El ejecutivo ‘incómodo’ de Apple

Ronald D. Sugar llega a la firma luego de protagonizar un escándalo corporativo en Northrop Grumman; en 2005 lideró la construcción de infraestructura computacional que a la fecha presenta fallas.
apple  (Foto: CNN)
Philip Elmer-DeWitt

El nuevo directivo de Apple llega con una mancha en su historial. Ronald D. Sugar, quien se incorporó el miércoles al consejo directivo de Apple, presidía y dirigía al gigante de empresas aeroespaciales Northrop Grumman en 2005, cuando el conglomerado venció a IBM en una puja por reconstruir completamente la infraestructura computacional del estado de Virginia. 

El contrato (hoy valuado en 2,400 millones de dólares, el mayor en la historia del estado) cubría todo: ordenadores centrales, servidores, computadoras de escritorio, portátiles, redes de voz y datos, sistemas operativos, correo electrónico, seguridad, asistencia técnica.

Era la joya de la corona que le faltaba a Sugar para que Northrop ampliara su negocio de servicios informáticos, cuyos ingresos han crecido 24% desde entonces, y encarnó el símbolo de los beneficios que traía la colaboración entre el sector público y el privado.

Pero para las personas de Virginia, el acuerdo ha sido una pesadilla, con costos excedidos, plazos de entrega incumplidos, brechas de seguridad y servicios deficientes.

Una auditoría legislativa en octubre de 2009 reveló problemas en casi todos los departamentos estatales que emplean una computadora: una prisión que se quedó durante horas sin teléfono, un departamento de policía sin acceso a Internet por días, computadoras que se colapsaron en la oficina de tránsito; y en abril de 2009, un hacker entró a la base de datos estatal que monitorea medicamentos, robó el historial de 8 millones de pacientes y 35 millones de recetas médicas, exigiendo el pago de 10 millones de dólares por los datos.

Y eso ocurrió antes del peor incidente: en agosto pasado, nueve meses después de que Sugar dejara la empresa, una unidad de almacenamiento colapsó en una bodega en Richmond y 26 de las 86 dependencias públicas de Virginia se quedaron sin servicio de computadoras hasta por ocho días. Fue el peor desastre informático en la historia del estado. Las consecuencias fueron enumeradas por el Washington Post:. 

- 45,000 personas no pudieron renovar su licencia de conducir

- La recaudadora de impuestos no pudo aplicar devoluciones ni embargos

- El departamento de justicia juvenil no pudo liberar reclusos

- El departamento de servicios a veteranos, que gestiona dos centros de salud y dos cementerios, no pudo pagar sus facturas

- Los empleados de servicio social tuvieron que trabajar horas extra para entregar vales de comida y subsidios a 380,000 residentes.

El servicio finalmente se restableció, pero los problemas continúan. El pasado viernes ocurrió otro apagón que dejó inhabilitadas computadoras de varias dependencias. Tránsito no pudo procesar licencias durante una hora.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El sistema, de acuerdo con Marcella Williamson, una portavoz de la Agencia de Tecnologías de la Información de Virginia, está construido por hardware de  Hewlett-Packard y software de Microsoft. "Usamos todos los paquetes Microsoft. Exchange, SharePoint, Microsoft Office, servidores SQL y .Net", explicó a Fortune.

"No son computadoras Apple, eso sí te lo puedo decir", declaró Williamson.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×