4 tendencias tecnológicas, en la mira

El software por Internet y los teléfonos inteligentes son algunos ejemplos, según expertos; los inversionistas que planean apostar al sector deben analizar los negocios que inician su ascenso.
blackberry-storm.jpg  (Foto: AP)
Michael V. Copeland

Las tendencias tecnológicas pueden ser fáciles de ubicar: los audífonos del iPod se volvieron omnipresentes, la gente usa "googlear" como verbo, pero las inversiones tecnológicas son difíciles. Por cada Apple y Google existen muchas compañías tecnológicas que no han logrado convertir sus innovaciones en acciones de alto desempeño.

¿Cómo elegir a los ganadores?

La clave es encontrar a las compañías mejor posicionadas para ejecutar cambios masivos en la forma en la que los consumidores y los negocios hacen uso de la tecnología.

En la década de los 90, cuando las computadoras personales se convirtieron en ganancias para compañías gigantes como Intel y Microsoft, quienes astutamente posicionaron sus procesadores y software respectivamente, los componentes esenciales se vendían virtualmente en cada PC. Dell, quien encontró una forma más eficiente para construir y distribuir máquinas, vio cómo sus acciones se elevaron: una inversión de 1,000 dólares en el fabricante de PCs, Dell, en 1990, logró un valor de 890,000 dólares al final de 1999.  

En 2000, las PCs dejaron de tener un crecimiento fuerte: las siguientes grandes tecnologías cambiaron junto con el Internet y la digitalización de la música, fotos y videos. Las acciones de Western Digital, las cuales crean discos duros para almacenar información, crecieron 887% durante la última década. Ninguna compañía explotó la dominio de Internet como lo hizo Google, cuyas acciones se han septuplicado desde su oferta inicial pública en 2004.

Varios nombres tecnológicos están comerciando cerca de su alza de 52 semanas, así que si están considerando invertir en ese sector, necesitarán ser cuidadosos sobre cuándo compran, incluso si son inversionistas a largo plazo.

Apostar a los cambios en la tecnología no es para los débiles: muchas de las compañías que están impulsando nuevas ideas son empresas cuyo desempeño de acciones puede ser volátil, o cuyos innovadores podrían ser imitados por gigantes tecnológicos más grandes y mejor establecidos.

Pero si están dispuestos a arriesgarse en una compañía que tal vez (o tal vez no) pueda convertirse en la siguiente Dell, Google o Apple, deben echar un mejor vistazo a las siguientes tendencias para los próximos diez años, y nueve compañías que podrían beneficiarse enormemente.

Software al alcance

Si preguntan a cualquier ejecutivo tecnológico corporativo, les dirá que la tendencia del futuro es el software por Internet (como servicios de correo como Gmail, de Google), en vez de aplicaciones que se instalan de forma local en computadoras y servidores propiedad de la compañía.

Los equipos tecnológicos y los jefes ejecutivos disfrutan del "software como servicio" porque no tienen que invertir en centros de información masivos, y pueden comprar o cancelar el servicio cuando sumen o despidan empleados.

Salesforce.com inició el modelo, pero otros, como IBM, Microsoft y Oracle, también buscan la forma de entregar el software por la red. También las compañías más pequeñas están aplicando el modelo de software como servicio para funciones corporativas específicas.

SuccessFactors, con base en San Mateo, California, ayuda a las compañías a asesorar objetivos de los empleados en línea. Desde que se volvió una empresa pública en noviembre de 2007, las acciones han estado en boca de todo debido a las pérdidas operativas y al impacto de la recesión. Recientemente, ha dado seguimiento a sus clientes, y sus acciones han aumentado 185% en lo que va del año.

SuccessFactors está buscando oportunidades mayores en un área llamada "software de ejecución de negocios", un nuevo conjunto de aplicaciones que une el software de desempeño de los empleados actual con las herramientas que les ayudan a lograr sus objetivos estratégicos.

La compañía cree que su oferta de software adicional aumentará su mercado atendible a 36,000 millones de dólares a nivel mundial, de los 16,000 millones de dólares con los que cuenta hoy en día. Si el servicio puede ayudar a las compañías a bajar los costos mientras los empleados se desempeñan, mejor, SuccessFactors podría superar las estimaciones del crecimiento de ganancias que la Bolsa les tiene preparadas.

El cuidado a la salud es otra zona de gran crecimiento en cuanto a la demanda de software. La tecnología de la información ha intentado con poco éxito desde hace décadas, entrar a las oficinas de los doctores y a los hospitales. Los proveedores siempre han visto a los costos como un punto disuasivo. El sistema de cuidado a la salud en Estados Unidos está por digitalizarse gracias a los 45,000 millones de dólares de financiamiento federal destinado a la tecnología de la información de la salud.

Una compañía que podría beneficiarse en AthenaHealth, la cual vende a los doctores software para automatizar los cargos y los pagos. Athena, empresa pública desde septiembre de 2007, ahora comercia a 44 veces sus ganancias, lo que la convierte en una acción bastante rica.  

Pero Athena se enfoca sabiamente en las prácticas de los médicos, un mercado muy difícil de atender, pero uno muy completo. Hay cerca de 230,000 consultorios en Estados Unidos, y los gigantes como GE y McKeeson podrían no tener la inclinación o los recursos para tocar en todas esas puertas.

Otra compañía que tiende a beneficiarse de la tendencia de software como servicio es F5 Networks, con base en Seattle. F5 vende hardware y software que aceleran el reparto de aplicaciones con base en la Web. Entre sus clientes se encuentran ocho de los mejores nueve proveedores de software. A pesar de la recesión, F5 aumentó su participación en el mercado y obtuvo ingresos netos de 23% en el año fiscal 2009. Si la economía sigue así, F5 podrá contar con 317 millones de dólares en efectivo.

