Un primer vistazo a la ronda cero

-
hsbc  (Foto: Getty)

Con la ya aprobada reforma energética –que conlleva cambios en los artículos constitucionales 25, 27 y 28– y de lograrse también que las 29 leyes secundarias obtengan voto a favor por parte del Congreso, tendrá lugar la llamada “ronda cero”. Esto significa que Petróleos Mexicanos (PEMEX) dispondrá de 90 días, luego de la aprobación de las leyes faltantes, para elegir los campos que explotará y cuáles dejará en manos del gobierno para su licitación.

Por lo pronto, la paraestatal hizo públicas sus intenciones de participar en la explotación de yacimientos en aguas profundas siempre y cuando cuente con el apoyo de empresas privadas. Esta práctica es recurrente en otros países, como Brasil. Y es que de acuerdo con Pedro Joaquín Coldwell, director de PEMEX, la brasileña Petrobras formó parte, con un 30% del capital, en la explotación de un yacimiento, en tanto que el 70% restante lo aportaron empresas privadas. Además, pondrá énfasis en la explotación de pozos en aguas someras.

Y ¿qué pasará con la iniciativa privada? Algunos especialistas en el sector energético señalan que empresas mexicanas que ya trabajaban como prestadoras de servicios para PEMEX tendrán la oportunidad de convertirse en exploradoras y explotadoras independientes de petróleo y gas. Nombres como Alfa, Grupo México y un par de compañías propiedad de Slim tienen grandes posibilidades de ser de las primeras petroleras independientes, pues operan en campos maduros –zonas en mar o tierra ya exploradas y explotadas previamente por PEMEX– o plataformas marinas actualmente sin problema.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los yacimientos en aguas profundas quedarán en manos de grandes empresas internacionales debido a que para su exploración y explotación se requiere de infraestructura, capital humano e inversión que la paraestatal aún no está lista para solventar. La idea es crear alianzas con las compañías más grandes del mundo y amplia experiencia a fin de lograr, en un plazo de dos años, el título de empresa del estado competitiva, productiva y sostenible.

Ante un ambiente en el que la intervención y recursos de compañías internacionales serán clave, las firmas mexicanas deben buscar la asesoría y guía de instituciones financieras que cuenten con un portafolio de soluciones robusto, que les permita operar de manera eficiente. Actualmente, hay varias opciones en el mercado; bajo esa premisa, lo recomendable es evaluar las ventajas que ofrece cada una de estas firmas y ponderar con quién se trabajará de la mejor manera.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×