2013, el año de los acuerdos

-
HSBC  (Foto: Getty)

Luego de 16 viajes durante 2013 que realizara el presidente Enrique Peña Nieto por el mundo, más el recibimiento de nueve mandatarios extranjeros más 105 encuentros con 58 jefes de estado, 10 titulares de organismos internacionales y dos jefes de gobierno subnacionales, hoy México tiene las puertas abiertas a un mercado compuesto por 55% de la población mundial y 89% del Producto Interno Bruto, también mundial.

Y si de hacer un recuento se trata, habrá que recordar los avances en materia de comercio exterior derivados de las negociaciones del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés). Este significa para el país casi 40% del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo y 30% del comercio internacional. De concretar acuerdos -y según predicciones de la Secretaría de Economía- en cinco años las exportaciones nacionales podrán incrementarse hasta 50%.

Un peldaño más proviene del bloque económico MIKTA, formado por México, Indonesia, Corea del Sur, Australia y Turquía. A partir de su coincidencia en el mercado mundial como economías emergentes, México espera lograr una comercialización de productos y servicios equitativa –propósito que podría volverse realidad gracias a la relación de dichos países como miembros del bloque G20–.

Por otra parte, a 20 años de la firma del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) entre México, Estados Unidos y Canadá, hoy sus integrantes ya comienzan a disfrutar las mieles del éxito. Y es que de acuerdo con el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior Inversión y Tecnología (COMCE), el intercambio comercial entre México y los países del norte creció 54% desde 1994 (año en que entró en vigor).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Finalmente, China se posiciona también como un destino de exportaciones de gran importancia para las empresas mexicanas luego de que el presidente Xi Jinping hiciera una visita al país. A partir de ese momento, las industrias tequilera, cárnica y manufacturera –sin olvidar, claro, la petrolera– comenzaron a activarse para así lograr nuevos clientes en mercados prácticamente nuevos.

Ante este panorama de negocios, las compañías mexicanas deben preparar sus operaciones y administración para dar pelea en nuevos territorios comerciales ávidos de productos y servicios con alto valor agregado. De ahí que resulte imporante contar con la mentoría de instituciones financieras con gran experiencia en materia de comercio exterior. El éxito en el 2014 depende directamente de qué tan global se sea al momento de cerrar negocios.

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×