El tamaño (de tu pantalla) sí importa

Las pantallas enormes tienen su atractivo, pero no pueden sustituir al de tus dispositivos móviles; las empresas atacan distintos mercados con diversos modelos; el único límite es uno mismo.
pantalla-grande-television  (Foto: Jupiter Images)
Jessica Shambora

Incluso antes de que comenzara la recesión hace dos años, la gente hablaba de la necesidad de los estadounidenses de reducir sus gastos. Lo que esto significa para el mundo del consumo de electrónicos aún no queda claro.

La pantalla de nuestro televisor sigue creciendo y mejorando. En 2009, las pantallas medían en promedio 36 pulgadas, a diferencia de hace diez años: sólo 22 pulgadas.

Se cree que el número de pantallas plasma y LCD de más de 60 pulgadas enviadas a los vendedores crecerá de 143,000 unidades en 2008, a 345,000 en 2010, según la Asociación de Consumo de Electrónicos (CEA, por sus siglas en inglés).

Los televisores fueron uno de los temas más discutidos en el La Feria de Consumo Electrónico (Consumer Electronic Show) de Las Vegas la semana pasada. Los gigantes de la industria -Sony, Samsung y Panasonic- dieron a conocer sus pantallas con capacidad para 3D, mientras que ESPN anunció que traerá la Copa Mundial a las salas de las casas en tercera dimensión.

La televisión con acceso a la red

El mercado para las televisiones inalámbricas también aumenta. Llegarán 6.8 millones de dispositivos con Ethernet o Wi-Fi este año. El servicio de llamadas en línea Skype, está entrando en acción, haciendo posible la comunicación entre familiares y amigos en distintos lugres gracias a videoconferencias, siempre y cuando tu televisor Panasonic o LG tenga conexión a Internet, y a una cámara periférica.

Estos monstruos de alta definición en televisores llegaron gracias a avances tecnológicos, y a la baja de los precios en materiales como chips computacionales y pantallas, pero es posible que otra fuerza subversiva venga: la competencia de los monitores de computadoras.

"Los televisores también deben de crecer y ofrecer la siguiente experiencia, pues las PC's están mejorando su tamaño", comentó Ping Li, socio en la empresa de capital de riesgo Accel, que se concentra en plataformas de medios digitales.

Mientras las computadoras se vuelven el medio favorito para ver películas, programas, música y juegos, representan un reto para el predominio de los televisores (hasta que los dos dispositivos se unan para volverse una súper-televisión).

"Hace poco tiempo solíamos salir a comprar televisores de 15 o 18 pulgadas", recuerdó el economista en jefe y director de investigaciones de la CEA, Shawn DuBravac. "No más; esos tamaños ya no existen, y están siendo dominados por las computadoras de bolsillo".

¿Y computadoras de bolsillo y otras mini computadoras?

Cuando de computadoras se trata, lo más grande no es siempre lo mejor. Después de que las primeras netbooks salieran a la venta en 2007, varios predecían su fracaso. Llegaron para estabilizar una nueva categoría junto con el auge de los teléfonos inteligentes, lectores en línea como Kindle de Amazon y mini cámaras como el Flip de Cisco. La computadora compacta de Apple es el dispositivo más esperado para 2010.

DuBravac señala que, con excepción de algunos reproductores DVD portátiles, ha habido un vacío en el espectro del tamaño de las pantallas de entre 5 y 15 pulgadas. Los lectores electrónicos normalmente son de entre 6 y 10 pulgadas, mientras que las netbooks miden entre 9 y 14 pulgadas. Con 10 pulgadas, la computadora de Apple está "justo en medio de esta batalla de tamaños", explicó.

DuBravac predice que sólo habrá un ganador. "Sea cual sea el tamaño de la pantalla, hay un producto que ha hecho todo bien", refiriéndose a los televisores plasma de 55 pulgadas por un lado y las unidades GPS y teléfonos inteligentes por otro.

Lo que a estos pequeños dispositivos les falta en tamaño, lo compensan con la movilidad. Sirven perfecto en viajes, con varios servicios ingeniosos.

Pero Li, de Accel, puntualiza que no se trata de la movilidad, sino de la capacidad con la que hace llegar información a donde sea. Con las terminales miniaturizadas, podemos tener acceso a contenido y a información en el dispositivo, en la red, o desde la "nube". "Ya no estás atado a una pantalla o a un solo lugar", explicó Li.

Esta abundancia de dispositivos con pantalla en un rango de tamaños se debe a las mismas fuerzas que nos dieron mejores televisores en calidad y en tamaño: los costos bajos de los materiales, y los avances tecnológicos. El acceso constante al Internet también es un punto clave. Las barreras van cayendo una a una.

El cuerpo es el límite

"El iPhone fue el primer dispositivo que ofrecía la suficiente funcionalidad", explicó Mark Rolston, jefe creativo en la empresa de diseño de Frog Design. "Llegamos a un punto donde comenzamos a hacernos preguntas más prácticas: ¿en qué contexto las vamos a usar?, ¿qué limitantes tiene nuestro cuerpo?".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Para empezar, el teclado no va a desaparecer, adelantó Rolston. Sin importar qué tan optimistas seamos con respecto a la tecnología del futuro, si los textos tiene un lugar central en el dispositivo, teclear sigue siendo la solución más eficiente. Esto significa que el tamaño más pequeño de las computadoras (y sus pantallas) es proporcional al tamaño más reducido que tenga un teclado. Más allá de este factor humano, nuestros comportamientos individuales, y estilos de vida, definen cuáles son los dispositivos que usamos, y cómo los aprovechamos.

Incluso cuando nos estamos acercando al futuro (conectividad 4G), la capacidad de tener acceso a los medios mediante distintas plataformas y pantallas que parecen no venir de ninguna parte, depende de nuestros cuerpos, pues éste tiene la última palabra en la forma y tamaño de nuestros dispositivos. Claro que hay una excepción: el tamaño de tu televisor depende del de tu pared, y del tamaño de tu estado de cuenta.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×