Google lanzará Gphone, su propio celular

La entrada del buscador al negocio del hardware pondrá a la industria de cabeza; el teléfono que amenaza con destronar al iPhone será lanzado en febrero del próximo año.
El CEO Eric Schmidt consideraba a los celulares como su mejo
Michal Lev-Ram
SAN FRACISCO -

Google levantó su imperio gracias al motor de búsqueda, pero hoy explora otros caminos y trabaja discretamente en un producto: un teléfono celular; los analistas de Wall Street creen que con este nuevo negocio las acciones de la empresa podrán superar la barrera de los 700 dólares.

A tan sólo unas horas de que la empresa financiera Lehman Brothers anunciara que el llamado ‘Gphone’ sería lanzado en febrero del 2008, Google hizo pública la compra de Jaiku, una compañía de Helsinki dedicada a desarrollar software de blogging (utilizado para crear blogs) para los teléfonos móviles.

“El mundo de los móviles tiene mucho más alcance que Internet. Google considera que ése es el futuro” afirma Avi Greengart, analista en la empresa Current Analysis.

La audaz entrada de Google al mercado de los celulares promete reestructurar radicalmente esa industria inalámbrica de 127 mil millones de dólares. Para empezar, Google ha dejado claro que los teléfonos deberían ser gratuitos para los consumidores, que los ingresos deberían provenir de la publicidad y que ningún operador único debería limitar a los usuarios.

A corto plazo, el Gphone también amenaza con destronar al iPhone como la estrella de la industria inalámbrica. Google y Apple han colaborado en el pasado, pero la entrada del Gphone pondría a prueba esa estrecha relación y obligaría a Apple a convertir el iPhone en un dispositivo más abierto, alejado de los bloqueos constrictivos que hoy tiene.

Ningún portavoz de Google quiso comentar los planes de la empresa, pero no cabe duda de que el gigante del Internet tiene ambiciosos planes para el mercado de los teléfonos celulares.

En años recientes, la empresa se ha enfocado con especial ahínco en desarrollar servicios como Gmail y aplicaciones de video, mapas y buscadores para teléfonos móviles. Y todo parece indicar que Google planea pujar en la próxima subasta del espectro inalámbrico a realizarse en EU. Cabe recordar también que, en el 2006, su CEO Eric Schmidt confirmó a los analistas que Google consideraba el mercado de los teléfonos celulares como su mejor oportunidad de crecimiento.

“La clave de Google es mejorar la distribución” expresa Greengart. “Muchas de sus aplicaciones están disponibles para celulares, el problema es que el consumidor tiene que ir y descargarlas él mismo, y en muchos casos no lo hace.”

Esa es la razón por la que se especula que Google fabricará su propio dispositivo portátil para ofrecerlo a las masas. Doug Anmuth, analista del grupo Lehman, afirma que el teléfono de Google será “un auricular de bajo precio y de formas sencillas, con un sistema operativo diseñado específicamente para aplicaciones de Internet.”

Anmuth también indicó, en un estudio previo, que ya se había desarrollado un prototipo del Gphone, y que probablemente la empresa fabricante del teléfono fuera HTC Corp. de Taiwán.

El CEO de Google no ha ocultado su visión del mercado de la telefonía móvil. Incluso ha sugerido que los teléfonos deberían entregarse de manera gratuita a cambio de enviar publicidad al teléfono del usuario. Puede que los teléfonos gratis entusiasmen a los consumidores, pero también se ganarán algunos enemigos dentro de las empresas operadoras de telefonía como AT&T y  Verizon Wireless.

A pesar de todo, la incursión de Google al negocio del hardware puede ser arriesgada. La manufactura de hardware es radicalmente diferente al desarrollo de software, donde no tienen que preocuparse por inventarios, fábricas y proveedores. De allí que algunos analistas de la industria piensen que Google no entrará al negocio de la fabricación de teléfonos; en lugar de eso, pronostican que la empresa lanzará su propio sistema operativo con plataforma Linux para ofrecer funciones de búsqueda y mapas a los teléfonos celulares.

Ahora ve
No te pierdas