Japón presenta sus robots inteligentes

Investigadores mostraron sus máquinas expertas en matemáticas y otra capaz de soltar carcajadas Simroid es un androide con sensores en los dientes que ayuda a mejorar la labor de los dentista
Este paciente robótico no sufre las visitas al dentista. (AP
TOKIO (AP) -

Un robot, experto en matemáticas, resuelve el problema del Cubo Rubik, usando manos de metal para dar vueltas al colorido juguete. Un androide panda usa sensores para detectar cuando las personas están riendo, y se une a las carcajadas. Un estudiante de odontología examina la boca de un nuevo paciente: un robot con aspecto humano que cuenta con dos relucientes filas de dientes.

Este día, Japón mostró sus nuevos desarrollos en la Exposición Internacional de Robots 2007, en la capital nipona.

El robot que sirve para entrenar dentistas, y bautizado Simroid, por ''simulator humanoid'', o simulador de aspecto humano, tiene piel y ojos que parecen de verdad, y una boca llena de dientes. Los estudiantes pueden examinar y pasar el torno por la boca. Un sensor colocado donde están los terminales nerviosos de los dientes envía un alerta, un quejido del robot, cuando el estudiante se pasa de la raya con el torno.

''¡Ay, eso duele!'' gritó una robot, cerrando sus ojos mientras el aprendiz de dentista usaba el torno. ''Ahora me siento mejor'', dijo cuando el dentista aflojó la presión.

En otro lugar el Míster Cube, de Kawasaki Heavy Industries, usó sensores de color incorporados y un par de diestras manos para resolver el acertijo del Cubo Rubik.

Pero el robot todavía no es rival para los humanos. Demora unos cinco minutos en resolver el acertijo. El récord es de 9.77 segundos.

En cuanto al panda sonriente, denominado ''Tocco-chan'', fue diseñado por miembros de la universidad Waseda. El propósito, dijeron sus creadores, es aliviar las tensiones.

Una cámara conectada con un programa de computadora analiza el rostro de una persona para detectar una sonrisa. Cuando la persona se ríe, el robot se une a su alegría lanzando carcajadas y agitando sus brazos y patas.

''Todos sabemos que la risa es buena para la salud'', dijo Saiko Hirano, estudiante de la universidad Waseda, que ayudó a desarrollar Tocco-chan. ''Este robot ayuda a reír, al compartir momentos con una persona''.

 

Ahora ve
No te pierdas