Construyendo el Mundo Wiki

Wikipedia es un sitio de Internet donde todos colaboran, pero su fundador aún construye su fort Jimmy Wales está cazando a ricos dispuestos a invertir en una nueva empresa con fines lucrativo
Jimmy Wales ahora va trás los hombres ricos.  (Foto: )
Tom McNichol

Jimmy Wales creó la enciclopedia más grande del mundo, pero no puede mantener al día su buzón electrónico. Sentado en un taxi londinense,  desplazándose de una reunión a otra, Wales conversa con nosotros.

Si su e-mail funcionara como la Wikipedia, miles de extraños leerían y editarían sus correos. En lugar de eso, tiene dificultades para encontrar los mensajes que le envían fans de Wikipedia como Peter Gabriel y Richard Branson.

“Bono se quejaba de que no respondía sus mensajes,” explica Wales “pero es porque estaban en mi carpeta del correo basura.”

¿El e-mail de Bono en la basura? Esa es una señal de que Wales está en la cima, siendo el fundador de uno de los sistemas de aplicaciones web 2.0: una enciclopedia libre generada por voluntarios que, al día de hoy, es 43 veces más grande que la Enciclopedia Británica y es vista 7 mil millones de veces cada mes.

Pero Wales no se encuentra en Londres para codearse con los ricos y famosos, tiene un reto mayor: convertir su fama cibernética en oro.

La ironía de Wikipedia es que, a pesar de haber sido fundada por un empresario experimentado, aún no hace rico a nadie. Wikipedia fue lanzada a la Red en enero del 2001, mucho antes que MySpace (2003) y YouTube (2005), pero Wales construyó su sitio sin un mecanismo que capitalizara su éxito.

De no ser un proyecto sin ánimo de lucro -libre de publicidad- Wikipedia podría generar con facilidad cientos de millones de dólares en ingresos por anuncio. Wales, un libertario confeso, pensó que la devoción de los usuarios podría aprovecharse para hacer productos como Wikipedia pero que ingresaran algunos dólares.

Así que decidió averiguarlo. En octubre de 2004 cofundó una empresa con fines lucrativos llamada Wikia al lado de Angela Beesley, una de las colaboradoras de Wikipedia que hoy cobra en Wikia. (En la nómina de la Fundación Wikimedia, que tiene a cargo la administración de la Wikipedia, sólo hay cinco empleados.)

Dos años después Wales renunció a la presidencia. En junio del año pasado contrató a Gil Penchina, inversionista y antiguo vicepresidente de eBay, como CEO de Wikia y estableció las oficinas en San Mateo, California. “No soy bueno para las funciones administrativas de la empresa,” admite Wales.

Lo que sí aporta es la visión, y la visión detrás de Wikia es muy simple: usar el modelo wiki -y los editores voluntarios más fiables de Wikipedia- para montar sitios web que sí hagan dinero. La publicidad es proporcionada por AdSense de Google, ingresos que son canalizados a Wales y sus inversores. Si esos sitios atraen una fracción de las visitas a Wikipedia (160 millones de visitas únicas mensuales), Wales podría convertirse muy pronto en millonario.

Pero en consonancia con su estilo discreto (Wales viaja en clase turista, conduce un Hyundai y le pide a las personas que no lo llamen mucho cuando está en Europa, por las elevadas tarifas para celulares) las entradas a Wikia son todavía bastante modestas.

La mayoría de sus sitios web son editados por usuarios y están dedicados a temas tan diversos como La Guerra de las Galaxias y mascotas con diabetes. Las series de culto como Perdidos, Star Trek y 24 tienen sus propios sitios en Wikia, también los juegos de computadora como Doom y Final Fantasy. Pero Wikia tiene sitios web más normales dedicados a la genealogía, viajes, dejar de fumar y campañas políticas, sin embargo ninguno tiene el perfil necesario para convertirse en una fuente de dinero.

