Google desmantela un plan de ataque informático originado en China

El gigante de internet desmanteló un plan para robar contraseñas de correos electrónicos de funcionarios, activistas y periodistas
Una empleada de Google Corea
REU. Google Corea  Una empleada de Google Corea  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
WASHINGTON (AFP) -

El gigante de internet Google anunció este miércoles el desmantelamiento de un "plan de robo de contraseñas de cientos de correos electrónicos de Gmail de altos funcionarios de EU" y otros países asiáticos, que fue lanzado aparentemente desde China.

En su blog corporativo, Google explica que detectó y desbarató la campaña, realizada a través del phising (recaudación de información de usuarios a través de engaños) e informó a las víctimas, aseguró sus cuentas y notificó a las autoridades gubernamentales relevantes.

El ataque informático se originó aparentemente en la localidad de Jinan, en China, y afectó además de altos funcionarios de EU, a activistas políticos chinos, funcionarios de diversos países asiáticos (especialmente de Corea del Sur), personal militar y periodistas.

Google no especificó la fecha en la que se produjo el ataque ni reveló la identidad de aquellos usuarios a quienes se les había usurpado la contraseña.

Los piratas informáticos utilizaban las contraseñas para modificar los sistemas de reenvío directo y delegación a terceras personas de correos electrónicos de Gmail, explicó el comunicado.

Google remarcó que el ataque no afectó sus sistemas internos y aseguró que hacer público este tipo de cuestiones de seguridad ayuda a los usuarios a proteger mejor su información online.

No es la primera vez que Google denuncia ciberataques desde China.

En enero de 2010, la compañía anunció que sus operaciones habían sido blanco de ciberataques con el fin de acceder a la correspondencia de disidentes chinos, además de robarle a la empresa códigos y secretos comerciales.

Esta denuncia provocó una tensión creciente que derivó en la intervención del gobierno estadounidense y llevó a Google a cerrar temporalmente su motor de búsqueda en el país asiático.

Las tensiones se suavizaron a mediados del año pasado, cuando el gobierno chino renovó su licencia a Google y el buscador dejó de redirigir automáticamente a los internautas chinos al portal libre de Hong Kong.

El intento de robo es el último de varios ataques informáticos realizados a grandes organismos y empresas, entre las que se encuentran Sony, el Vaticano, EMC Corp y la contratista militar del Ejército estadounidense Lockheed Martin.

Ahora ve