacional.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×