No obstante, Wales anunció el pasado diciembe que Wikia produciría un motor de búsqueda de código abierto, una alternativa a Google. Pero a diferencia de éste, que guarda sus algoritmos de búsqueda con el mismo celo con el que Coca Cola guarda sus fórmulas, Wikia transparentará sus criterios de búsqueda e invitará a programadores externos a mejorarlos. Tal como la describe Wales, el motor de búsqueda de Wikia dependerá de la inteligencia humana para realizar lo que los algoritmos no pueden: dotar de sentido común a los resultados de una búsqueda.

La noticia de que Wikipedia rivalizaría con Google a través de un modelo de software colaborativo azuzó a la prensa especializada en la industria tecnológica. (“Jimmy Wales destruirá a Google” escribió el editor veterano R.U. Sirius.) Wales tuvo que intervenir para apaciguar el entusiasmo por un proyecto que apenas estaba planeándose y es poco probable que presente algo tangible en varios meses.

Jimmy Wales descubrió muy pronto que estaba jugando en las grandes ligas, gracias al éxito de Wikipedia. En los comienzos del proyecto enciclopedista, el sitio estaba atiborrado de errores. “Cuando lanzamos Wikipedia, la mayoría de las entradas no eran buenas” recuerda su creador. “La entrada ‘África’ decía algo así como ‘África es un continente.’ Estos pecados no nos importaron mucho durante los primeros tres años, pues podíamos arreglarlos sin que nadie lo notara.”

Pero eso cambió: “Ya no puedo hacer nada con discreción, tan pronto como mencioné el proyecto del motor de búsqueda, cientos de personas se pusieron en contacto conmigo. Aparecieron muchas personas que habían estando pensando en la manera de mejorar las búsquedas. No preví eso. Pero ahora pienso ‘Wow, el mundo estaba esperando algo como esto.’”

La fiesta de los empresarios 

El mundo está esperando las ideas de Wales en más de un sentido. En su visita a Londres realizó una serie de entrevistas para la BBC radio, compartiendo micrófono con Forest Whitaker quien, según la Wikipedia, “es un actor, productor y director de cine estadounidense” y ha sido ganador de “un Oscar, un Globo de Oro y un premio BAFTA.”

El actor es, además, un entusiasta de la Wikipedia. Whitaker declaró consultar el sitio para investigar algunos temas de sus proyectos, como el papel de Idi Amin en la película “El último rey de Escocia.”

A pesar de algunas preguntas incómodas relativas a las imprecisiones en las que caen algunas entradas de Wikipedia, la entrevista para la BBC se convirtió en una celebración, uno de los radioescuchas escribió a la estación para decir que Wikipedia “es uno de los pocos sitios que satisface el vasto potencial de Internet.”

Los esfuerzos de Wales por recaudar fondos para su nueva empresa han sido también como una fiesta. En marzo del 2006 Wikia reunió $4 millones de dólares de Bessemer Venture Partners, Omidyar Network, y una lista de patrocinadores que conforman el salón de la fama en Internet: Marc Andreessen, Reid Hoffman y Mitch Kapor.

En el otoño, Amazon.com también se unió sin revelar la cantidad, fue su fundador Jeff Bezos quien tomó la decisión. Bezos ha manifestado su admiración por el trabajo de Wales y alguna vez le dijo que le hubiera gustado tener en sus páginas el modelo colaborativo de Wikipedia.

Wikia aún no consigue la notoriedad que Amazon o la propia Wikipedia ya tienen en la Red, ni tampoco ha conseguido el retorno de inversión, pero a nadie parece preocuparle.

“Es un proyecto a largo plazo,” explica Jeremy Levine, un socio de Bessemer. Pero Wikia está cobrando velocidad, más de 30 mil personas han creado cerca de 500,000 artículos en 45 idiomas. Sumados, los sitios atraen 2.5 millones de vistas de página por día, más del tráfico que registra la página de Los Angeles Times.

El crecimiento de Wikia en vistas de página es, de hecho, mejor que el que presentaba Wikipedia cuando estaba en ese mismo estadio de desarrollo.

