Otros ganadores de la Reforma Energética

-
istock  (Foto: iStock)

Hecho: México reportó su producción más baja en petróleo de los últimos 24 años. De acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), al cerrar 2013 con 2.5 millones de barriles por día (bpd) la capacidad productiva del país se fue a pique en comparación con el desempeño que tuvo en 2004, año en que produjo 3.4 millones de bpd.

Ante un panorama poco favorecedor para el sector energético mexicano, se abre la posibilidad de mejorar la situación con la aprobación de las leyes secundarias que darán paso a la puesta en marcha de la Reforma Energética. Y es que según cálculos de la misma paraestatal, con capital privado podría revertirse el desempeño y pasar a tres millones de barriles diarios en 2018 y sostener una producción de 3.5 millones diarios o más en 2025.

Sin embargo, no solo PEMEX se beneficiará con la modificación a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales. Como parte de la Reforma Energética se propuso la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, que representará el 4.7% del Producto Interno Bruto (PIB). Estos recursos se generarán a partir de los contratos y asignaciones que se realicen en actividades de exploración y explotación del crudo mexicano.

Autoridades del Banco de México (Banxico), organismo que jugará el rol de institución fiduciaria, señaló que 60% de este podrá destinarse al mejoramiento social. Por ejemplo, 10% se destinaría a complementar el fondeo de la Pensión Universal –ingreso básico vitalicio de $580 a personas de 65 años o más, con miras a alcanzar los $1,092.00–, 10% para financiamientos de proyectos de ciencia y tecnología y 30% para inversión en proyectos petroleros e infraestructura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una figura financiera que también sería impactada de manera positiva son las Afores pues tendrían la oportunidad de diversificar el destino de sus inversiones –que al día de hoy se concentran principalmente en bonos gubernamentales (2.26%), 17.8% en deuda privada nacional y 16.7% en renta variable internacional–. Así, las Afores podrían apostarle a instrumentos como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes).

La Reforma Energética dará paso a nuevos jugadores listos para hacer negocios en México, lo que significará también modificar el ambiente de negocios internacionales. En ese sentido, las empresas mexicanas deben aliarse con instituciones financieras experimentadas en transacciones económicas en todo el mundo, sin importar idioma, marcos jurídicos y divisas.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×