¿Necesaria una Toshiba de 26,000 pesos?

La nueva computadora personal de Toshiba se ve muy atractiva, pero cuesta mucho dinero; es una de las primeras portátiles que opera Vista.
La nueva Tablet tiene pros y contras. (Cortesía de Toshiba)  (Foto: )

Cualquier persona que dependa de una computadora portátil para llevar a cabo su trabajo se puede emocionar al ver la Toshiba Protégé R400, una de las primeras PC que estrenan el software Vista.

La Protégé no pesa nada (menos de cuatro libras) tiene un diseño increíble, es delgada y clásica pues el chasis es colores negro y blanco, además de que es de un plástico de alto impacto. 

Una de las características inusuales es el filo del frente de la computadora. Impulsada por el nuevo sistema de notificación de Microsoft, se expone el tráfico de correos electrónicos, el calendario y demás mientras la computadora está apagada y cerrada.

La máquina se prende periódicamente para revisar el estatus de tu correo electrónico por medio de una tarjeta inalámbrica y exhibe quién mandó el correo al igual que el tema. Se puede utilizar este sistema en reuniones, mientras se viaja en coche o a la mitad de una cena con amigos. Sin embargo, el sistema de notificación activo de Microsoft no es lo mismo que un dispositivo de correo electrónico que puedes agarrar con las dos manos.

El rendimiento deja qué desear, sobre todo por el precio de la máquina. La Prtotégé navega con un procesador Intel Core Duo de 1.2 giga-hertz y tiene un CPU de sólo 80-gigabites. La batería interna dura un poco menos de tres horas, lo que es relativamente similar a la duración de todas las portátiles.

El tablero tiene teclas muy pequeñas y son muy sensibles, lo que puede causar errores accidentales.

El R400 se maneja de forma extraña cuando está en el modo Tablet. La predecesora de Toshiba, también Tablet, la M400, tenía una tira de goma por debajo que hacía más fácil el agarrar la máquina. La R400 también tiene esquinas un poco más filosas que la M400, lo que la hace un poco más incómoda para llevar de un lado a otro.

Escribir sobre la pantalla se siente como si se escribiera sobre una superficie de goma y no como un lápiz sobre un bloc.

Para muchos, esta novedosa computadora no es la solución, sobre todo si se toma en cuenta el precio que se paga por ella.

Ahora ve
No te pierdas