Ask.com: a la ‘búsqueda’ del Santo Grial

El pequeño buscador iniciará una empresa en la cual ya fallaron Google y Yahoo: la respuesta humana; la firma quiere separarse de los gigantes de búsqueda poniendo una persona detrás de la red.
ask comunidad pregunta competencia google yahoo  (Foto: Especial)
David Goldman
NUEVA YORK -

Durante años, Ask.com ha sido arrollada en la guerra de los motores de búsqueda. Rezagada detrás de Google, Yahoo y Bing de Microsoft, su cuota de mercado es de solamente 3.6%, según estima el sitio de medición online ComScore.

Pero el mercado de las búsquedas es tan vasto que acaparar una minúscula porción es suficiente para que Ask.com sea la sexta mayor propiedad web del mundo. De acuerdo a ComScore, el sitio atrae a más de 90 millones de visitantes únicos al mes.

Para quitarle visitantes al monstruo de Google y construir su cuota de mercado, Ask.com decidió volver a sus raíces. El sitio ha recuperado la misión que adoptó cuando comenzó a operar en 1996: responder a las preguntas que los usuarios formulan de forma natural y cotidiana. Pero para realizarlo, la empresa hará algo extraño en el complejo y automatizado mundo de los algoritmos de búsqueda.

Ask.com confiará en humanos para resolver las peguntas de las personas. 

A partir de este martes, mediante la nueva herramienta "Ask the Community" (Pregunta a la Comunidad), los usuarios podrán formular preguntas a un grupo de autoproclamados ‘expertos' en una amplia variedad de materias. Las respuestas se enviarán por correo electrónico y Ask.com cree que el tiempo de espera será menor a 10 minutos. Una vez que las respuestas lleguen, aparecerán también en la Red para ser vistas por otros.

Para arrancar la Comunidad y resolver las dudas, Ask.com empleará a algunos cientos de personas, con la esperanza de que luego sean voluntarios los que asuman la mayor carga. La idea es ingeniosa, y Ask.com no es el primero en aplicarla. La red está llena de intentos fallidos.

WikiAnswers es el sitio web más grande con esa dinámica, pero la gran mayoría de las preguntas allí planteadas queda sin respuesta. Google también intentó pagar a investigadores para responder a las consultas, pero tras cinco años de experimentar con Google Answers, cerró el proyecto en 2006.

Yahoo Answers y Askville de Amazon.com también lo han intentado, probando y descartando estrategias para mejorar la calidad de las respuestas que ofrecen.

El santo grial

¿Por qué entonces Ask.com, adquirido por el conglomerado digital IAC en 2005, cree que puede tener éxito donde otros han fracasado?

Porque ya cuenta con una ventaja: 30% del tráfico del sitio viene bajo la forma de preguntas anotadas en la barra de búsqueda del sitio, explica Doug Leeds, presidente de Ask.com. Su teoría es que las personas primero acuden a Google y a otros sitios para buscar con palabras clave, pero si no encuentran respuesta, entonces van a Ask.com.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Google y otros buscadores han denominado "el santo grial" a la habilidad de entender la semántica y responder preguntas en la búsqueda en línea. Leeds prevé que la empresa que lo consiga valdrá "miles de millones de dólares," pero añade que es imposible que las computadoras respondan jamás como lo harían los humanos.

Si Ask.com puede encontrar ese santo grial, hallará también la respuesta a su modelo de negocio y a la pregunta que Silicon Valley ha planteado desde hace una década: ¿puede un motor de búsqueda superar a Google?

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×