México: estrella en Davos

-
mexico  (Foto: Getty)

Los representantes de los máximos organismos económicos mundiales, como el presidente y fundador del Foro Económico Mundial (WEF) Klaus Shwab, esperaron la intervención que el presidente Enrique Peña Nieto tuvo durante la 44 sesión del Foro en Davos, Suiza. El motivo: tanto México como Brasil son el reflejo de un comportamiento positivo de las economías emergentes.

En el caso mexicano destaca la Reforma Energética que fue aprobada, luego de 10 meses de negociaciones, el pasado 2013. Esto no solo le valió la curiosidad sino el reconocimiento tanto al presidente mexicano como al secretario de Hacienda, Luis Videgaray frente a más de 2,500 líderes, pensadores y personalidades públicas provenientes de 100 países. Así, las miradas de inversionistas potenciales estarán sobre México del 22 al 25 de enero.

Con la aprobación de la Reforma Energética -polémica, pues es la primera modificación desde la promulgación de la expropiación petrolera en 1938-, hoy México abre al capital extranjero los sectores petrolero, eléctrico y energético. En ese sentido, personalidades como Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI); Didier Burkhalter, presidente de la Confederación Suiza; Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, y Klaus Schwab están interesados en conocer la postura del mandatario mexicano y sus estrategias a seguir.

A partir de esta reforma, se espera lograr tres objetivos:

  1. Por cada incremento en la producción petrolera deberá reportarse un descubrimiento de nuevas reservas equivalente a esta.
  2. Incrementar la producción de crudo para pasar de 2.5 millones de barriles diarios actuales a 3.5 millones en 2025.
  3. Crecer la producción de gas natural, de 5 mil 700 millones pies cúbicos actuales a 10 mil 400 millones de pies cúbicos en 2015.

Y esto, a decir del gobierno de México, solo será posible en la medida en la que se abra paso a la inversión privada. La estrategia, según los especialistas, traerá el beneficio de la transparencia y un mayor control en la recaudación de fondos provenientes del petróleo, la electricidad y otras fuentes de energía.

Bajo el nombre La reestructuración del mundo. Consecuencias para la sociedad, la política y los negocios, el Foro Económico Mundial de este año pretende cambiar las reglas del juego económico y social luego de importantes sucesos, como la crisis de 2008 y 2009, los enfrentamientos violentos en los bloques árabe y africano, y las economías emergentes.

Ante la expectativa económica mundial, México deberá enfrentar este 2014 el reto más grande en los últimos 30 años: revertir la pérdida de productividad -misma que disminuye a una tasa anual de 0.7%-  para tener oportunidad de retener la inversión de fuera y fomentar un ambiente competitivo, capaz de ganarse un lugar protagónico a nivel mundial. De ahí que una institución financiera con amplia experiencia en negociación comercial exterior resulte pieza clave para el fortalecimiento y desarrollo de México.

Con las reformas estructurales aprobadas, se prevé que la economía de México crecerá 3.8% en 2014 y hasta 4.3% en 2015.
Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ahora ve
Colombia captura a Juan Carlos Mesa, uno de los narcotraficantes más buscados
No te pierdas
×