EU investiga ciberataque a Google

La secretaria de Estado comentó estudia las acusaciones del gigante de Internet sobre China; el buscador acusó a piratas informáticos de violar la seguridad de su servicio de email.
Google amenazó con dejar China si no podía ofrecer un motor  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

La secretaria de estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo este jueves que el Gobierno estaba estudiando muy seriamente las acusaciones de Google de que piratas informáticos, probablemente de China, intentaron acceder a cuentas altos funcionarios en su servicio de correo electrónico Gmail.

"Estas alegaciones son muy serias", dijo la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

"Nos las tomamos en serio, las estamos examinando", dijo Clinton a la prensa un día después de que la firma dijo que detuvo un intento de robar las claves de los correos electrónicos de cientos de usuarios de la empresa, incluyendo de funcionarios estadounidenses, activistas chinos y periodistas.

El gigante  dijo este miércoles que piratas informáticos probablemente de China, trataron de ingresar y controlar cuentas de correo electrónico en Gmail, robando contraseñas, pero Google detectó e "interrumpió" el ataque.

Estados Unidos ha advertido que un ataque cibernético -presumiblemente si es lo suficientemente devastador- podría ser causa de una represalia militar en el mundo real, aunque los analistas dicen que podría ser difícil de detectar su origen con una precisión total.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo este jueves que "no acepta" las acusaciones de que piratas informáticos posiblemente residentes en China intentaron violar la seguridad de cientos de cuentas de correo electrónico de Google.

El anuncio de la compañía avivó el debate en Washington sobre las intenciones de China en el ciberespacio,
que la nación estadounidense ha identificado como un posible punto álgido para futuros conflictos.

Ni la empresa ni Washington han dicho que el Gobierno chino estuvo detrás de los ataques. Google sólo dijo que los ataques parecían haberse originado en China. Beijing, sin embargo, reaccionó furiosamente frente a las acusaciones de la firma, diciendo que era "inaceptable" que se le cargara con la culpa, y que las acusaciones de que China respalda la piratería informática son infundadas "y que tienen motivos ulteriores".

Clinton dijo que la empresa informó al Departamento de Estado antes de hacer público su anuncio el miércoles y que el FBI está investigando, junto con la compañía afectada.

La Casa Blanca indicó que no tiene razón para creer que correos electrónicos oficiales fueron vulnerados en el incidente.

Por su parte, funcionarios de varias agencias enfatizaron que los empleados de Gobierno han sido instruidos a no utilizar sus cuentas privadas para discutir cuestiones delicadas.

"La regla número uno es: no hagas nada estúpido", dijo un funcionario de seguridad nacional.

Algunas agencias, incluyendo la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) bloquean el acceso de los empleados a sus cuentas personales desde el trabajo.

No obstante, el Estado revisará si las cuentas privadas de funcionarios de alto rango constituyeron un blanco, informó un funcionario, hablando bajo la condición del anonimato.

"Hay un gran nivel de alerta que ya sea un servicio de inteligencia hostil u otros que puedan querer tener acceso a ésto", aseguró un funcionario.

Las consecuencias del ciberataque

El último anuncio de Google posiblemente llevará a la política sobre Internet a un primer plano en la relación Estados Unidos-China, donde Washington y el país oriental han tenido enfoques marcadamente contrarios respecto a la censura, libertad de expresión y seguridad cibernética.

La nación estadounidense se vio involucrado el año pasado en una disputa cuando la empresa tecnológica cerró temporalmente su portal en lenguaje chino debido a temores de censura y un ciberataque que rastreó hasta el país oriental.

Clinton también ha acusado a la nación china de enfrentar un "dilema de dictador" al tratar de controlar las tecnologías que están impulsando el crecimiento y la libertad de expresión en todo el mundo.

La disputa sobre la red de redes ha amplificado en ocasiones las tensiones actuales en la relación entre ambas naciones que van desde los derechos humanos y el comercio hasta los derechos de propiedad intelectual.

Research In Motion, fabricante de BlackBerry y Microsoft Corp. podrían recibir un impulso por el incidente de piratería.

Las firmas han estado repeliendo los desafíos competitivos del software Android de Google y de los servicios de computación en nube, en momentos en que el sector corporativo y el Gobierno federal exploran si Google es una alternativa segura para sus correos electrónicos y otras comunicaciones.

 

 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

   

 

Ahora ve
Donald Trump no quiere que haya personas pobres ocupando puestos económicos
No te pierdas
ç
×