La feroz guerra entre las tecnológicas

Los titanes juegan a la diplomacia, una ‘doble cara’ para llevarse una tajada de 1.5 bdd de mercado; las fusiones son una de las principales armas que emplean a fin de ganar más consumidores.
tecnología  (Foto: Jupiter Images)
Jessi Hempel

A primera vista, parece que los ejecutivos que dirigen Cisco, Hewlett-Packard, IBM, Oracle, y otras firmas juegan a la diplomacia: Cisco presume de su diálogo continuo entre su CEO, John Chambers, y Sam Palmisano, presidente de IBM. También HP se jacta de su sociedad con Oracle. Y dado que medio mundo compra software, aparatos y servicios de todos estos gigantes, ellos están obligados a colaborar para que las cosas funcionen.

Pero bajo esa superficie de apretones de manos y amabilidad, los titanes están enfrascados en la estrategia de invadir los territorios del rival en un intento por llevarse una tajada de los 1.5 billones de dólares en gasto en tecnología a nivel mundial proyectados para el 2010. Y la lucha será sangrienta.

En un ambiente de bajo crecimiento (los clientes recortan gastos y cuando compran prefieren software y servicios económicos), las empresas tecnológicas están fortaleciéndose mediante la compra de nuevos negocios.

¿El objetivo? Robarse mutuamente participación del mercado prometiendo a los clientes que podrán satisfacer todas sus necesidades en un solo lugar.

La guerra

El desarrollador de software Oracle ingresará en el mundo del hardware gracias a la adquisición -por 7,400 millones de dólares- de Sun Microsystems. Una vez consumada la compra, Oracle se enfrentará a IBM, Dell y HP, que también venden servidores.

HP, cuyo negocio de PCs e impresoras no está creciendo como antes, gastó 13,900 millones de dólares en la compra de EDS, especializada en la gestión e integración de sistemas corporativos. Y justo allí se topará con su archirrival: IBM. HP además anunció planes para comprar 3Com, desarrolladora de infraestructura de redes informáticas (compitiendo con Cisco).

Cisco, por su parte, anunció planes para entrar al mercado de servidores. Dell también proyecta comprar Perot Systems por 4,000 millones de dólares y así competir con HP e IBM en servicios.  Esta última ha estado invirtiendo en software, hardware y servicios, gastando 20,000 millones de dólares en la adquisición de 90 compañías en los últimos seis años.

¿Un nuevo orden mundial?

Hay una ola de fusiones para conseguir mayor dominación en esta nueva era.

Andrew Bartels, analista para Forrester Research, describe una nueva generación de tecnología -llamada smart computing- en la cual servidores, ordenadores y redes se unirán para formar una plataforma sobre la cual desarrollar nuevas aplicaciones. Éstas no se instalarán en las máquinas de nuestra oficina, sino que se ubicarán en centros de datos y serán enviadas vía Internet a los teléfonos, laptops y otros dispositivos de los clientes.

Ante esta nueva generación de productos y servicios, los consumidores exigen más. No sólo mejores precios, sino empresas que les proporcionen todo el paquete: dispositivos, aplicaciones, conectividad y redes.

¿Beneficia esta guerra a los consumidores?

Para los usuarios, la lucha entre titanes puede repercutir en más ahorro si aplican grandes descuentos. Pero a medida que la competencia se intensifique, ¿podrán estas compañías colaborar para mantener funcionando los sistemas empresariales?

Los consumidores temen que una industria de esas dimensiones deje de lado la innovación al hacer casi imposible que los recién llegados se acerquen a los Directores de Informática. "Algunas veces las mayores innovaciones vienen de pequeñas empresas. Será difícil que se hagan un espacio en este mundo de titanes" apunta Kevin Grayling, ejecutivo de tecnologías en Kraft.

Pero también es difícil para las grandes empresas, la reciente ola de adquisiciones puede resultar problemática para compañías como Dell, EMC y Cisco, que no han podido extenderse a nuevos negocios con rapidez.

"Si ni puedes ofrecer todas las piezas juntas y facilitarle la vida al cliente, serás marginalizado" explica Frank Gens, analista en jefe de la consultora IDC.

Sin embargo, aunque nazca un triunvirato gigantesco de HP, IBM y Oracle, sus ejecutivos deben mantenerse alertas.

Las jóvenes y pequeñas empresas pueden tener problemas para competir contra los gigantes del mundo tecnológico, pero el tamaño no es importante a la hora de proveer servicios tecnológicos, lo saben especialmente estos dos magos: Amazon y Google, con abundante dinero e inteligentes ingenieros que saben cómo hacerte llegar las cosas desde Internet.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

 

 

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×