La primera candidata presidencial de Egipto confía en el poder de Facebook

La escritora Anas Elwogud Elawa está dispuesta a usar tecnología para gobernar el país árabe y abogar por los derechos políticos de mujeres
Imagen de Facebook
Imagen de Facebook  Imagen de Facebook
/
El CAIRO (Reuters) -

La primera mujer candidata a las elecciones presidenciales egipcias, la escritora de cuentos Anas Elwogud Elawa, confía en poder dirigir Egipto y llegar a cada casa y cada pueblo del país gracias a la red social Facebook.

"¿Por qué no se puede dirigir Egipto por Facebook?, ¿por qué no se puede utilizar la tecnología avanzada para conocer los problemas de la gente y mantener un diálogo con ellos?", dijo Elawa, de 42 años.

Ha sido por esa misma red de Facebook que esta escritora ha anunciado su intención de presentarse a las próximas elecciones presidenciales, cuya fecha todavía no ha sido decidida pero que se espera sea en los próximos seis meses.

Su anuncio en la red social ha desatado una ola de críticas y de comentarios de internautas. Muchos la han insultado y la han acusado de violar la Sharía (Ley islámica) por atreverse a decir que puede dirigir un país, siendo mujer.

"Nunca esperaba tantas reacciones como estas, sólo por un anuncio en Facebook. Eso prueba que yo tenía una visión cuando dije un mes antes de la revolución que de internet saldría una generación que llevaría la experiencia de generaciones anteriores", dijo Elawa, en referencia a la influencia de esta red social.

Según Elawa, que carece de militancia política, esta generación de jóvenes ha utilizado internet para hacer la revolución que estalló el pasado 25 de enero y que terminó el 11 de febrero con la renuncia del presidente Hosni Mubarak.

"Si el régimen (de Mubarak) siguiera los movimientos por Facebook, habría previsto que una revolución iba a ocurrir", comentó Elawa, quien calificó ese régimen de "ignorante tecnológicamente".

"Después de la revolución, he decidido ser un miembro activo de la sociedad", manifestó Elawa al explicar por qué ha decidido presentarse a los comicios presidenciales.

Ahora se considera a sí misma una "suicida dispuesta a inmolarse" para cambiar la mentalidad de la sociedad egipcia sobre la mujer.

"Estoy aguantando las críticas por decir a la mujer egipcia y árabe: tienes derechos que deberías practicar (...). Si queremos un país laico y democrático, no hay diferencia entre el hombre y la mujer, entre el cristiano y el musulmán", dijo Elawa, una musulmana que se cubre con velo.

Para ella, ni la Constitución egipcia, que en la actualidad se está enmendando, ni la Sharía, en la que se basa la Carta Magna, prohíben a la mujer llegar a la Presidencia.

Para justificar su opinión ante cientos de opositores, en su mayoría hombres, Elawa ha publicado en Facebook las partes de la Sharía que defienden a la mujer y ha preguntado a los lectores si Alá es justo y por eso iguala al hombre y a la mujer.

Después de la revolución, esta escritora y madre de cuatro hijos, que lleva diez años utilizando internet, ha creado un partido virtual que se llama 25 de enero.

Elawa rechaza unirse a algún partido opositor. "Soy escritora y pensadora, y no quiero estar presionada y obligada a adoptar el pensamiento de nadie", aclaró.

Ella opta por presentarse como candidata independiente y sabe que hay muchos que la quieren apoyar, pero insiste en que no tiene ambiciones personales para que ser presidenta.

Según Elawa, Egipto debe ser un país parlamentario, que no dependa sólo del presidente. "Por eso no hace falta un político veterano para la Presidencia, ya que habrá otras partes que participen en las decisiones".

Sobre su posible programa electoral, Elawa dijo: "Soy una mujer simple, de una clase (social) intermedia, y quiero que la reforma empiece entre los pobres —que representan el sector amplio del pueblo egipcio— a través de un sistema educativo, económico y político correcto".

Elawa no ve como un candidato adecuado al premio nobel de la paz egipcio Mohamed el Baradei, quien anunció su intención de presentarse a las elecciones. "Sobre todo porque ha vivido la mayoría de su vida fuera de Egipto".

En cuanto a su posición respecto a los Hermanos Musulmanes, que se niegan a que una mujer o un cristiano asuman la Presidencia del país, Elawa aseguró que ella opta por la moderación y no el extremismo religioso.

"Si el pueblo elige a un cristiano o a uno de los Hermanos Musulmanes moderado, yo lo apoyo", dijo.

Pero queda la pregunta de si el pueblo la elegirá a ella.

"Si la gente tiene la misma mentalidad que yo, me elegirán a mí o a otra persona parecida, pero si la herencia cultural que tenemos sobre la mujer permanece, no seré yo la presidenta", auguró.

En Egipto, tras 18 días de protestas populares, Hosni Mubarak anunció su dimisión tras haber tenido el poder por casi 30 años.

Las protestas iniciaron el 25 de enero y finalizaron cuando el régimen de Mubarak informó que las fuerzas armadas asumirían el poder para iniciar con un proceso de transición democrática.

Ahora ve
No te pierdas