Sanyo y Sharp... huele a alianza

La japonesa Sanyo le compró las pantallas LCD a su rival para usarlas en sus televisores planos las firmas están estudiando un emprendimiento conjunto para desarrollar artefactos de cocina.
Sanyo venderá las pantallas LCD de Sharp en el mercado norte

La tecnológica japonesa Sanyo Electric Co anunció el viernes que comenzó a comprar pantallas de cristal líquido (LCD) a su rival Sharp, para usarlas en los televisores de pantalla plana que vende en Norteamérica.

Además, ambas firmas están estudiando un emprendimiento conjunto para desarrollar artefactos de cocina.

Sanyo ha apostado su futuro en las baterías recargables y los paneles solares, y está intensificando su inversión en estas áreas, en medio de un flojo comportamiento de sus operaciones de electrónica para el consumo.

"Esperamos expandir nuestro negocio al tener una relación mutuamente complementaria con Sharp", dijo la portavoz de Sanyo Yuko Hosaka. "La fortaleza de Sharp en LCD es parte de ello", añadió.

Sanyo dijo que comenzó a recibir pantallas LCD de Sharp en abril, aunque también continuará comprando a otros proveedores.

Sanyo vendió aproximadamente un millón de televisores LCD en Norteamérica en el año fiscal que concluyó el 31 de marzo.

Sharp, el tercer mayor fabricante de televisores LCD del mundo tras Samsung Electronics y Sony, ha estado tratando de asegurar una fuente estable de demanda para sus pantallas LCD entre los productores rivales de televisores, mientras invierte agresivamente para aumentar la producción.

Sharp estudia gastar 3,650 millones de dólares en la construcción de una nueva planta de LCD en Japón, que está previsto que comience a operar en marzo del 2010.

Sony Corp, Toshiba Corp y Pioneer Corp han dicho que tienen pensado comprar pantallas LCD a Sharp.

Sanyo anunció el jueves que volvió a las ganancias tras cuatro años de pérdidas, ayudado por las fuertes ventas de pilas recargables y cámaras digitales, y dijo que sus utilidades debieran crecer este año con la venta de su unidad de teléfonos móviles.

Pero su negocio tradicional de electrónica para el hogar, que incluye electrodomésticos, sigue en números rojos.

Ahora ve
No te pierdas