La nube, el fin del reinado de Microsoft

La fabricante de software parece destinada a quedar fuera de la ola de innovación tecnológica; ha dejado escapar la oportunidad de competir y liderar en la llamada computación en nube.
microsoft nube ji.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Marc Benioff

A medida que las aplicaciones migran a Internet, el viejo modelo del gigante del software parece cada día más obsoleto.

La capitalización de mercado de Apple está por superar al valor de mercado de Microsoft, ¿no supone eso un cambio enorme con respecto a una década atrás?

Lo anterior se me presentó claramente cuando invité a la célebre profeta de Morgan Stanley, Mary Meeker, a hablar ante mi equipo directivo sobre su más reciente publicación "The Mobile Internet Report." Mary hizo un trabajo estupendo refiriendo los avances más importantes en el mercado de la tecnología, de 400 millones de usuarios de Facebook a 75 millones de iPhones a 4,000 millones de aplicaciones descargadas en la Appstore.

Lo que me pareció más importante no fue tanto lo que incluyó sino lo que omitió en esa enumeración. Cuando terminó su exposición e iniciamos la sesión de preguntas, le dije que en toda su presentación prospectiva no mencionó ni una sola vez a Microsoft. Yo he pasado toda mi vida profesional viendo a Microsoft como un Goliat inminente, esperando (y esperando) a que se pasara a la nube y ofreciera un producto que todos los clientes de la competencia querrían (cosa que no ha sucedido).

Luego bromeé con mis colegas sobre uno de los nuevos anuncios de Microsoft, donde aparece una mujer francesa diciendo "Yo soy una PC, y Windows 7 es mi idea. Mi PC solía ‘colapsarse' todo el tiempo, y le pedí a Microsoft que ya no pasara más." No entiendo esta campaña publicitaria, pero lo que más me desconcierta es que la usuaria no pidiera ninguna otra innovación. ¿Cómo es posible? ¿Cómo puede conformarse? ¿Cómo puede creer Microsoft que esto es lo que más quieren sus clientes?

Los clientes de hoy quieren mucho más. A diferencia del estancamiento de la innovación en Microsoft, Apple nos la entrega a raudales. Apple transformó un reproductor de música y modificó la forma en que usamos la Red, ellos dominan el actual paradigma móvil. Facebook (actualmente la aplicación más popular de Internet) también está entrenando a los futuros usuarios de la computación en nube, en poco tiempo logrará que 1,000 millones de personas usen esta nueva forma de comunicación. Todo lo que rodea a Facebook, su aplicación, el ecosistema, los datos y metadatos de los usuarios está en la nube. Se trata de una aplicación 100% exclusiva para Internet. Y lo más importante, nada de su contenido está escrito con software de Microsoft.

El éxito de Facebook, así como la aparición de otras nuevas tecnologías como YouTube, dispositivos como el iPhone y el iPad y modelos como el ‘cloud computing' o la computación en nube son el ejemplo de un enorme cambio en la informática, y será más radical de lo que hemos visto jamás. Es la naturaleza fundamental de la industria computacional, en la cual cada 10 años aparece un nuevo paradigma. Desde los servidores (en los 70s) a las minicomputadoras (en los ochenta) a las PCs y las LANs (en los noventa) al Internet de escritorio (la Nube 1, en los 2000) al Internet móvil (la Nube 2, en 2010 y años siguientes), lo único constante en la industria es el cambio. Y ningún individuo o empresa puede escapar de eso.

Mientras intentamos seguir el ritmo de estos cambios, tenemos sólo dos opciones: innovar o morir. Microsoft (como antes hicieron DEC e IBM) ha mantenido durante mucho tiempo su modelo Windows, creyendo que era permanente en una industria donde nada permanece. Pero le fallaron los cálculos. Google fue más astuto que Microsoft y dominó el paradigma de Internet. Ahora Apple es el ganador y domina el nuevo paradigma móvil.

Estamos totalmente sumergidos en el mundo de la Nube 2, los teléfonos inteligentes con aplicaciones han reemplazado a las computadoras. Somos móviles. Ya no clicamos, ahora tocamos pantallas. Sabemos más sobre nuestros amigos que sobre nuestros empleados o familiares. Facebook, Apple y una nueva generación de tecnologías determinan nuestras experiencias cotidianas. El viejo modelo luce cada vez más obsoleto mientras intenta ofrecer actualizaciones que no innovan, sólo evitan que la computadora se ‘colapse'.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

La forma en que vivimos ha cambiado para siempre. Los empleados que contratamos son más productivos en casa que en la oficina, armados con toda esa tecnología. El alcance del nuevo paradigma crece a medida que industrias completas, como las comunicaciones, la música, la educación, se transforman.

Como presidente ejecutivo de salesforce.com pienso constantemente en maneras de transformar nuestra empresa, la base de cliente y el ecosistema para estar a la altura de la era moderna. No es fácil. ¿Nos quedamos en la Nube 1 viendo cómo nuestros competidores se quedan estancados en el paradigma de la PC? ¿Nos esforzamos por adelantarnos con la nueva tecnología y los nuevos productos, anticipándonos al nuevo paradigma? Eso último es lo que intento, por eso pongo todos mis recursos en un nuevo servicio llamado Chatter, que ofrece una nueva forma de colaborar con las personas en el trabajo. Hay que apostar a lo grande para ganar a lo grande.

Ahora ve
Este video viral puede ser el primero en ganar una nominación al Oscar
No te pierdas
×