Los celulares envejecen en A. Latina

La crisis ha afectado la venta de celulares, al grado de que sólo 3 de cada 10 latinos lo renovarán; en México, el 43% de los usuarios comprarán uno nuevo porque les robaron el anterior, dijo TNS.
Celulares  (Foto: AP)
Regina Moctezuma G.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Mientras más asiáticos y estadounidenses siguen comprando celulares, los latinos prefieren quedarse con el que tienen debido a la crisis económica.

En Latinoamérica, sólo el 33% de los usuarios renovarán el dispositivo en los próximos seis meses, lo que significa una caída de 16% conforme al año anterior, según el estudio ‘Global Telecom Insights 2009’ de TNS, una firma de investigación de mercados.

Dentro de la región, los mexicanos son los que más cambian el celular. El 43% de los usuarios mexicanos lo renuevan porque se los robaron o lo perdieron; en Argentina y Brasil también es el indicador más alto, con 28% y 31% respectivamente.

A pesar de que las ventas serán menores, los mercados emergentes son un salvavidas para las empresas que producen teléfonos celulares, ya que la penetración aún no es grande.

En México hay 74 millones de celulares, según la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), la ventaja es que muchos de ellos son usuarios nuevos, la desventaja es que más del 90% son clientes de prepago, que no tienen un plan que les renueva el celular cada año e invertir en ellos no es prioridad en su presupuesto.

“Los usuarios más afectados son los de prepago, empero, en México hay muchos consumidores aspiracionales que están dispuestos a pagar hasta 61 dólares más a la hora de cambiar su celular”, dijo Chris Matthews, director del Sector de Tecnología de TNS.

Un estudio de Nielsen confirma lo expuesto por TNS, pues asegura que el 40% de los consumidores de tecnología a nivel mundial no renovarán sus aparatos electrónicos en 2009, debido a la recesión económica. Aunque, con tal de estar comunicados, muchos harán del cambio del celular una necesidad básica, sobretodo si los perdieron.

Sólo el 8% de los mexicanos cambiará de celular para tener lo último en tecnología. De hecho, el mercado mexicano aún no está listo para adoptar los últimos lanzamientos: sólo el 4% le da prioridad a un celular con pantalla táctil, mientras que la gran mayoría busca que sea fácil de abrir, con carátula deslizable, por ejemplo.


La esperanza muere al último
Dispositivos como el iPhone de Apple, le han dado esperanza a la telefonía móvil de mercados desarrollados como el estadounidense o el europeo, pues su oferta integral de servicios (datos de voz y de texto, Internet, reproductor de mp3, etc.) porque han hecho que más consumidores se involucren con la experiencia celular y se conviertan en usuarios leales, que inviertan en su celular a pesar de la crisis.

"El mercado más afectado será el de los celulares tradicionales, pues el de teléfonos inteligentes, al ser más pequeño, crecerá un poco más", dijo Jay Gumbiner, director de Consumo de Dispositivos Comerciales de la consultora IDC. El mercado de telefonía ya tuvo un ‘boom’ hace algunos años cuando la clase media baja de los países en desarrollo adquirieron su primer celular, pero ahora postergarán su renovación a falta de presupuesto y eso afecta el bienestar del mercado, agregó.

En México, los teléfonos inteligentes han logrado que 25% más de los consumidores de telefonía móvil entren en la categoría de usuarios ‘involucrados’, según el estudio de TNS.

En cuanto al uso de servicios móviles ha habido un leve crecimiento de 2% a nivel mundial. La actividad predilecta de los usuarios latinos es descargar ringtones y música (24%), lo que menos ha pegado es la televisión en vivo en el celular (1%) -las pantallas son muy pequeñas- y los servicios de ubicación (1%) -en Latinoamérica la tecnología GPS apenas está arrancando.

Los usuarios latinoamericanos que cuentan con Internet en sus celulares, lo utilizan primordialmente para escuchar y descargar música y para otras formas de entretenimiento. Pero hay muchos más servicios disponibles que están perdiendo clientela, el problema es que los proveedores de servicios no están ofreciendo aplicaciones económicas que enganchen al mercado masivo, según Matthews.

Dentro de todo, el mercado de telefonía móvil sigue siendo muy prometedor si se sabe aprovechar. Ahí está Apple, que tuvo la visión suficiente para buscar otros mercados antes de que la crisis ennegreciera el panorama, explica José Garcés, analista de la consultora Select.

La operadora inglesa O2, filial de la española Telefónica, es el mejor ejemplo: con la exclusiva para comercializar el iPhone en Gran Bretaña, logró aumentar sus ventas en plena recesión económica.

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×