¿Y si falla el iPhone?

La cuenta regresiva sigue y el lanzamiento es para este viernes, pero hay quienes dudan del éxi desde la época de Alexander Graham Bell que no se prodigaba tanta atención a un teléfono.
El iPhone reemplazaría los productos que mucha gente ya tien  (Foto: )
NUEVA YORK (CNN) -

Desde la época de Alexander Graham Bell que no se prodigaba tanta atención a un teléfono.

Sin embargo, la adulación que ha rodeado al teléfono con reproductor de medios iPhone puede ser la obertura de una decepción si es que no consigue capturar una amplia cuota de mercado, dicen veteranos de la tecnología.

La prensa alimenta el frenesí por el iPhone justo antes de su lanzamiento en Estados Unidos el viernes, pero los expertos dicen que el dispositivo móvil puede fácilmente encabezar una larga lista de fracasos digitales que alguna vez se presentaron como "la gran novedad".

"Ni Dios podría diseñar un aparato que pudiera cumplir con toda las expectativas que se han creado en torno al iPhone", dijo el profesor de ciencias de la computación de la Universidad de Harvard David Platt.

Desde que se anunció su aparición en enero, más de un millón de personas le han dicho al operador de telefonía móvil y distribuidor exclusivo, AT&T, que quieren el teléfono, que cuesta hasta 600 dólares. En el período, las acciones de Apple, que lo fabrica, han subido un 35%.

El cómico estadounidense Conan O'Brien se ha burlado diciendo que es la respuesta a todas las necesidades humanas y que el rumor es que la reina de los medios Oprah Winfrey quiere uno.

"Este es el teléfono más esperado desde el de Alexander Graham Bell. Las expectativas están fuera de todo límite", dijo el analista de Jupiter Research Michael Gartenberg.

"Lo único de lo que todos quieren hablar hoy, y no sólo la gente tecnológica sino el consumidor medio, es del iPhone", añadió.

Apple probablemente venderá un montón de teléfonos el viernes, particularmente entre los fanáticos de la electrónica de consumo, que aspiran a presumir de ser de los primeros propietarios de un iPhone, dijo Gartenberg.

Pocas personas han visto realmente un iPhone, cuya principal diferencia es una pantalla de cristal suave sensible al tacto que reemplaza al teclado numérico.

El aparato permite navegar por internet, reproducir música y videos, como el iPod de Apple, además de otras funciones digitales y de hacer llamadas telefónicas.

El presidente de Apple, Steve Jobs, espera que Apple venda 10 millones de unidades en el primer año, en un mercado en que se venden alrededor de 1,000 millones de unidades cada año.

El iPhone sería el reemplazo para productos que mucha gente ya tiene, lo que forzaría a algunos usuarios a cambiar de operador de móvil o los dispositivos que tienen un teclado completo como el teléfono BlackBerry.

A diferencia de las nuevas consolas de videojuegos, los DVD de alta definición y las pantallas planas de televisión, el iPhone es una tecnología relativamente antigua en un envoltorio nuevo y atractivo.

Platt, autor de "Why Software Sucks...And What You Can Do About It" (Porque los programas apestan... y qué hacer al respecto) dice que el iPhone probablemente no estará a la altura de las expectativas del mercado.

El profesor dice que pese a su apariencia atractiva en la publicidad, el aparato está diseñado para satisfacer a ingenieros más que a consumidores normales.

"Es muy fácil enamorarse de la portada de (la revista) Playboy cuando la estás mirando", dijo Platt sobre el encantamiento con el iPhone.

"Uno puede creer que el iPhone es una caja milagrosa que resolverá todos los problemas (...) pero cuando se den cuenta de que hay que apretar cinco o seis botones para llegar a algún lado, van a comenzar a sentirse enfadados", dijo.

Ahora ve
No te pierdas