El auge de los teléfonos inteligentes

Existen varias razones para invertir en Apple, pero tal vez la acción más razonable es la del iPhone. Aunque la venta de los teléfonos convencionales está lenta, los teléfonos inteligentes que pueden tener acceso a Internet van a la alza.  

Gracias a una expansión agresiva en los mercados internacionales, ahora Apple tiene 18% de la participación global en el mercado gracias a estos aparatos (después de Nokia y Research in Motion, el creador de BlackBerry), 14% arriba de su segundo trimestre en 2009. Y eso que Apple apenas va empezando.

Apple ha construido una plataforma de computación móvil que pretende hacer para los teléfonos lo que Windows de Microsoft hizo por las computadoras. Sí, sus acciones son costosas, pero las ganancias proyectan un crecimiento de 19.7% al año por los próximos cinco años. Recuerden que Apple, quien también crea computadoras personales y reproductores de música, ha encontrado la forma de superar las expectativas.

Intel, quien fue el gigante durante la era de las PCs gracias al microchip que aplicó en tantas computadoras como pudo, podría expandirse en los dispositivos móviles, pero otra compañía, Broadcom, ya tiene una posición fuerte en el mundo inalámbrico. Sus chips permiten a los teléfonos conectarse con redes inalámbricas locales (Wi-Fi y Bluetooth), reproducir videos y ofrecen navegación GPS. Los analistas esperan que Broadcon aumente sus ganancias en un 16% anual durante los próximos cinco años, cambiando el ritmo del crecimiento de ganancias en el mercado más amplio.

De hecho, los chips Broadcom han encontrado la manera de entrar a los iPhones más nuevos. Si creen que los teléfonos inteligentes representan el futuro de la tecnología de la información, Broadcom merece un vistazo más cercano.

Información por todos lados

Los consumidores y los negocios constantemente están generando cantidades enormes de información, desde videos hogareños hasta registros corporativos y de empleados. Las compañías podrán capturar, almacenar, manejar y hacer crecer el volumen de información durante la próxima década. Google, quien convierte las búsquedas de información en línea en plataformas para publicidad, es el mejor ejemplo de una compañía que toma ventaja de la tendencia. 

Pero otras compañías podrían hacer dinero en la sobrecarga de información. Informatica ayuda a los clientes corporativos grandes a clasificar las tendencias de información que surgen de sus empleados, clientes y proveedores.

La compañía de software, con base en Redwood City, California, vende servicios de integración de información que organizan información entre varias aplicaciones corporativas. Podían sincronizar las ventas de información con base en la Web con un software de manejo de clientes interno para ayudar a descifrar qué clientes están asegurando los mayores descuentos.

Aún en medio de la recesión, Informatica ha estado en buena posición últimamente, con ingresos anuales de 474 millones de dólares, 6% más que el año anterior. Las ganancias del tercer trimestre crecieron 26% año tras año.

Todo ese crecimiento, junto con poca deuda y un crecimiento en ventas de cerca de 12% en 2010, no ha sido ignorado por los inversionistas (o compradores potenciales como Oracle, Cisco e IBM). Podrían esperar para comprar, pero cuando lo hagan, aférrense a sus acciones porque el problema que Informatica atiende sólo va a empeorar.  

CommVault es otra forma de capitalizar la información. Al igual que Informatica, CommVault negocia con compañías para atender el problema de asegurar su información en sus negocios, sin importar cuáles sean las razones estratégicas o las regulaciones.

Las acciones son caras, pero los analistas esperan que sus ganancias crezcan 17% al año por los siguiente cinco años, mientras que S&P 500 proyecta un crecimiento de sólo 11% anual durante el mismo período. La compañía tiene todo a su favor, pero los analistas dicen que CommVault es una adquisición meta para las grandes compañías tecnológicas.

Electricidad inteligente

Si el futuro de nuestro ambiente va a depender cada vez más de las energías renovables del sol y del viento, y nuestros autos funcionarán con electricidad, ésta también crecerá.

Sin paneles más inteligentes, nada de esto funcionará porque no cuentan con las capacidades necesarias para monitorear su actividad. Uno de los principales problemas de utilidades es la incapacidad de predecir la demanda. Cuando esta aumenta, el sistema cae y todos quedan en completa oscuridad. Asimismo, los precios de la energía tienden a aumentar. 

EnerNOC, con base en Boston, desarrolló un software que crea un punto medio entre las utilidades y los clientes que firman acuerdos para emplear energía no esencial durante períodos altos a cambio de un pago.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Con este sistema de "respuesta a la demanda", las utilidades pueden obtener el poder que necesitan para lograr el punto alto durante las emergencias, y los usuarios recibirían un pago por su ayuda. En noviembre, más de 2,500 establecimientos firmaron con EnerNOC, colocando 3,250 mega-watts de energía bajo su administración. La compañía logro ganancias de 27 millones de dólares durante el tercer trimestre, su primer período rentable desde su fundación en 2001, con ingresos para el trimestre de 103 millones de dólares. 

El precio de sus acciones ha estado aumentado, triplicando su valor desde las bajas de noviembre. Aún así, la compañía comercia muy por debajo de los 50 dólares por acción que valía en diciembre de 2007, no mucho después de su oferta inicial pública. Los analistas creen que sus ganancias crecerán 33% por los siguientes cinco años, lo que sugiere que las acciones tienen de dónde crecer. 

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×