Un fallo judicial abre el camino a proveedores de música en la nube

Un fallo judicial permitiría a los servicios de almacenamiento de Google y Amazon mejorar la carga de las canciones
cielo
music nube cloud hombre headphone viaje trip descanso hip  cielo  (Foto: )
  • A+A-
Por: Mark Milian
Autor: Mark Milian
(CNN) -

El fallo de un tribunal aclara algunas 'zonas grises' de la música en la nube. Servicios de almacenamiento podrán reunir en un solo archivo una canción, en lugar de almacenar miles de copias de la misma para cada usuario.

Así, podrás transferir todas tus canciones a un servicio de música en la nube, basta que haya coincidencias con otros usuarios; una canción ya existente en los servidores de un proveedor, se incluirá en la lista de reproducción de quienes comrpueben tener los derechos de reproducción.

La decisión de la Corte de Distrito estadounidense en Nueva York podría abrir el camino para que Google Music, Cloud Player de Amazon, Dropbox y otras empresas que ofrecen almacenamiento en línea añadan características para ahorrar tiempo.

Amazon y Google han sido cautelosos en cómo han implementado sus respectivos 'casilleros' de música basados en la web, según un estudio de CNN. Cloud Drive, de Amazon, y Music Betade Google, cargan el catálogo entero de cada uno de los usuarios y almacenan copias separadas de cada pista, un proceso muy largo, incluso con las actuales velocidades de internet de banda ancha, de acuerdo con el análisis.

Técnicamente, estos servicios podrían verificar buscar una coincidencia exacta en sus servidores, con el fin de ahorrar a la gente el tiempo de carga. Pero no lo hacen.

Probablemente por un esfuerzo de ir a lo seguro con una ley poco clara, o para apaciguar a los sellos discográficos, con los que las dos firmas de tecnología han tratado de negociar anteriormente.

Apple prepara un programa llamado iTunes Match, como parte de la próxima suite de herramientas web iCloud, que hará precisamente eso: por 25 dólares al año, iTunes Match comparará la biblioteca de una persona con la música del catálogo de iTunes Store, y si encuentra una coincidencia desbloqueará el acceso a la pista. Antes de hacer esto, Apple cerró acuerdos con las discográficas.

"Tarda sólo unos minutos, no semanas", dijo el presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, durante una conferencia en junio. Un "casillero en el cielo", como el de Google o el de Amazon, "tarda semanas" en descargar toda la biblioteca de una persona, dijo.

Dropbox, un servicio de almacenamiento de archivos de rápido crecimiento, anteriormente utilizaba un método llamado 'de-duplicación', también utilizado por MP3tunes. Los servidores de Dropbox enviaban una pequeña huella digital de cada archivo que un usuario cargaba, con el fin de ver si otra persona había subido esa canción, video o documento previamente. La compañía desactivó la función hace varios meses, de acuerdo con una publicación en el foro web de Dropbox, escrita por el cofundador de la compañía, Arash Ferdowsi.

"La función está ahora desactivada porque el protocolo ha comenzado a ser abusado", escribió Ferdowsi. "Dropbox está siendo engañado para 'subir' archivos que no estaban en la computadora del usuario".

El cierre del escrito parecía apuntar a un software llamado Dropship, que fue diseñado para aprovechar esto y facilitar el intercambio ilegal de archivos. El programa ya no funciona después de que Dropbox cambió sus métodos, dijo Dan DeFelippi, un programador que hospedó una versión de Dropship en una de sus cuentas en línea después de que los ejecutivos de Dropbox trataron de bloquearlo.

Ferdowsi dijo antes que Dropbox planeaba volver a activar la función de "de- duplicación" en algún momento. Sin embargo, permanece apagada, de acuerdo con el estudio de CNN. Una portavoz de Dropbox se negó a comentar sobre esta situación. 

En el estudio, Tom Erbe, un profesor de música por computadora de la Universidad de California, San Diego, editó los archivos digitales de varias canciones populares y produjo diferentes versiones para ser cargadas a los servicios de almacenamiento de música. Erbe y CNN probaron si Cloud Drive, Music Beta y Dropbox conservaban los matices de cada pista o en vez de ello, devolvían una 'copia maestra', lo cual ofreció información detallada sobre cómo funcionan estos programas.

La interacción entre discográficas y firmas de tecnología

El fallo del lunes sobre el caso de cuatro años de duración, que involucraba al gigante de los discos EMI Group y al desaparecido servicio de 'casilleros' de música MP3tunes, parte las nubes, permitiendo a más empresas ofrecer la función de búsqueda de coincidencias sin el consentimiento de los sellos discográficos, dicen los analistas legales.

Los portavoces de Amazon y Google no respondieron a solicitudes de comentarios acerca de si implementarían esta característica.

"Muchos de los argumentos planteados por EMI no eran sólo acerca de MP3tunes", escribió Sherwin Siy, un analista legal de un grupo de defensa de los derechos digitales llamado Public Knowledge, en un comunicado.

"Ellos buscaban una especie de teoría de derechos de autor que habría puesto en peligro los servicios de almacenamiento remoto y otras aplicaciones de la nube. El rechazo de la corte hacia estos argumentos desinfla mucha de la inseguridad jurídica que las discográficas han tratado de introducir en estos avances tecnológicos".

Una posibilidad para Google es que combine su servicio de música con su motor de búsqueda, con el fin de encontrar canciones que puedan ser fácilmente agregadas al casillero de una persona, sugieren reportes de Siy y de Wired. Sin embargo, es improbable que la firma lo haga, si quiere negociar para abrir, por ejemplo, una tienda de música o servicio de streaming de acceso total en el futuro.

La página de registro para la aplicación de Google dice: "Music Beta es sólo para música adquirida legalmente".

La Electronic Frontier Foundation (EEF), otro grupo de derechos digitales, apoyó en gran parte el memorando de 29 páginas del juez William Pauley.

"Este resultado representa un entendimiento de la ley de derechos de autor más acorde con la forma en que la tecnología realmente funciona, y evita un resultado absurdo en el que un casillero de música necesita desperdiciar espacio de servidor mediante el almacenamiento de miles de copias de archivos idénticos", escribió en un informe Julie Samuels, analista legal de EFF.

"Esto significa servicios de casilleros de música más eficientes, lo cual es una buena noticia para los fanáticos de la música y para las empresas que están creando nuevas y mejores formas de dar a esos fanáticos el acceso a la música que ya poseen".

Michael Robertson, un pionero de la música digital y fundador de MP3tunes, quien está siendo demandado, llamó al fallo judicial una victoria del 99%.

"Aquellos en la industria que están construyendo o contemplando un servicio de música personal, como Amazon, Google, Grooveshark y Dropbox, sin duda tendrán una renovada confianza en ofrecer servicios similares sin licencia", escribió en un comunicado. "Nuestra demanda con EMI definirá la legalidad del almacenamiento", escribió en un chat en línea a principios de este año.

Un portavoz de EMI lamentó que el tribunal haya dado refugio a "un negocio basado en la música robada". Al mismo tiempo, EMI celebró las victorias limitadas sobre MP3tunes y el manejo descuidado de Robertson de ciertos aspectos relacionados con las demandas de infracción de EMI.

"Vamos a seguir luchando", dijo el vocero de la disquera en un comunicado.

José De Marco, un profesor de la Escuela de Leyes de Columbia, advirtió que el Tribunal de Distrito podría estar influenciado por otros casos, como uno de la corte federal de Miami que involucra a la empresa de almacenamiento en línea Hotfile.

Ahora ve