Celular con pantalla orgánica, el futuro

Samsung y Nokia le apuestan a esta tecnología para competir con modelos de Apple y la BlackBerry; sin embargo, los altos costos aún impiden que los equipos puedan masificarse.
Nokia  (Foto: CNN)
SEUL/NUEVA YORK (CNN) -

Consumen poca energía, su calidad de imagen es mejor y se anunciaron como el futuro, pero hasta ahora, las pantallas orgánicas han languidecido en los almacenes de los fabricantes. Los aficionados a la tecnología dicen que si bien las pantallas de diodos orgánicos emisores de luz con matriz activa (AM-OLED, en sus siglas en inglés) para móviles son entre un 50% y un 80% más caras que las convencionales de cristal líquido (LCD), y su precio las ha mantenido lejos de la producción en masa, su hora podría haber llegado.

Las pantallas AM-OLED están presentándose con retraso en los teléfonos móviles inteligentes más caros, sólo ahora que los fabricantes aprovechan la tecnología para sacar ventaja en un negocio de agresiva competencia y en el que las características importan más que el precio.

Samsung Electronics, el segundo fabricante de teléfonos móviles del mundo y principal defensor de esta tecnología, tiene ocho modelos con pantallas orgánicas y prevé lanzar otros 10 hasta el final de año.

A su vez, el líder mundial del mercado, Nokia, lo ofrece en sus terminales de gama alta N85 y N86, para defenderse de rivales como la BlackBerry de Research In Motion y el iPhone de Apple en el mercado de los teléfonos inteligentes, que tienen funciones similares a las de una computadora sencilla.

"Creo que la economía de esto es, en cierto modo, irrelevante", dijo Ben Wood, analista de la empresa de investigación móvil CCS Insight.

"Es un auténtico diferenciador. Pronostico que todos los grandes fabricantes ofrecerán dispositivos con AM-OLED de aquí a 12 meses", añadió.

Costos de producción, un obstáculo

Sin embargo, hay una razón por la que las pantallas hasta ahora no han logrado despegar: son más caras de producir y el suministro está limitado a unos pocos fabricantes, principalmente a Samsung Mobile Display, que tiene el 97% del mercado.

"No tengo dudas de que crecerá a largo plazo. Pero no estoy seguro de si todos los jugadores van a seguir inmediatamente la tendencia marcada por Samsung", dijo Oh In-bum, analista de Dongbu Securities.

El atractivo de estas pantallas reside en la fina capa de materiales orgánicos que les permiten brillar por sí mismas, a diferencia del cristal líquido (LCD), lo que lleva a pantallas más delgadas que usan menos energía, responden rápidamente y tienen colores más vivos.

Los analistas esperan que los precios bajen conforme aumenta la producción, levantando el mayor obstáculo para que se adopten masivamente.

"Las tecnologías han ido avanzando a un ritmo más rápido del esperado e incluso en la crisis, los consumidores están deseando comprar productos de gama alta", dijo Kim.

Sin embargo, algunos expertos tienen expectativas más bajas, porque muchos fabricantes siguen cómodos con las pantallas LCD producidas en masa.

Vinita Jakhanwal, analista de iSuppli, calcula que los teléfonos con AM-OLED supondrán sólo un 10% de los terminales vendidos en el 2013.

"Esto sigue significando que el LCD tiene el grueso del mercado", afirmó. "Las pantallas LCD también evolucionan y están mejorando su rendimiento", añadió.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×