Aún así, Wikia no intenta crecer exponencialmente. Wales alega que pudo recaudar al menos $12 millones de dólares en fondos para Wikia, pero que prefiere ajustarse al enfoque inicial, y muestra una actitud casi arrogante con respecto al balance económico final. “Suena ridículo, pero ignoro cuánto ingresó Wikia el año pasado,” afirma.

Wikipedia se construyó con un presupuesto minúsculo. Sus ingresos proceden por entero de las donaciones de los usuarios, y la fundación que administra el sitio recibió sólo $1.5 millones de dólares en el 2006. Wikia, por el contrario, fue creada para hacer dinero. Tiene una lista de 40 empleados, y para el próximo año planean dedicar la mayor parte del tiempo a diseñar herramientas y software para el sitio, de manera que sea más sencillo para los usuarios construir comunidades wiki alrededor de sus obsesiones favoritas.

El momento eureka

Nada preparó a Wales para el lugar que hoy ocupa. Estudió una maestría en Finanzas en la Universidad de Alabama e impartió la materia en la Universidad de Indiana. Entre 1994 y el 2000 fue director de investigación en Chicago Options Associates, una firma enfocada al mercado de futuros. Apostando en las fluctuaciones de los tipos de interés y tipos de cambio, Wales hizo suficiente dinero para tomarse unos años de descanso y explorar las oportunidades que ofrecía la Red.

Su primer intento fue un portal buscador llamado Bomis, que creaba y alojaba anillos de páginas alrededor de términos populares de búsqueda –incluidos temas sólo para adultos. Luego creó Nupedia, un proyecto online de enciclopedia libre. Pero su crecimiento estuvo obstaculizado por las estrictas reglas exigidas a los colaboradores.

En un esfuerzo por salvar a Nupedia, Wales fijó su mirada en wiki, un sistema desarrollado en 1995 por el programador Ward Cunningham como la manera más rápida de construir una base de conocimientos compartidos. (“Wiki” proviene de la palabra hawaiana para “rápido.”) El programa de Cunningham permitía a los visitantes añadir, borrar y manipular el contenido sin necesidad de registrarse.

El cambio a la tecnología wiki resultó ser el gran paso que Wales necesitaba. La recién bautizada Wikipedia se lanzó el 15 de enero del 2001, y superó con rapidez a Nupedia en tamaño y atención. “Tras dos semanas de usar el modelo wiki, logramos más de lo que habíamos conseguido en dos años,” recuerda Wales.

Desde entonces Wikipedia ha devenido en uno de los sitios web más populares y reconocidos; y le ha dado nuevos bríos al adjetivo “worldwide” (mundial) de la World Wide Web: más de dos tercios de los 5.3 millones de artículos que aparecen en la Wikipedia están escritos en una lengua diferente al inglés.

El trabajo de unos pocos

Wikipedia obtiene su fama gracias a la sabiduría del público. Pero poca gente está enterada de cuán pequeño es realmente el número de sus editores. La mitad de las ediciones en inglés corresponden al trabajo de tan sólo 1,000 personas. Para Wikipedia resulta mejor atraer a ese pequeño puñado de personas obsesionadas completamente con el proyecto que explotar las habilidades de los millones que la consultan.

Este hecho plantea ciertas preguntas en torno al modelo comercial sobre el cual está basado Wikia.  ¿Y si todos ese núcleo de voluntarios colaboraban precisamente porque se trataba de un proyecto sin ánimo de lucro? ¿Contribuirán con el mismo entusiasmo en la construcción de una red de comunidades en sitios web para el enriquecimiento de Jimmy Wales & Co.? ¿Por qué un usuario al que no le pagan se tomaría la molestia de participar con un sitio en Wikia?

El CEO Penchina responde a su vez con otra pregunta: “¿Por qué la gente común juega básquetbol si sólo los jugadores de la NBA ganan dinero?” Y contesta: “La gente contribuye porque es divertido, porque desean compartir, porque es sociable o para mostrar sus conocimientos.”

La objeción, claro, es que nadie ha creado un negocio rentable de los partidos de básquetbol informales. Aún así, los usuarios de Wikia sí reciben algo a cambio de su trabajo no remunerado: se evitan el problema de instalar y mantener su propio software wiki, y se ahorran la compra de un servidor o los nombres de dominios. Wikia les ofrece, además, acceso instantáneo a una ya amplia comunidad online.

