Apple y Google se unen a favor de HTML5

Ninguna de las dos firmas puede comprar el lenguaje, pero se pueden ver en desventaja frente a él; la estrategia de ambas firmas tecnológicas es apoyar al sistema y tratar de utilizarlo a su favor.
youtube  (Foto: Fortune)
JP Mangalindan

Los dos gigantes tecnológicos precisan defenderse de sus rivales para proteger su floreciente negocio de las aplicaciones. ¿Entonces por qué eligieron ambos el estándar abierto como arma?  Mucho se ha hablado del lenguaje básico HTML5, sus pros, contras y avances, pero una inquietante pregunta sigue en el aire. ¿Qué ganan Google y Apple, dos prósperas compañías en ventas e ingresos, al respaldar un estándar abierto disponible para todos de forma gratuita?

Ninguna puede apropiárselo, ni puede capitalizarlo. Y peor, HTML5 podría allanar el camino para que las aplicaciones basadas en web terminen dominando sobre las aplicaciones nativas. Una verdadera preocupación para Apple que, según estimaciones de Gartner, podría ingresar en 2010 4,500 millones de dólares sólo de su negocio de aplicaciones. 

Pese a ello, o quizás curiosamente  por ello, algunos analistas y desarrolladores creen que Google y Apple al final le sacarán provecho al auge de HTML. La pregunta es, ¿cómo? 

Google creará su propio ecosistema:  

Google ha mostrado abiertamente su afinidad por HTML5. YouTube ofrece una estupenda aplicación móvil en HTML5, y esta semana se espera que la tienda online de Chrome OS venda aplicaciones Google basadas en HTML5. 

Como Apple, Google no puede hacer dinero directamente del HTML5, pero al apoyarlo, aumenta la posibilidad de que el software se desarrolle con herramientas basadas en web (léase HTML5). Y como bien sabe Google, las aplicaciones de Internet constituyen ya el núcleo de su modelo de negocios: Gmail, Docs, Maps, etcétera. En términos generales, todo lo que esté basado en web le da a Google la oportunidad de hacer lo que mejor sabe: ofrecer más productos basados en la nube. 

Para que esos productos sean cada vez más competitivos, Google necesitará inevitablemente una mejor funcionalidad entre los navegadores web. Si la funcionalidad no es consistente entre los navegadores, para Google será más difícil innovar. Trabajar con HTML5 como estándar web significa que todos los  navegadores implementarán las funciones del producto de Google casi de la misma forma. Los productos se desarrollarán más rápido y, a la larga, Google conformará un ecosistema de desarrolladores (y usuarios) vinculados automáticamente a sus aplicaciones. 

"Es una forma de sacar a la gente del ecosistema Microsoft, e incluso hasta cierto punto, de sacarlos del ecosistema de IBM y Oracle para traerlos a su ecosistema" explica Jeffrey Hammond, analista de Forrester. 

Apple elimina el monopolio:

Para Apple, preservar la experiencia del usuario es lo más importante, pero hay otras formas menos obvias en las que HTML5 puede ser provechoso. Hay quien dice que Apple realmente no gana nada al apoyar algo que no es de su propiedad, pero pensémoslo de este modo: si Apple no puede apropiárselo, al menos ninguna otra empresa puede, ni Google, ni Microsoft, ni Adobe. 

"Apple tiene plena confianza en su capacidad para ofrecer una experiencia de usuario superior con la plataforma iOS y también con la plataforma Mac OSX, por lo que tener una web que no está monopolizada por ninguna empresa es para ellos una apuesta más segura", indica Faruk Ates, diseñador y consultor que laboró en Apple por tres años. 

En términos de software, la postura de Apple podría parecer contradictoria, considerando la prosperidad de iTunes (con 160 millones de usuarios registrados), que incluye una tienda de aplicaciones nativas. Con HTML5, es muy posible que las aplicaciones web algún día superen a las aplicaciones nativas. ¿Por qué entonces apoyar un lenguaje que podría a la larga afectar las utilidades de la compañía? 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Piensen en HTML5 como un camino de acceso. Una vez que los desarrolladores adopten ese lenguaje de programación, ya están a mitad de camino de desarrollar una aplicación nativa para Apple. En general, algunas aplicaciones ya son ‘híbridos', desarrolladas  a partir de varias tecnologías web con lenguaje Objective C, como es el caso de Safari. Mientras más desarrolladores comiencen a andar ese camino, más fácil será para Apple llevarlos a su molino. 

De allí que Apple y Google, con formas tan diferentes de operar, respalden ambas por distintas razones el mismo estándar abierto HTML5, y ambas ganan haciéndolo.

Ahora ve
Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo del Buen Fin 2017
No te pierdas
×