El Internet combate al insomnio

El programa personalizado en la Red, SHUTi, da consejos para modificar los hábitos de sueño; investigadores afirman que quienes se someten al tratamiento se despiertan menos durante la noche.
CHICAGO (AP) -

Las personas con trastornos del sueño suelen recurrir a Internet para pasar la noche. Ahora un pequeño estudio revela que una terapia de nueve semanas con base en Internet puede ser eficaz para combatir el insomnio. No interviene un terapeuta humano. El programa da consejos, incluso de las horas en que conviene ir a la cama, sobre la base de las confesiones del usuario. El paciente aprende a modificar sus hábitos -por ejemplo, evitando las siestas diurnas- por medio de historias y juegos.

"Éste es un programa muy interactivo, personalizado, hecho a medida", dijo la coautora del estudio Frances Thorndike, del Sistema de Salud de la Universidad de Virginia, quien ayudó a diseñar el programa llamado "Sleep Healthy Using the Internet" (Duerma sanamente usando Internet), o SHUTi.

El programa podría ser una alternativa económica para algunos pacientes, dijo Thorndike. Adicionalmente, podría ser la única opción sin fármacos para personas que viven en zonas donde no hay especialistas, acotó.

Investigaciones previas han demostrado que la terapia cognoscitiva cara a cara puede tener resultados prolongados sin los efectos colaterales de la medicación. El programa SHUTi se basa en esa clase de terapia, que ayuda a los pacientes a cambiar las pautas de pensamiento que contribuyen a alterar el sueño.

En el estudio, publicado el lunes en Archives of General Psychiatry, los investigadores reclutaron a 45 adultos y eligieron a 22 de ellos al azar para ensayar el programa de Internet.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El grupo sometido al tratamiento se despertó menos veces y por menos tiempo durante la noche. El grupo de control no mostró variaciones. Seis meses después, el grupo de Internet conservaba las mejoras.

Los participantes eran personas de alto nivel intelectual que no padecían apneas ni problemas psiquiátricos. Convendría probar el método con un grupo más grande y diversificado para determinar cuáles pacientes se benefician más, dijo Jack Edinger, especialista en trastornos del sueño que no participó del estudio y calificó los resultados de "bastante impresionantes".

Ahora ve
Una mujer fue rescatada de entre los escombros gracias a WhatsApp
No te pierdas
×