Wikia admite que no le interesa atraer colaboradores haciéndoles una oferta atractiva, como sería ofrecerles una parte de los ingresos por publicidad de sus páginas (justo lo que hará YouTube, el sitio anunció en enero que iniciará ese tipo de acuerdos con sus usuarios). La iniciativa de Wikia, OpenServing, ofrece a los titulares de sitios web alojamiento gratis y ancho de banda, con el requisito de que incluyan enlaces a Wikia. Pero el proyecto aún no levanta y Penchina admite no saber bien cómo obtendrán ingresos de él.

Aunque Wikia se queda con los ingresos provenientes de la publicidad generada por los usuarios, la empresa no es propietaria del contenido. Este punto distingue a Wikia por encima de otros sitios.

¿Por qué alguien leería el sitio Wikia sobre la serie televisiva “24” en lugar de ir a la página oficial de Fox? Wales responde: “Primero, porque nuestro sitio es más grande y tiene más información. Y lo más importante, si la serie empieza a decaer o a alguien le filtran un guión, ¿la cadena Fox permitirá que la gente hable de eso? La licencia libre de los textos Wikia limita nuestro control. Si la comunidad se molesta con nosotros, pueden dejarnos y llevarse sus contenidos. Esa honestidad sostiene nuestra relación.”

El creador de Wikia también confía en el modelo de código fuente abierto. Recurre al ejemplo de Red Hat de Linux, una empresa con ánimo de lucro creada sobre la base de un software libre de código abierto. Muchos dudaron de que Red Hat pudiera resultar un negocio rentable si se levantaba alrededor de algo tan altruista como Linux, pero se equivocaron. Los ingresos de Red Hat en el tercer trimestre fiscal del 2006 ascendieron a $105.8 millones de dólares, un crecimiento del 45% con respecto al año anterior.

“Mucha gente que trabaja software de código abierto es anticomercial, no le interesa ganar dinero con ello,” puntualiza Wales.

“Somos una empresa con fines lucrativos, pero nuestros inversores y empleados tienen igualmente un compromiso social,” explica Penchina. “Queremos probar que puedes construir un negocio sostenible sin necesidad del copyright, para servir a nuestras comunidades y permitir que se discutan temas importantes como la política,” agrega.

En efecto, hasta el día de hoy Wikia parece tener el apoyo de la comunidad de código abierto. “Convertir algo que los clientes crean en un producto útil es una poderosa propuesta comercial,” concede Marten Mickos, CEO de MySQL y desarrollador de la base de datos de código abierto usado por Wikipedia.  “Así es como trabaja Google, tú creas los sitios web y las búsquedas, y por eso los anunciantes desean mostrar sus anuncios en los sitios de Google.”

Aún en el caso de que Wikia no goce de la popularidad que tiene la enciclopedia online, puede resultar un próspero negocio. Mickos advierte “es probable que Wikia no escale tanto como Wikipedia, pero eso no presenta problemas. Si tan sólo registra una fracción del crecimiento que reporta Wikipedia, ya sería un excelente negocio.”

Imposible odiar una enciclopedia libre

Seguimos a Wales en su visita a la Escuela Londinense de Economía y Ciencias Políticas. Mientras se prepara para dar una conferencia ante un grupo de estudiantes ansiosos, uno de los profesores se dirige a él y le dice “Daré una breve introducción antes de que usted inicie, sólo un poco de información biográfica que descargué de la Wikipedia.”

Una moderada reacción de alarma aparece en el rostro de Wales. “Es mejor que lo vea antes,” advierte. La entrada de Wales en la Wikipedia contiene un error, su fecha de nacimiento. El error, que proviene de su certificado de nacimiento, es casi una broma interna entre los Wikipedianos, que se divierten reintroduciendo deliberadamente la fecha errónea a pesar de los esfuerzos de Wales por corregir el registro.

