Sí, Apple no es perfecta

John Gruber, uno de los mayores expertos sobre la firma, nos dice los 10 problemas de la empresa; la primera dificultad es que Steve Jobs, es tan bueno, que cuando falte no tendrá reemplazo.
apple-edificio-logo-AP.jpg  (Foto: AP)
Philip Elmer-DeWitt

El osado John Gruber, graduado en computación de la Universidad de Drexel y bloguero profesional, es tal vez el defensor mejor armado de todos los asuntos de Apple en la red. Llegó al Expo Macworld 2010 no para mostrar su apoyo a la firma sino para probar sus vulnerabilidades.

Se tomó la tarea muy en serio y dio una presentación formal el viernes pasado ante un público que escuchó sus diversas analogías con la cultura pop, desde Blancanieves hasta Toro Salvaje, pero la clave de su presentación fue un adusto recital de lo que él considera los 10 asuntos más importantes que debe atender la empresa de la manzana ahora, comenzando con la mortalidad de su cofundador y presidente ejecutivo.

A continuación, los problemas en el orden que él los presentó:

1. Steve Jobs. Como bien dice Gruber, se puede argumentar que el producto más importante de Steve Jobs, a lo que le dedicó la mayor parte de su energía desde que regresó a Apple, no es la Mac, ni el iPod, ni el iPhone, ni siquiera la iPad, sino Apple Inc: la compañía en sí. El punto negativo para la firma, según Gruber, es que se trata de una compañía exquisitamente bien organizada en torno a un hombre irremplazable. El punto positivo es que Jobs la ha estructurado para que funcione como su otra empresa, Pixar, la cual logra producir éxito tras éxito año tras año sin la necesidad de un líder famoso y carismático.

2. AT&T. Apple es una empresa que claramente cree en el dicho de que si quieres hacer las cosas bien, tienes que hacerlas tú mismo. Por eso, la gente de Cupertino sabe muy bien que dependen de un servidor cuyos servicios en ciudades como San Francisco son malos. Gruber cree que la empresa de Jobs aún no ha ido con AT&T para decirle en un tono muy Darth Vader que "nos ha fallado una vez más". Esto se debe a que la firma de telecomunicaciones necesita con tanta desesperación al iPhone que Apple puede obtener mejores negociaciones con él que las que puede lograr con Verizon. Así que esperamos la fecha en la que el jefe de operaciones de Apple, Tim Cook, diga a los analistas que la compañía ha revisado los planes de la gigante de servicios telefónicos y les dará tiempo para que arreglen los inconvenientes. Mientras eso ocurre, los problemas con su servicio están acabando con la paciencia y buena voluntad de Jobs.

3. Computadoras. Gruber cree que el futuro de las computadoras se encuentra en la iPad. "Es verdaderamente bueno". Si están sentados en un sillón y necesitan una PC, la mayoría de la gente sacará la tablet y no la MacBook Pro de Apple. Eso pone a la firma en un territorio desconocido, pues por primera vez desde que la Mac original remplazó a Apple II, tiene dos productos computacionales encimados. Aunque le tomó algunos años quedar bien enterrada, la Apple II básicamente murió el día que llegó la Mac.

4. La App Store. Hay dos tendencias que critican la tienda de aplicaciones del iPhone: la más aguda insiste en que va en la dirección equivocada, y en que debería estar haciendo lo que Google con el mercado de Android: ofrecer a los usuarios la opción de descargar aplicaciones que ya fueron aprobadas y que no están vetadas. La otra crítica alega que la empresa de Steve Jobs va en la ruta adecuada pero a toda velocidad y un poco fuera de trayectoria. Gruber teme que la primera tendencia sea tan exagerada que Apple esté ignorando incluso la segunda. Hay consolas de juegos, como la de Nintendo, cuyas aplicaciones son tan controladas como las suyas. También hay sistemas computacionales con bibliotecas de aplicaciones casi tan grandes como las del iPhone, pero nunca se vio uno tan fuertemente controlado con 150,000 aplicaciones. "¿Qué van a hacer si resulta que no es sostenible?", pregunta el bloguero.

