Una consola para todos

El plan de Nintendo era crear un formato de videojuego que cualquier persona pudieran jugar; Wii no apostó por juegos complicados, sino por entretener en los momentos de ocio.
Al parecer, el control del Wii ya estaba patentado. (Cortesí  (Foto: )
Luis González y González

Desde que en 2005 se presentaron las nuevas consolas de videojuegos, se dijo que la oferta de Nintendo era la más pobre, ya que tratándose de una firma icónica en la industria, no contaba con un motor gráfico poderoso o formatos de video para alta resolución. Sin embargo, Nintendo tenía algo más en la cabeza que sólo gráficos: una consola para la gente.

A diferencia de otras consolas, la Wii de Nintendo cuenta con un control inalámbrico que detecta la aceleración en tres dimensiones. Esta característica posibilita la interacción con los juegos, ya que en lugar de utilizar botones y flechas direccionales, el control remoto puede utilizarse como si realmente se tratara de una raqueta de tenis, una espada o una varita mágica.

Aunado a esto, Nintendo no apostó por juegos complicados, sino por entregas destinadas para los llamados casual gamers: aquellos que no pasan cientos de horas jugando, sino que les agrada pasar el rato con un título sencillo que los mantenga entretenidos en sus momentos de ocio. De tal suerte, niños, ancianos, amas de casa o empresarios, comenzaron a acercarse a esta consola y encontraron en ella diversión sencilla. Asimismo, la interactividad que genera ocasionó que incluso algunas personas la utilizaran para ejercitarse o perder peso.

Ahora bien, este fenómeno logró que, desde su lanzamiento, fuera reconocida en la E3 2006 (Electronic Entertainment Expo) con el premio de la crítica como el “mejor hardware”. Igualmente revistas y medios especializados como Popular Science, Game Spot o PC World lo declararon “mejor producto para el entretenimiento en el hogar”, “mejor dispositivo” y “producto más innovador de 2006”.

La excelente recepción resultó en que el 12 de septiembre pasado, el Financial Times publicara un reporte en el cual declaraba que las ventas del Wii habían superado a las del Xbox 360 y el PlayStation 3, todo basado en datos de las firmas de analistas Enterbrain en Japón, NPD Group en Estados Unidos y GfK en Alemania, quien monitorea las ventas europeas. De acuerdo con la nota, Nintendo había conseguido vender más de 9 millones de consolas, Microsoft 8.9 millones y Sony 3.7 millones. Con estos números se ubicaba en la cima del mercado de consolas, una posición que había perdido 17 años atrás cuando promocionaba el Super Nintendo.

Ahora ve
No te pierdas