El mejor Android es el Nexus de Samsung

El celular viene con una aplicación que reconoce códigos para obtener datos en distancias cortas; varios modelos intentan suprimir las funciones del sistema Android sin tener éxito hasta ahora.
nexus one  (Foto: Cortesía Google)
Seth Weintraub

El nuevo Nexus S de Google, fabricado por Samsung, presenta dos modificaciones en el hardware. Una es el chip Near Field Communication, que permite reconocer códigos para obtener información en distancias cortas. Esta función será muy importante cuando la gente pueda usar sus teléfonos como tarjetas de crédito y de peaje (como EZ Pass, el sistema de cobro electrónico de peaje), pero por el momento apenas tiene utilidad. La segunda mejora que trae el Nexus S sobre el primer teléfono de Google, el Galaxy S, es la denominada pantalla "Contour", cuyo vidrio es ligeramente curveado. Se siente mejor al realizar llamadas telefónicas y posiblemente evite roturas si el dispositivo llega a caerse. Sin embargo, estas dos innovaciones no son la verdadera razón para comprar un Nexus S. Es su software lo que realmente importa 

Siendo honestos, los fabricantes de teléfonos inteligentes se han equivocado con el sistema Android. Cualquier añadidura, sea TouchWiz de Samsung, Blur de Motorola, Sense de HTC o aditamentos de LG, Sony o Dell, consiguen más entorpecer que potenciar la experiencia Android. ¿No lo crees? Echa un vistazo a los productos insignia de todos los fabricantes: los Droid de Motorola, tienen poco interfaz Blur en ellos. Lo mejor de los teléfonos de HTC (el Nexus One, el Droid Incredible, el HTC EVO y el T-Mobile G2) tienen poca interfaz Sense o no cuentan con ella. 

Pero si los fabricantes contribuyen a adulterar la experiencia Android, los operadores de telefonía terminan por anularla. Las cuatro principales operadoras estadounidenses intentan sustituir los servicios de Google con sus propios servicios inferiores: MyTouch 4G de T-Mobile elimina el botón ‘Voice Actions' de Google y lo reemplaza con su propio botón ‘answer' que usa una tecnología diferente, inferior. Sprint coloca un sistema complementario en algunos de sus teléfonos, ralentizando el sistema operativo. Verizon es, de lejos, el peor, pues elimina la función de búsqueda Google y la sustituye con Bing de Microsoft. AT&T elimina el sideload de aplicaciones y mete en su lugar un montón de cosas inútiles de Yahoo, además no ha actualizado ninguno de sus teléfonos con Android 2.2.

Es increíble que todo este esfuerzo que hacen para añadir software al Android sólo sirva para restarle valor al teléfono. Los teléfonos Android más costosos ofertados por cada una de estas operadoras son aquellos que mantienen las características Android de forma más pura. 

Todos esos complementos y añadiduras también ralentizan las actualizaciones del sistema operativo Android. Importa decirlo porque funciones como Voice Actions, actualizaciones de Gmail y mejoras en la velocidad y fiabilidad sólo están disponibles en las nuevas versiones de Android. Si tienes Nexus, esas actualizaciones te llegarán lo antes posible, pero si tienes un dispositivo con Android 1.6 con la red de AT&T, no tendrás tanta suerte. 

Los aparatos fabricados por Dell y Sony, que funcionan con la proveedora AT&T, apenas dejaron el año pasado el sistema operativo Android 1.6. Los teléfonos de Motorola (menos los Droids) siguen funcionando con la versión 2.1. 

De allí la importancia de los teléfonos Nexus, no hay nada que distraiga de la experiencia Android, cero complementos, cero accesorios que ralenticen el sistema o confundan al usuario. Puro Android. 

Como un extra, los usuarios del Nexus S obtendrán una nueva actualización del sistema operativo Android 3.0 con algunas nuevas funciones, como mejoras en el teclado para no quedarse atrás ante el teclado del iOS. 

¿Es entonces el Nexus S el mejor dispositivo Android disponible en el mercado? Sí.

Su hardware no es nuevo ni destacable, su superioridad sencillamente radica en la ausencia de aditamentos, lo que debería ser una lección para operadoras y fabricantes, que continúan echando a perder algo que es bueno.

Ahora ve
Donald Trump dice en discurso en Phoenix que el TLCAN podría terminarse
No te pierdas
×