Greenpeace hace robot de desechos

La asociación pro ambiental construyó un androide de ocho metros para manifestarse contra Phili los manifestantes pidieron a la firma tecnológica que se disculpara y empezara a reciclar.
Robotix Center enseña a niños de entre 6 y 12 años de edad.
ÁMSTERDAM (CNN) -

Activistas de Greenpeace colocaron un robot de ocho metros fabricado con desechos electrónicos a las puertas de una reunión de accionistas del grupo de electrónicos Philips, para protestar por la política de la firma con los productos desechados.

Los manifestantes también treparon por la fachada del hotel de Amsterdam donde tuvo lugar el encuentro y desplegaron una pancarta en la que se leía: "Philips: simplemente discúlpate y recicla".

"Philips debería asumir su responsabilidad por sus propios desechos electrónicos", dijo una portavoz de Greenpeace a Reuters Televisión.

"Philips tiene que establecer sistemas de recogida en todos los países donde coloca productos en el mercado. De esta forma, Philips puede impedir que los desechos terminen en los países en vías de desarrollo", añadió.

Greenpeace quiere que las compañías sean responsables de los productos desechados que fabrican, argumentando que eso será un incentivo para crear bienes que contengan menos material tóxico y sean más fáciles de reciclar.

Philips, cuya línea de productos incluye televisores, cepillos de dientes electrónicos, afeitadoras y reproductores musicales, argumenta que el reciclado de estos desechos no es algo que deban hacer los fabricantes en solitario.

Ahora ve
No te pierdas