BDF Nivea busca ya a sus futuros jefes

El primer lugar de las Súper Empresas 2010 desarrolla desde hoy el talento de sus empleados promesa; la firma con menos de 500 empleados tiene un director enfocado sólo a escuchar a sus trabajadores.
nivea  (Foto: Alfredo Pelcastre/Mondaphoto)
Daniela Clavijo López

Mientras muchas empresas se empeñaban en retomar durante 2009 el camino de las ventas, la mayor preocupación de Rafael Ruizesparza, director general de BDF México, era conquistar a sus más de 350 empleados.

Si bien los productos de la empresa (filial de la emblemática marca alemana de cremas Nivea, Labello y Curitas) ganaban preferencia entre los mexicanos, Ruizesparza tenía un pendiente en su agenda: crear un departamento de Recursos Humanos.

Así que hace tres años reajustó su presupuesto y contrató a un director enfocado sólo a escuchar a los empleados. Desde entonces, en los pasillos del corporativo de la colonia Vallejo, en la Ciudad de México, se abrieron consultorios médicos y canchas multiusos para practicar deportes. Además, se creó un proyecto llamado Desayunos de Confianza en donde el CEO tiene pláticas informales con todo el equipo.

BDF Nivea ocupa el primer lugar del ranking 2010 de las Súper Empresas, los lugares donde todos quieren trabajar, con menos de 500 empleados.

Este acercamiento con su gente hizo que Ruizesparza comprendiera que lo más importante era el talento de la empresa. Por ello, se tomó el tiempo para seleccionar a los mejores entre los mejores para distinguirlos e introducirlos al programa Leading for Success (Pasión por el éxito, como lo llaman).

Se trata de un concepto importado de Alemania, que busca potenciar a los empleados más talentosos para que desarrollen una carrera en la empresa. Hasta el momento, BDF México cuenta con 27 promesas que podrían ser los jefes en el futuro, incluso en alguna de las oficinas internacionales.

"Es una forma de mantenernos a todos en una competencia sana para ser siempre los mejores", asegura Karina López, quien entró al programa de talentos este año.

Todo inicia con una reunión anual en donde cada director de área elige a los miembros más destacados de su equipo. Luego, a los seleccionados se les establecen metas que varían según el área en la que se desempeñan y que se evalúan al finalizar el año.

Los incentivos del programa van desde un aumento salarial y un nuevo puesto hasta el acceso a capacitaciones especiales en México y el extranjero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Los cursos me ayudaron a aportar más a la compañía. Me siento motivado", comenta Aldo Barrientos, talento originado en el área de ventas de la empresa.

"Este tipo de prácticas en las organizaciones actuales generan un alza en el desempeño de todos los colaboradores, porque son aspiracionales", dice Benjamín Lynch, director de Capital Humano de Mercer.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×