Obama, el ‘amigo’ de la tecnología

El presidente estadounidense es seguido por ocho millones en Facebook y 3.5 millones de Twitter; creó una división de ‘Nuevos Medios’ en su Gobierno para sacar provecho a las nuevas tecnologías.
obama tecnologia internet rt.jpg  (Foto: CNN)
WASHINGTON (Notimex) -

Las redes sociales y la tecnología que ayudaron a Barack Obama a llegar a la Casa Blanca, se han consolidado como una herramienta más de su Gobierno, para tener contacto directo con el público, hacer política y corregir a sus enemigos.

Obama, el primer presidente estadounidense que hizo de la tecnología parte de su estilo de vida, incluido su inseparable Blackberry, es seguido todos los días por ocho millones de cibernautas en Facebook y 3.5 millones en Twitter, convirtiéndolo así en la figura más vista y leída cibernéticamente.

Por comparación, el jerarca de la iglesia católica, el Papa Benedicto XVI tiene 106,000 seguidores terrenales en Facebook, mientras que la estrella irlandesa del rock Bono, del aclamado grupo U2, no llega a 100,000.

"Para nosotros las redes sociales y las nuevas tecnologías son una herramienta para que la gente esté actualizada y en contacto con la administración. Definitivamente (son una herramienta de gobierno)", dijo el portavoz presidencial hispano Luis Miranda.

El primer mensaje del Estado de la Unión de Obama fue por ejemplo observado por 1.3 millones de cibernautas y otros 50,000 adicionales participaron poco después en un foro de diálogo interactivo, los llamados "chats" con altos funcionarios del Gobierno.

Desde el primer día de su presidencia había quedado claro que Obama sería el primer presidente de la era virtual. Más de 25 millones siguieron su toma de posesión por Internet en CNN, otros 18 millones en NBC y 3.8 millones vía la Casa Blanca, y 38 millones por televisión.

Obama tiene de hecho una división de "Nuevos Medios" de la oficina de Comunicación de la Casa Blanca, la cual opera el universo crecientes de mensajes cibernéticos: su agenda fotográfica en Flickr, videos oficiales en Vimeo, mensajes semanales en YouTube y discursos en iTunes.

Y es que más allá del uso de las nuevas tecnologías como un vehículo para cumplir su promesa de hacer la Casa Blanca transparente y accesible al público, le han permitido contrarrestar lo que su equipo considera como desinformación diseminada por sus opositores.

Durante el reciente debate de la reforma de salud, la Casa Blanca desplegó su creciente músculo cibernético para desmentir los "mitos" diseminados por los críticos de la reforma sanitaria y presentar la "realidad" de los cambios propuestos por Obama y los demócratas.

"Había mucha información incorrecta", explica Miranda. "Lo que hicimos fue lanzar un sitio para servir como un recurso (informativo) sobre cuáles son los mitos y realidades que hay en la ley ... usamos la Internet para dejar las cosas en claro".

La reforma de salud fue finalmente promulgada con abrumador apoyo demócrata y mínimo respaldo conservador, pero los opositores de la reforma, incluido el senador John McCain, quien perdió la presidencia frente a Obama en 2008, usaron Internet para criticar el plan presidencial.

McCain -un prolífico usuario de Twitter, la red de mensajes instantáneos cortos y quien es leído por 3.5 millones de cibernautas- escribió a sus seguidores que la reforma era una "!apropiación gubernamental del cuidado de la salud!" Además usó varios foros para criticar la reforma.

El senador republicano de Arizona no está sólo en su uso de Internet. Casi 200 de los 435 representantes y de los 100 senadores utilizan Twitter, aunque no todos los mensajes son políticos, toda vez que muchos legisladores ventilan hasta su vida personal.

Para la administración Obama las redes sociales juegan sin embargo un papel estratégico, incluido su contacto con la comunidad hispano parlante de Estados Unidos a través de su "Blog de la Casa Blanca en Español", que incluye videos y traducciones de sus discursos.

Miranda sostiene que la Casa Blanca está siempre atenta a nuevas oportunidades para el uso de la tecnología como vehículo de acercamiento con el público y para hacer accesible la información presidencial.

La Casa Blanca desarrolló, por ejemplo, una aplicación especial (app) para el popular teléfono iPhone de Apple y el iPod Touch, que en conjunto son empleados por 85 millones de usuarios en 90 países. Una de sus mayores características es que envía video en tiempo real.

"La aplicación de la Casa Blanca provee contenido dinámico de la Casa Blanca en la palma de tu mano", reza el promocional oficial.

Además en breve estará lista una versión electrónica portátil de la Casa Blanca en "mobile.whitehouse.gov", una adaptación diseñada para el resto de teléfonos celulares con acceso a Internet, que permitirá acceso móvil completo a la información del presidente.

Obama no fue el primero en usar Internet con fines políticos, pero elevó el uso de las nuevas tecnologías a la categoría de un arte, según expertos. Ahora parece estar capitalizando ese talento para que las redes sociales conozcan de primera mano su ambiciosa agenda de cambio.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Hasta el momento, el presidente estadounidense no se ha desprendido de su inseparable Blackberry, una versión especial con decodificación sofisticada, al considerarla una herramienta que le permite mantenerse en contacto permanente

 

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×