Tu &#039smartphone&#039... ¿te espía?

Blogueros intentan desinflar el rumor de una presunta fuga de datos desde celulares de Apple; el escándalo llamado ‘LocationGate’ es factible y las tecnológicas han sido llamadas a la Corte.
Steve Jobs  (Foto: Archivo AP)

Comienzan a escucharse voces que colocan en su justa dimensión el alboroto provocado por el hecho de que los teléfonos inteligentes rastrean la ubicación de los usuarios, pero podría ser demasiado tarde. Daniel Eran Dilger, autor del weblog 'Roughly Drafted', escribió: "Si hay algo más censurable que un medio de comunicación, ignorante en materia tecnológica, cubra las sutilezas del falso y fabricado escándalo del 'LocationGate' (los smartphones capturan información sobre su ubicación, recolectando las coordenadas geográficas de los lugares donde han estado), es que los políticos de Estados Unidos y de la Unión Europea hayan suspendido sus esfuerzos por mejorar la economía, la vivienda, el empleo y otros desastres naturales o provocados por el hombre para, en su lugar, atender una investigación para saber si los smartphones pueden registrar nuestra ubicación de la misma forma en que lo han hecho las torres de telefonía celular y las compañías telefónicas desde el inicio de la telefonía móvil".

También Marco Arment, cofundador de Tumblr y creador de Instapaper, abordó el tema: "Las personas se asustarían igual, si no es que más, si supieran cuánto saben Facebook y Google de ellas", escribió.

"Los servicios web almacenan datos, fuera de nuestro control, y los pueden guardar para siempre. Pueden acceder a tus datos 'privados' siempre que se les antoje, y pueden agregar los datos de otros para deducir más acerca de ti (y de otros). Un fallo en la seguridad o un negocio que busque lucrar pueden exponer los datos privados de miles de millones de personas, además las agencias del orden público con frecuencia obtienen la información que quieren de una forma extremadamente sencilla, porque a la mayoría de esos servicios no les sirve invertir tiempo y dinero en discutir con las autoridades".

La diferencia entre Apple (cuya motivación principal es el dinero que puede ganar al vender dispositivos que te ayuden a ubicar rápidamente tu posición geográfica) y las compañías que hacen dinero al vender tu información a anunciantes, puede explicar el críptico intercambio de correos electrónicos que se le atribuye a Steve Jobs:

Pregunta: Steve, ¿podrías por favor explicarme la necesidad de incorporar una herramienta de rastreo en mi iPhone? Me pone nervioso saber que mi ubicación exacta está siendo registrada en todo momento. Quizás puedas aclararme esto antes de que cambie mi teléfono por un Droid. Ellos no me rastrean.

Respuesta: Oh, ellos sí te rastrean. Nosotros no rastreamos a nadie. La información que está circulando es falsa.

Jobs -si es que de verdad él escribió ese email- podría estar refiriéndose a esa distinción tan sutil arriba mencionada. Si es así, el personal de relaciones públicas de Apple tendrá muchas oportunidades para desarrollar ese argumento. Tanto Apple como Google han sido citados para comparecer en mayo ante la Comisión de Justicia del Senado estadounidense.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

A su vez, autoridades reguladoras de Francia, Alemania, Italia y Corea del Sur han emprendido investigaciones sobre el tema. Asimismo, Apple ha sido demandada en una corte federal de Florida por dos personas que compraron un iPhone y una iPad y quieren que les reembolsen su dinero.

 

Ahora ve
Así se sintió el sismo de 7.1 en la Ciudad de México
No te pierdas
×