Android reúne a sus ‘tres mosqueteros’

Google ha traído a 2 figuras legendarias en ingeniería celular para su división de Android Hardware; Hershenson y Britt se reencontrarán con Rubin para impulsar su segmento de periféricos.
android hardware mono logo telefono tablet 1  (Foto: Cortesía)
Seth Weintraub

Matt Hershenson y Joe Britt, dos figuras legendarias en el desarrollo del teléfono celular, han reaparecido como parte del equipo detrás de Android. Su contratación apunta a un gran cambio en Google, al mostrar que, para la compañía, el hardware de los teléfonos es tan importante como el software.

Hershenson y Brit fueron parte del trío que fundó Danger en el año 2000. El tercer socio fue Andy Rubin, hoy responsable de Android. Los tres ingenieros lanzaron de forma pionera smartphones para el público masivo, como el popular T-Mobile Sidekick.

Ahora se vuelven a unir. En los últimos 12 meses, Britt y Hershenson se incorporaron discretamente a Google para dirigir una nueva división dentro de Android, llamada Android Hardware. Me cuentan que han pasado los días construyendo cosas que se convertirán en los diseños de referencia para desarrollar periféricos de Android. La unidad está explorando todo: desde domótica a robótica pasando por los videojuegos. Si bien no hay planes para constituir inmediatamente una marca de accesorios para hardware, Birt comenta que le encantaría que Google introdujera con el tiempo sus propios periféricos Android.

En Danger, los tres estaban determinados a revolucionar la sector móvil poniendo una minúscula computadora en manos de todos. Idearon la Hiptop, adoptada por el operador Voicestream antes de que éste fuera comprado por T-Mobile. La Hiptop fue rebautizada como Sidekick y fue aclamada por muchos, al menos en su nicho, entre adolescentes y celebridades que amaron su teclado QWERTY.

A medida que Danger crecía, los inversionistas pidieron que un gerente estuviera al mando, así que Rubin renunció a su papel de presidente ejecutivo. Rubin dejó Danger en 2003 para formar una compañía que más tarde sería la base de Android. Google adquirió Android en 2005, y posteriormente designó a Rubin vicepresidente senior, el cargo que actualmente desempeña.

Entre tanto, Brit y Hershenson permanecieron en Danger por varios años, incluso después de que Microsoft comprara la compañía en 2008 y eliminara el teléfono Sidekick. Ambos trabajaron el proyecto 'Pink', que produjo el teléfono Kin (desparecido el verano pasado). Tras el lanzamiento del Kin, los dos ingenieros dejaron Microsoft el mismo día.

Tal como lo cuenta Hershenson, prácticamente se dirigió del estacionamiento de Microsoft al edificio Building 44 de Google, hogar del equipo que desarrolla Android. Brit quería tomarse un año de descanso, pero en cosa de meses se vio atraído por Google mientras pasaba tiempo en el campus de la compañía, departiendo con sus antiguos colegas.

Sus funciones en Google los llevan a pasar la mayor parte del tiempo en laboratorios, diseñando nuevos productos y usos. En otras palabras, vuelven a formar ese trío fantástico que, bajo la batuta de Rubin, investigaba con robots en las oficinas de Danger hace una década.

La diferencia es que ahora los smartphones no son un lujoso dispositivo que sólo los ricos y famosos tienen: son muy populares.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Otra diferencia: ellos ya no son parte de una pequeña compañía, como lo era Danger, ahora son parte de un 'Goliat'. Android gana cada vez más presencia en el mercado de los teléfonos inteligentes, incluso con una cuota de mercado mayor a la del iPhone. Esa escala es la que los atrajo para volver a trabajar juntos, su objetivo es desarrollar hardware y funciones que aparezcan en los nuevos dispositivos Android. Ya no es suficiente con aportar sólo el software, también esperan influir en la fabricación de los equipos.

Los prototipos desarrollados por los tres ingenieros en Android Hardware pueden terminar en manos de cientos de millones de personas, si no es que miles. La revolución que siempre habían soñado.

Ahora ve
Carstens deja Banxico con un recorte al pronóstico de crecimiento económico
No te pierdas
×