Música buena, alternativa y barata

Jingle Punks ofrece un buscador que permite encontrar melodías frescas, nuevas, y accesibles en EU; esta es una solución ante los altos costos de pagar los derechos de autor de canciones populares.
jingle-punk-musica-alternativa  (Foto: Cortesía Jingle Punks)
Matt Roshkow

Al igual que muchos aspirantes a estrellas de rock, Jared Gutstadt, de 32 años, solía partir su vida a la mitad. Él tenía un trabajo editando programas de televisión para clientes como Disney, MTV y VH1, y dedicaba sus noches a lo que realmente quería hacer: música.

Eso cambió hace dos años, mientras editaba una película independiente que necesitaba una canción con una vibra al estilo Pulp Fiction. Después de horas intentando encontrar el sonido adecuado, quedó con dos opciones: podía seguir buscando entre bibliotecas enormes de melodías, un proceso exhaustivo que muy probablemente no le traería ningún resultado innovador, o podía buscar una canción popular enfrentando las fuertes cuotas asociadas a los artistas establecidos. 

Después tuvo la gran idea de crear un motor de búsqueda de sentido común, uno que pudiera usar referentes de cultura pop y adjetivos simples como "oscuro" o "retro" para ayudar a los productores de cine y televisión a encontrar las canciones adecuadas. Y ¿qué pasaría si esas canciones pertenecían a artistas emergentes rentables e interesantes?

"Me di cuenta de que sí podíamos desarrollar un sistema que sumara y organizara música de esta forma, la experiencia del usuario terminaría siendo mucho mejor que cualquier otro sistema de producción de música", dijo Gutstadt. Y así fue como nació Jingle Punks.

Gutstadt cofundó la compañía en agosto de 2008 con el programador Dan Demole, de 30 años, a quien conoció en un concierto de Black Keys. En conjunto desembolsaron 50,000 dólares y rápidamente se hicieron de su primer cliente: Sunset Lane Entertainment, que produjo la primera retransmisión en vivo de YouTube Live. Hoy, su creciente lista de clientes incluye a History Channel, YouTube, Animal Planet, TV Land, The Food Network y Bravo.

Gutstadt no dio a conocer las ganancias exactas de la empresa, pero dijo que las han duplicado cada trimestre desde que empezó. Algunos clientes pagan desde 100 dólares por usar una sola canción en transmisiones por la red. Otros pagan hasta 50,000 dólares por obtener música por toda una temporada de series de televisión.

Jingle Punks no está sola en el mercado. Otros servicios con permiso, como You Licence and Pump Audio, también están sumando música independiente para el cine y la televisión.

Pero Jingle Punks sobresale del montón, según David Weiss, cofundador y editor de SonicScoop.com, un sitio de noticias dedicado a la producción de música y sonido. Jingle Punks ofrece "un medio mucho más eficiente para repartir los bienes", un método "más intuitivo" que habla el lenguaje de los músicos y de los supervisores musicales.

Su motor de búsqueda permite a los usuarios entrar a los imprecisos parámetros sónicos ("suena como si estuviera en Starbucks") y obtener resultados de una base de datos que contiene el trabajo de cerca de 300 músicos profesionales.

La firma recientemente otorgó la música para la segunda temporada del aclamado show de Bravo, "Real Housewives of Atlanta". Según la productora ejecutiva del programa, Lauren Eskelin, Gutstadt cumplió su promesa y le dio música nueva y dinámica.

"Otras bibliotecas musicales ofrecen melodías en otras redes que escuchamos una y otra vez", dijo Eskelin. "Nosotros buscábamos un nuevo sonido para esta temporada, y él hizo hasta lo imposible por crear un conjunto de música genial".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Gutstadt espera expandir eventualmente su base de datos con canciones de disqueras importantes. Le gustaría ver a Jingle Punks convertirse en una mezcla de iTunes con Pandora con música patentada. 

No está mal para un día de trabajo.

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×