Editoriales usan Google para vender más

Las empresas han incrementado sus ventas hasta 20% digitalizando parte de los libros que venden el buscador de Internet tiene más de 1 millón de libros digitalizados y disponibles para usuari
La era digital ha dado un impulso sin precedentes al libro.
Nadia Talamantes
GUADALAJARA (CNNExpansión) -

Contrario a lo que muchos creían la era digital no ha conseguido destruir al libro, por el contrario, le ha dado un impulso sin precedentes.

Lo anterior es lo que afirman las editoriales afiliadas al programa Book Search o Búsqueda de Libros de Google, y no se refieren al e-book, sino a ese libro tradicional de lomo y solapa.

Dicho programa permite que los usuarios encuentren los títulos dentro de las búsquedas en Internet.

Las editoriales ponen a disposición de Google parte del contenido de los libros que desea mostrar, y si las obras no están en formato digital Google mismo se encarga de digitalizarlas.

De esa forma, cualquier persona puede leer parte del libro, descubrir si le interesa y dónde encontrarlo (librerías, editoriales o bibliotecas). Así, el titán de los buscadores promociona los libros globalmente de manera gratuita. ¿No es un buen acuerdo?

“La misión de Google sigue siendo la misma: organizar la información del mundo y hacerla accesible, incluso aquellos contenidos que antes no existían en línea”, afirmó el gerente de cuentas de Google para América Latina, Mark Nelson, en un panel organizado dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

“Nuestro negocio es la información, armamos todo el contenido que podemos para atraer usuarios y eso a su vez atrae anunciantes” agregó Nelson.

Para fortuna de las editoriales, los libros son un contenido que Google aprecia mucho; tan es así que la empresa de Silicon Valley ya ha digitalizado un millón de volúmenes, de los cuales más del 50% provienen de editoriales extranjeras.

Book Search, mercadeo gratuito

La experiencia de las editoriales que participan en el programa de Google es más que positiva. Así lo expresaron José María Castro (gerente de la española Siglo XXI), Ricardo Hoyos (gerente de la colombiana Norma.com) y Federico Sancho (jefe de publicaciones del IICA).

El IICA (Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola), por ejemplo, ha digitalizado a través de Google cientos de títulos y documentos para hacerlos visibles en el mundo digital.

Aunque no se trata de una editorial, el Instituto publica volúmenes que, anteriormente, sólo estaban disponibles en sus oficinas.

Sin embargo, ahora ha registrado “un aumento del 13% en sus ventas, sin hacer ningún tipo de marketing. El efecto es limpio, sólo por insertar nuestra base de datos en Google” declaró Sancho.

Las ventas de la editorial Norma también han crecido en un 20%, según dijo Ricardo Hoyos. “Todas las editoriales que vieron la era digital como una amenaza están fuera del negocio, las que lo vimos como una oportunidad, seguimos dentro. Al digitalizar los libros se les da visibilidad, sin costarnos un peso ni en mercadeo ni en publicidad” afirmó.

Por su parte, Siglo XXI ha multiplicado de igual forma sus ventas gracias al programa. “Google respondió a nuestra pregunta ¿cómo comercializarnos?, es una gran vitrina, un escaparate a nivel mundial” dijo su gerente.

Lo interesante es que, mediante las vistas a páginas y los clics, los editores han descubierto que hay demanda de muchos libros descatalogados. Y aquí también entra otra nueva tecnología: la POD (Print on demando o impresión por demanda), de manera que el público puede solicitar títulos discontinuados o agotados, sin mencionar las ventajas que esa opción supone para libreros y editoriales.

Al parecer la industria editorial ha encontrado en la tecnología la manera de llevar sus libros a todos los rincones, pero también los títulos descatalogados han encontrado la manera de volver a la vida. 

Ahora ve
No te pierdas