Si hablas, mejor no conduzcas

Es real, el celular y el volante no combinan, según afirma un equipo de científicos de Tennesse "el cerebro es rápido, pero no lo suficiente y no puede mezclar tareas complejas simultáneas",
Científicamente comprobado: manejar y hablar por móvil no se
Margarita Arteaga
CIUDAD DE MÉXICO -

Es real. El celular y el volante no combinan. Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Vanderbilt, en Tennessee, confirma que hablar por celular al conducir es peligroso. La razón, dicen, es que el cerebro humano no puede mezclar tareas cognoscitivas complejas simultáneas.

“Al hacer dos cosas, el cerebro es rápido, pero no lo suficiente”, dice el doctor Paul Dux en un comunicado sobre su hallazgo. “Cuando manejamos recibimos el bombardeo incesante de mensajes visuales, al tiempo que platicamos con un pasajero o hablamos por teléfono”, explica Dux.  “La gente piensa que con un auricular inalámbrico sí es seguro hablar por celular y conducir, pero no es así pues nadie puede realizar dos tareas cognoscitivas tan demandantes de manera simultánea”.

Si bien la idea de que en el cerebro  hay un cuello de botella que da paso a diversas tareas al mismo tiempo es vieja,  Dux cree que su estudio es el primero con evidencias neurológicas.

Este profesor aplicó la técnica de Imagen por Resonancias Magnéticas (MRI) al cerebro de voluntarios mientras realizaban diversas tareas. El monitoreo reveló que cuando hay áreas cerebrales activas durante dos actos que requieran concentración, se registra una concentración de sangre oxigenada desigual.

Eso prueba que la mente funciona tal como lo haría un sistema de filtración de prioridades cuando hay más de una tarea presente. “La respuesta neuronal a una segunda tarea se pospone hasta que la respuesta a la primera se completa”, agrega Dux. “Cuando uno va manejando y decide llamar a alguien por teléfono, la mente pone la tarea de conducir en pausa. Eso es muy peligroso”.

Aunque diversas legislaciones lo prohíben, lo normal es ver todo el tiempo a los conductores ‘avanzando’ mientras hablan por su aparato. En México, el Reglamento de Tránsito del DF prevé una multa de hasta 15 salarios mínimos a quien hable por el celular mientras maneja un auto. Pero la gente hace caso omiso, en una manifestación más de anarquía callejera.

Ahora ve
No te pierdas