A donde quiera que vaya, Wales es cuestionado sobre la veracidad de las entradas de Wikipedia. El incidente más conocido es quizás aquella entrada del 2005 que identificaba al antiguo confidente de Rober Kennedy, John Seigenthaler, como sospechoso potencial de los asesinatos de los hermanos Kennedy. Seigenthaler acusó a Wikipedia de ser “una herramienta de búsqueda defectuosa e irresponsable.”

Sin embargo, el contenido generado por los usuarios también es corregido por ellos, y Wikipedia se las arregla para continuar prosperando a pesar de sus fallos. “La gente critica siempre a Wikipedia, pero es muy difícil odiar la idea de una enciclopedia libre. Es como odiar a los gatitos,” apunta Wales.

A pesar de sus famosos errores, actualmente Wikipedia no comete tantas incorrecciones. Los usuarios patrullan el sitio como perros guardianes, vigilando que no haya vandalismo y borrando la información que carece de fuentes. Un estudio realizado por la revista Nature reveló que un artículo científico típico publicado en Wikipedia contenía casi los mismos errores que los artículos similares aparecidos en la Enciclopedia Británica. El venerable compendio impreso, por lo demás, comete más pecados de omisión que su rival digital. Wikipedia dispone de 5.3 millones de artículos, mientras que la Británica, aún contando con sus versiones online, tiene tan sólo 120,000.

El modelo comercial de Wikia claramente elude el asunto de la veracidad. La diferencia es que la enciclopedia se basa en hechos, mientras que Wikia es un vehículo para la pasión y la opinión. Wikia también se aprovecha de los conocimientos de la gente, aunque se lee más como una guía de viajes o un sitio para fanáticos, pero esta vez Wales quiere más usuarios y menos sabiduría.

¿Rival de Google o castillos en el aire?

Está, también, el naciente motor de búsqueda de Wikia. Larry Sanger, quien ayudó a crear Wikipedia, afirma que no es la primera vez que Wales considera la idea de un motor. “Jimmy ha intentado organizar a la gente para completar una base de datos mucho antes de iniciar Wikipedia. Lo ha intentando de varias maneras, pero ninguna ha funcionado. Es posible que esta vez tampoco lo haga,” declara.

Wales reconoce que tiene que trabajar duro en esa idea, “la primera cosa que hagamos seguramente será un desastre, pero colocaremos una advertencia que diga: ‘Sí, sabemos que el resultado apesta, pero piensa si tú puedes hacerlo mejor, y luego vuelve en un par de meses’. Mi lema es “Lánzalo pronto, lánzalo con frecuencia.’ No me gusta quedarme con la versión beta”.

El concepto de que los cibernautas construyan un mejor buscador que el de Google suena, de primeras, ridículo. Pero también parecía una locura la idea de crear una gigantesca enciclopedia online basada en la buena voluntad de extraños.

“La Red llega a tantas personas que un negocio basado en la plataforma wiki puede funcionar. La gente entiende el poder de wiki,” explica Cunningham. Su afirmación parece cierta tras atestiguar la ajetreada agenda de Wales en Londres. El rey de la Wikipedia termina el día en un atestado pub sobre la calle Charing Cross, bebiendo al lado de sus editores voluntarios más importantes. La concurrencia se agita cuando llega Wales, se disparan los flashes de las cámaras, se alzan los vasos, se arremolina la gente.

Luego sucede una cosa curiosa: los wikipedianos terminan por ignorar a Wales, media docena de pequeñas discusiones se originan, como si diminutas comunidades wiki cobraran vida fuera del mundo virtual.

Esta es la ironía del mundo wiki: mientras más grande y exitoso sea, menos cabida tiene para sus fundadores. “Soy como un monarca británico, mi autoridad disminuye con el paso del tiempo,” bromea Wales.

Si Wales tiene éxito creando su reino virtual, ese vasto imperio wiki –con sitios wiki para fans, motores de búsqueda wiki, alojamiento wiki- es posible que su traviesa comparación con la realeza deje de ser una broma. Para el rey wiki, el verdadero poder reside en reunir a la gente para que ellos puedan gobernarse a sí mismos.

Ahora ve
No te pierdas