El ‘mouse’ popular de Apple

Steve Jobs no robó las ideas de Xerox en 1979, las compró y los enfoques eran muy distintos; el CEO quería una computadora para todo público, mientras que su competencia quería una profesional.
mouse  (Foto: Archivo)
Philip Elmer-DeWitt

El mito repetido incansablemente por los detractores de Apple, es que Steve Jobs robó las ideas detrás de la Macintosh al Centro de Investigación de Xerox en Palo Alto (PARC, por sus siglas en inglés). La verdad es que pagó por ellas: entregó 100,000 acciones de su compañía un año antes de que ésta saliera a Bolsa.

Pero la verdad más profunda, explorada a detalle por Malcom Gladwell en la más reciente edición de la revista The New Yorker, es que Jobs no tenía ningún interés en reproducir el trabajo que el equipo de Xerox había realizado.

Jobs sabía que el demo que le entregaron a él y a Bill Atkinson ese día de 1979 representaba el germen de una revolución informática. Pero también sabía que la tecnología era fatalmente defectuosa en muchas formas, para empezar el 'mouse' o ratón de tres botones costó 300 dólares y se descompuso en dos semanas. Gladwell escribe:

"La diferencia entre la manipulación directa y la indirecta -entre tres botones y un botón, entre 300 dólares y 15 dólares, entre una rueda de desplazamiento sujeta a dos soportes y una rueda de desplazamiento libre- no es trivial. Es la diferencia entre algo diseñado para expertos, como era lo que tenía en mente el laboratorio de Xerox, y algo adecuado para un público masivo, que es lo que Apple tenía en mente. PARC estaba construyendo una computadora personal. Apple quería construir una computadora popular".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Es una historia que ya se ha contado antes, pero Gladwell la adereza con nuevos detalles y matices, como por ejemplo: cómo Apple construyó los primeros prototipos de 'ratones con mantequilleras', carretes de cable para guitarra, ruedas de trenecitos de juguete y bolas de desodorantes.

 

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×