Ataque de Facebook contra Google expone su propio problema de privacidad

Tras revelarse la campaña oculta de la red social en contra de Google, los problemas de privacidad de Facebook salieron también a la luz
redes sociales
facebook music woman pic  redes sociales  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Esta es la cuestión. Una gran firma corporativa de relaciones públicas, Burson-Marsteller, trató de convencer a USA Today de criticar severamente, por motivos de privacidad, una característica de Google llamada Social Circle. Asimismo, alentó a un bloguero de seguridad a escribir un artículo de opinión en contra del producto de Google.

Burson no dijo el nombre de su cliente. Pero en lugar de morder el anzuelo, USA Today hizo las debidas diligencias y consultó expertos que dijeron que Social Circle era poca cosa en comparación con más historias de privacidad urgentes, de acuerdo con Wired.

En su lugar, publicó un artículo acerca de la “campaña de rumores” de Burston en contra de Google. Mientras tanto, el bloguero publicó una transcripción condenatoria de su correspondencia con la gente de Burson, indicó el portal.

La mayoría de las personas habrían asumido que el cliente era Microsoft o AT&T, rivales de Google que ya se dedican activamente a aprovechar todas las oportunidades posibles para ponerle un pie a su enemigo. Pero anoche los medios supieron que el acusador era Facebook. Así expuesto, Facebook confesó.

Esta es una historia sorprendente por varias razones.

Si existieran problemas de privacidad acerca de la información de Facebook en Social Circle de Google (que ahora se ha transformado en un producto diferente llamado Social Search), bien podrían ser el resultado de las propias prácticas de Facebook.

Facebook se quejaba de que Google estaba obteniendo información acerca de sus usuarios sin permiso, apuntó Wired. Sin embargo, parte de la información que los usuarios comparten con Facebook está disponible públicamente, incluso para las personas que no son sus amigas en sus redes sociales; e incluso que no son miembros de Facebook.

No es porque gente externa haya incursionado en el servicio y expuesto la información; sino porque Facebook decidió exponerla, según Wired.

La red social solía tener una promesa implícita con sus usuarios. Básicamente, el acuerdo fue que lo que sucede en Facebook se queda en Facebook. Pero en los últimos dos años, la firma ha decidido modificar el acuerdo.

Cierta información de perfil de algunos usuarios se volvió disponible fuera de Facebook, de fácil búsqueda a través de Google y otros medios. (Los usuarios pueden optar por no mostrar esto, pero relativamente pocos lo hacen.) Parte de esa información de perfil incluye a algunas de las personas en la lista de amigos del usuario. Al buscar repetidamente perfiles públicos, es posible para Google o para cualquier otro descubrir a casi todos tus amigos, explica Wired.

Esta información es mucho más fácil de descubrir desde dentro de Facebook, pero tener que iniciar sesión en Facebook para robar la información sería realmente problemático. Para empezar, esto violaría los términos del contrato de servicio.

¿Está Google haciendo esto? Uno de los agentes de Burson dio a entender esto. Pero Google dice que la empresa no entra a Facebook para obtener información. Si Facebook tiene registros para demostrar esta grave acusación, ya lo veremos.

Cuando Google lanzó Social Search, también dijo específicamente que no iba a obtener información acerca de las conexiones en Facebook al explotar la web como se describió anteriormente. Saber cómo Google consigue la información de Facebook es complicado, pero como Danny Sullivan de Search Engine Land concluyó después de un análisis amplio, mucho de ello parece ser con permiso.

Las cosas deberán ser más claras cuando Google presente un informe detallado sobre este tema, el cual Wired asume que está preparando en este momento. O tal vez Facebook explicará directamente sus cargos ahora que ha sido expuesto.

Pero incluso si Google obtiene la información desde la web pública, ¿que tendría de malo? Se puede discutir si Google estaría cruzando o no una línea de privacidad al hacer esto. (Y, recuerda, que el buscador dice que no está explotando la información pública). Pero es una discusión con un pro y un contra. Lo que no puedes discutir es que no es Google, sino Facebook quien expone parte de la información de su red social en la web abierta, señaló Wired.

Es por eso que la campaña de Facebook es tan extraña. Si agentes externos van a examinar cómo las empresas de terceros obtienen información sobre los usuarios de Facebook, no puedes evitar preguntarte por qué alguna información de Facebook, de forma predeterminada, aparece en la web abierta.

Además, Wired.com señala hay que considerar este fragmento de la carta que un agente de Burson, llamado John Mercurio, escribió para alentar un ataque sin las huellas digitales de Facebook. “El último plan de Google”, escribió, “ignora por completo los detalles íntimos y potencialmente perjudiciales que podrían ser revelados, incluida la orientación sexual, la afiliación política, las relaciones personales, etc.”.

Esto es irónico, ya que los perfiles de usuarios de Facebook con dicha información son mucho más fáciles de ver que lo que eran en los primeros días del servicio. A menos que las personas tomen medidas activas para evitar eso, es posible que los “amigos de amigos” (es decir, extraños) vean la información personal de alguien en Facebook, explica el portal.

Y también fue notable que el operativo de Burson se quejaba acerca de las implicaciones de privacidad al dejar a millones de personas examinar la lista de amigos de un usuario de Facebook. En opinión de Wired.com, la gran mayoría de los usuarios de Facebook no toman medidas para ocultar sus conexiones, una lista que esta abierta de manera predeterminada para 500 millones de usuarios de Facebook.

Cualquier examen responsable periodístico (o del Congreso) acerca de los cargos de Burson acabaría haciendo preguntas acerca de estas cuestiones de privacidad de Facebook, señala el portal.

Teniendo en cuenta esto, Wired.com llega a la conclusión de que Facebook estaba ejecutando una campaña de desprestigio contra sí mismo.

Durante el próximo par de años, las prácticas de privacidad de muchas empresas –sobre todo Google y Facebook– será objeto de un escrutinio severo. En esencia, ninguna empresa es la causante de nuestro dilema de privacidad. Es internet en sí mismo. Internet hace una emisión masiva de lo que antes era un susurro.

La red lleva a la cima de nuestra atención, artículos vergonzosos que alguna vez se hubieran desvanecido en el olvido. Internet permite que los extraños y las personas con malas intenciones conviertan datos personales inocuos en un expediente devastadoramente revelador, señala Wired.

También permite a las empresas obtener beneficios económicos de nuestra información privada sin nuestro conocimiento. Y eso da a las empresas con ánimo de lucro un poderoso incentivo para el abuso de nuestra privacidad.

Estas empresas quieren nuestra confianza. Incluso quieren contener una legislación fuerte y que les permitamos autorregularse, señala Wired.com. Y ahora viene Facebook a hacer una de las cosas más tontas imaginables.

Trató de apuntar la atención hacia un problema de privacidad de un rival, pero se expuso a sí mismo como un calumniador astuto. Por otra parte, el tipo de temores de privacidad de Facebook son exactamente del tipo que hace que la gente se preocupe acerca de Facebook.

Ahora ve