La doble vida de Barbie

Mattel diseñó un mundo virtual en 3D para aquellos que deseen personificar a una de estas muñec Barbie Girls ya cuenta con tres millones de usuarios a sólo cuatro meses de su existencia.
Mattel creó un mundo virtual similar al de Second Life. (Esp  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior) -

Mattel, empresa fabricante de juguetes, creó un mundo virtual similar al de Second Life (SL), plataforma virtual en 3D, dirigido a las niñas amantes de la Barbie que desean personificar a una de estas muñecas.

Barbie Girls (BG), como se denomina este mundo, con tan solo cuatro meses de existencia ya cuenta con más de tres millones de usuarios y según información de la compañía a diario se inscriben más de 50,000 personas.

El crecimiento que ha tenido la plataforma, la cual aún se encuentra en versión beta, está poniendo en riesgo a SL, creado por Linden Lab, pues según la revista Scientific American,  Barbie Girls está entre los mundos virtuales más populares del momento.

Luis Villa del Campo, experto en juegos interactivos y plataformas virtuales en The Cocktail, aseguró que este producto generó gran impacto por contar con dos ingredientes claves, el tipo de audiencia y lo que ofrece.

"Los avatares son niñas desde los cinco años de edad que pueden jugar con la muñeca más famosa de la historia, la Barbie y es esto lo que hace del sitio web todo un éxito", dijo.

Entre sus características están las de permitir la personalización de los avatares, personajes virtuales, con toda clase de ropa y artículos, también deja diseñar los ambientes del juego y los objetos.

El sitio aunque está dirigido a las niñas tiene un mecanismo de protección ideado para que no se cometan ilícitos con las menores. Una vez ingresa a la página el sistema sólo le pide que cree un alias, una clave y que suministre el correo electrónico del padre o la madre.

A este correo, Mattel le envía las reglas de juego del mundo virtual y le solicita al padre de familia que autorice o no a la menor para que cree al personaje y juegue libremente.

"Una vez que una niña se registra en la página web, puede crear un personaje virtual, diseñar su propio cuarto, comprar con los billetes B (dinero virtual) que va ganando, jugar   juegos, ver vídeos de sus películas favoritas y chatear en tiempo real con otras usuarias registradas", explicó la Barbie hostes, avatar que guía al nuevo usuario al ingresar al sitio.

Entre otras características que marcan la diferencia con Second Life, está que Barbie Girls cuenta con un filtro de palabras, lo cual hace que el chat sea apropiado para niñas e impide que los datos personales, como el nombre, teléfono y dirección, vayan a parar a manos de alguien desconocido.

"Los administradores de Barbie Girls revisan frecuentemente informes de los chats en cada entorno y ajustan los filtros de palabras según sea necesario para bloquear o permitir nuevas palabras o expresiones. Esta vigilancia se realiza únicamente con el fin de mantener un entorno seguro", afirmó la Barbie guía del lugar.

Según la anfitriona, quien se encarga de dar la bienvenida y explicar las reglas de juego, los informes de los chats no se utilizan para ninguna otra cosa, no son guardados y tampoco se almacenan datos privados de los menores.

Para el representante de Family Online Safety Institute, Stephen Belkam, aunque existan medidas preventivas por parte de la empresa creadora del mundo virtual, Barbie Girls no deja de ser un sitio web abierto a toda clase de personas que pueden hostigar a las menores.

"En el futuro este tipo de comunidades virtuales serán los lugares más visitados por los pequeños y las amistades que hagan en dichos espacios son tan importantes como las que tienen en el mundo real, por eso así el sitio cree filtros los padres siempre deben estar al lado del menor observando lo que hacen", explicó para el Excélsior en el marco del congreso de seguridad en internet, Stephen Belkam.

El sociólogo experto en educación al menor para el buen uso de la red, aclaró que todas las comunidades virtuales que están disponibles en la web crean una nueva dinámica de comportamiento entre los jóvenes de hoy y el éxito de las mismas radica en la libertad que ofrecen.

Por ahora el mundo virtual con menos restricciones es Second Life y ésta es la característica que más llama la atención de los avatares, ejemplo de ello es que en las últimas 24 horas han gastado en el metaverso un millón 219 dólares comprando accesorios, carros, tierras y edificaciones para sus personajes.

Mientras en Barbie Girls las compras de ropa y accesorios se tienen que hacer bajo la supervisión de los padres, SL subasta tierras para que los avatares comiencen a construir sus casas.

Todo esto y más está disponible para toda clase de público en los mundos virtuales.

Ahora ve
No te pierdas