Tecnología invisible en el futuro

Nils Müller, fundador de TrendOne, encuentra 300 innovaciones al mes y recomienda tendencias; en unos años la web será de contexto, los usuarios serán los actores y la tecnología será orgán
Para Nils Müller, su afición por el futuro está en su ADN. (
Regina Moctezuma y Alejandro Ángeles
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La tecnología no nos deshumanizará, al contrario, es la herramienta perfecta para mejorar al ser humano. Al menos así lo concibe Nils Müller, el ‘futurólogo’ que fundó y dirige TrendOne, una firma alemana especializada en predecir las próximas tendencias tecnológicas.

“El humano 2.0 es el que usa la tecnología para ser mejor, no cree que la tecnología lo va a dominar”, dice el analista, quien asegura que el rechazo a algunos avances tecnológicos se debe al miedo a lo nuevo, pues el hombre necesita de ellos para sobrevivir, sobretodo en un planeta con 15 mil millones de habitantes y donde el sufrimiento exige cambios que sólo la tecnología puede ofrecer.

Para encontrar mega tendencias se necesita de un buen instinto, pero para encontrar micro tendencias hay que tener ojos en todo el mundo, y la firma puede hacerlo. En un mes logra encontrar 300 innovaciones en industrias como salud, automotriz, aviación, medios y telecomunicaciones, entonces tiene un gran abanico de tendencias que ofrecerle a sus clientes que entonces podrán desarrollar nuevos productos para ganar el mercado, adquirir nueva tecnología y hasta inspirarse para seguir creando.

Muchas de las innovaciones más peculiares se encuentran en la web por eso, TrendOne ideó una herramienta llamada Web Checker con la que monitorea la red en busca de inventos. Su campo de acción crece sin medida pues la web 2.0 empieza a dar paso a la 3.0, donde nos convertimos en actores y jugadores de mundos virtuales, e incluso la 4.0 donde intentaremos llevar los mundos virtuales de vuelta a la realidad.

“La tendencia es que el ser humano y la tecnología se hagan uno”, dice Müller quien ve un gran potencial en el teléfono móvil, que cada vez tendrá que ser más pequeño, parte de la persona, flexible, incrustado en la ropa e inclusive al cuerpo. “Está por llegar la quinta pantalla”, dice el futurólogo, aunque no sabe con certitud cuál vaya a ser, la primera fue el cine, la segunda la televisión, la tercera la PC y la cuarta el teléfono celular.

Que una persona pueda hacer su lista de súper de manera virtual y recibir el pedido en la puerta de su casa de manera real, no está lejos de suceder, de hecho, los negocios que utilicen agentes virtuales, respaldados por agentes de carne y hueso, serán los más exitosos en los próximos años, explica el analista.

Las marcas vivirían una competencia en tiempo real gracias a la movilidad y la comunicación, pues al poco tiempo que una de ellas presente un nuevo producto ya habrán muchos más iguales, pero de otras marcas, en todo el mundo. De ahí que la innovación del futuro sea abierta y que invite al usuario a crear, por eso, la gran predicción del futurólogo es que ¡no habrán grandes compañías en el futuro! De hecho recomienda no pensar en el futuro, porque es tan rápido que cuando llegue ni cuenta nos habremos dado.

A pocos días de la llegada del iPhone a México, Müller reconoce que es un dispositivo que cambiará nuestra manera de trabajar con la tecnología, gracias a su interfase multi-tecnológica. El dispositivo de Apple es clasificando dentro de la categoría de ‘Shy Tech’, un concepto creado por TrendOne, que se refiere a la tecnología actual que es sencilla por fuera pero con una gran complejidad dentro. Después llegará la era de ‘Organic Tech’, donde los dispositivos serán cada vez más parte del ser humano.

“Nadie quiere vivir en un mundo cibernético o virtual, queremos vivir en casas en los árboles”, dice Mülls y agrega que la tecnología no le estorbará al ser humano, pues en un futuro, no tan lejano, será invisible.

Algunas innovaciones detectadas:

Concepto de reloj en la piel

Post-its inteligentes

Manejando un Mercedez con tu propio diseño

Publicidad fresca e inteligente

Ahora ve
No te pierdas