5.  Seguridad. Microsoft se ha esforzado mucho en construir una fuerte protección en Windows 7 porque su sistema operativo está siendo atacado constantemente. Los usuarios de Apple no temen tanto por el sistema operativo X de Mac. A Gruber no le importa qué sistema operativo es intrínsecamente más seguro, pero sí teme por la lenta respuesta de Apple a sus propias vulnerabilidades públicamente conocidas. Por ejemplo, aún cuando los detalles de estos flancos débiles se dieron a conocer en septiembre, a Apple le tomó 75 días resolver una brecha en Open SSL, el sistema de códigos de fuente abierta que se supone debe proteger la información de tarjetas de crédito para que no se pierda en Internet. "Pasa una y otra vez", dice Gruber. La empresa es el último en responder cuando debería ser la primera. Entre las compañías que usan Open SSL (y cabe mencionar que Microsoft no lo hace), Apple es la mayor.

6. Mobile Me. Es estupendo para sincronizar el iPhone a la Mac, pero ¿cuál es el punto de las aplicaciones Web de Mobile Me? Si estás en tu computadora usas el correo y el calendario; si estás fuera de tu casa, se supone que usas el celular de Apple. Gruber sospecha que la firma colocó las aplicaciones en Internet porque "es lo que está de moda". Es como un imitador de Elvis que después de verlo se deja crecer las patillas.

7. Respaldos. La pérdida de información es una tragedia, y Apple es particularmente vulnerable porque, a diferencia de Google, el principal almacenamiento de sus sistemas es local. Una cápsula del tiempo es una buena idea, pero no es la solución real para toda la gente que ni siquiera sabe que deben sincronizar sus iPhones a sus Macs. "La solución real a largo plazo es estar en la nube", dice Gruber, pero eso dejaría a Apple en terreno frágil si se le compara con Google. Sabiendo lo mal que la empresa de Jobs ha manejado a Mobile Me, él duda de la capacidad de Apple para poder hacer respaldos de calidad en "la nube".

8. Apple TV. Gruber no es uno de aquellos que hablan de Apple TV como un error de Steve Jobs. Le gusta, pero dice que tiene un problema fundamental: se trata de ver películas y shows de televisión por medio de la tienda de iTunes con el resultado de que hay una peor selección en Apple TV que en cualquier tienda de videos local. Hulu es una excelente solución, pero cuando Boxee descubrió cómo proyectarla en televisión, los de Hulu se volvieron locos. Tienen "una pared muy loca en sus cabezas", explica Gruber, quien percibe a las computadoras y a la televisión como dos cosas distintas. Temen que Hulu, con el apoyo de la publicidad, llegue a la TV, pero de lo que deberían preocuparse es de que la gente pirateé su contenido de forma gratuita y pueda ver un programa sin anuncios. "No sé cómo Apple puede salir de donde está para llegar a donde debe estar si está negociando con gente así de irracional", concluye Gruber.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

9. Archirivales. Una compañía necesita rivales directos para conservar el apetito, pero cuando son lo suficientemente grandes, los rivales suelen acabarse. Un ejemplo es Microsoft. "Eran algo bueno" en aquel entonces "porque eran audaces y dispuestos a todo". Lo único nuevo que han hecho últimamente es un producto que tiene muchos rivales: el Xbox. Gruber afirma que el rival más cercano de sus teléfonos inteligentes no es Google (quien definirá en la Web si logra ser un éxito o un fracaso), sino Palm, cuyo sistema operativo WebOS es admirable. "Estoy convencido de que será bueno para nosotros, y será bueno para Apple que a Palm le vaya bien, pero no demasiado bien", dice Gruber.

10. Acerca de los créditos. Si prestan atención al "Sobre esto..." que está debajo del menú de Apple para todos sus softwares, están viendo el mismo ícono gris con el nombre y la versión del programa y algo más. Lo más significativo es que ninguno de los nombres de la gente que creó el programa aparece ahí. Esto surgió a raíz del boom del punto com, cuando a Jobs se le metió a la cabeza que los cazatalentos de Silicon Valley estaban obteniendo los nombres de los empleados de su compañía por medio de los íconos. Las películas y los shows televisivos pueden incluir los nombres de la gente que ayudó a crearlos porque los sindicatos insisten en que así se haga, pero también porque es lo correcto. Si el software es una forma de arte, y Apple así lo ve, "los artistas deberían ostentar su trabajo".

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×