Dell ¿gana con la salida del CEO de HP?

Tras la partida de Mark Hurd como CEO de Hewlett-Packard, su competidor podrá recuperar terreno; la firma de Michael Dell ha sufrido problemas desde 2005. Ahora le tocó a su competidor.
Dell  (Foto: AP)
David Goldman
NUEVA YORK -

Si hay alguna persona feliz por la partida del presidente ejecutivo de Hewlett-Packard (HP), Mark Hurd, ese es Michael Dell. Desde que Hurd asumió la dirección de HP en abril de 2005, ambas empresas tecnológicas han recorrido caminos diferentes.

En los últimos cinco años Dell ha estado rodeado de problemas legales, quejas por un deficiente servicio al cliente y falta de preparación para el competitivo panorama actual. Las acciones de Dell se cotizan hoy a 13 dólares, una tercera parte del precio que tenían cuando Hurd ocupó la presidencia de HP.

Entretanto, HP no sólo superó a Dell en el mercado de las computadoras personales, también se consolidó como la mayor empresa tecnológica en términos de ingresos. Asimismo, el valor de sus acciones se duplicó durante el mandato de Hurd.

Pero ahora que Hurd se fue, ¿podrá Dell capitalizar el hecho de que su principal rival atraviesa un estado de confusión?

Mark Margevicius, analista de la firma de investigación Gartner, opina que Dell primero tiene que arreglar sus propios negocios. La empresa tiene mucha tarea pendiente, pues de acuerdo a Forrester Research, a principios de año los consumidores ubicaron a Dell en el último lugar en la clasificación de fabricantes de computadoras.

Y no es sólo en el rubro de servicio al cliente en donde HP ha superado a Dell: Margevicius indica que HP triunfó sobre su rival en la gestión de la cadena de distribución, mejorando su red de vendedores y ofreciendo un portafolio de PC más diverso.

Este último punto es quizás el más importante. Lo que más ha afectado a Dell en estos años ha sido su incapacidad para capitalizar la creciente demanda de laptops y netbooks.

El negocio de Dell depende en gran parte de las empresas que compran computadoras de escritorio, pero la fatal combinación del ruinoso sistema operativo Windows Vista (de Microsoft) y la recesión económica disminuyeron esas ventas. A diferencia de Dell, HP ofreció una amplia variedad de ordenadores a los clientes, que podían ir a cualquier tienda minorista y elegir la que más les gustara.

Sin embargo, esa tendencia parece estar cambiando: la mejora en la economía y las buenas críticas que ha recibido el Windows 7 han derivado en que muchas empresas comiencen a renovar su flota de computadoras. Ese cambio, en última instancia, debería beneficiar a Dell y perjudicar a HP. De hecho, la brecha en la cuota de mercado de PC entre Dell y HP se ha reducido en los últimos trimestres.

Para Kevin Hunt, analista de Hapoalim Securities, era poco lo que Hurd podía hacer para revertir esa tendencia, y Dell debe aprovechar la crisis que atraviesa HP para ganar más cuota de mercado. Lo que favorecería las ventas y ganancias de Dell, así como el precio de sus acciones.  "Desde el punto de vista bursátil, Dell luce más atractiva que HP ahora que Hurd se fue" indica Hunt.

Pero otros aconsejan a los inversionistas no exagerar el impacto de la salida de Hurd ni subestimar las capacidades del personal de HP.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Todd Bradley, jefe de la división de PC en HP por los últimos tres años, aparece como uno de los candidatos que encabezan la lista para reemplazar a Hurd. Durante su gestión, HP ha vendido 52 millones de computadoras más que Dell, según datos de Gartner. Por lo que Dell no estará muy feliz de escuchar el nombre de Bradley entre los que se barajan para la presidencia de su competidor.

 grafica-291.jpg

Ahora ve
Estos drones predicen y mejoran la producción agrícola
No te pierdas
×