El IPN hace pruebas de sangre sin dolor

Investigadores de la institución crean una lanceta láser que toma muestras con pocas molestias; la tecnología, ya patentada, es especialmente útil para las personas que padecen diabetes.
Inyección  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los análisis de sangre no son la ‘prueba' favorita de algunas personas por aquello de someterse a ese breve "pinchazo", pero esa actitud podría cambiar si existe una alternativa que resulte menos dolorosa: como el uso del rayo láser. Especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) construyeron una lanceta láser que busca perfeccionar la toma de esa prueba médica en clínicas, laboratorios y hospitales, además de mejorar la calidad de vida de los pacientes, en particular diabéticos, cuyo proceso de coagulación es más demorado.

La tecnología es el resultado del proyecto "Perforador láser para la toma de muestras de sangre", a cargo de un grupo de especialistas del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), unidad Altamira.

La diferencia con las lancetas convencionales es que el nuevo equipo permite la toma de muestras de sangre reduciendo la sensación de dolor y con un mínimo riesgo de contacto o contaminación.

La perforación que se genera es muy pequeña, el equipo es compacto y no requiere de mantenimiento continuo, dice Luis Vidal Ponce, uno de los doctores responsables del proyecto.

Las pruebas de sangre para su análisis es una rutina frecuente en cualquier laboratorio clínico y el procedimiento consiste en perforar la piel del dedo con el uso de una lanceta metálica.

"(Sin embargo), hasta hoy ese sencillo acto es problemático porque, por un lado, causa un dolor agudo y, por el otro, existe siempre un riesgo de contagio. Por eso se hacen intentos por encontrar alternativas menos dolorosas y más seguras", señala el investigador del IPN.

Desde 2004, el CICATA obtuvo un financiamiento del Fondo Sectorial Salud del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para iniciar las investigaciones sobre un equipo láser que permitiera perforar la piel con las ventajas de uso masivo, mayor rentabilidad y cero riesgos de contagio.

De esos análisis se obtuvo un primer prototipo, que ha tenido modificaciones hasta llegar al producto con el que se cuenta actualmente.

A través de procesos de electrónica avanzada y óptica se llegó a un láser que emite luz con longitud de onda de 2.94 micras. Técnicamente, la onda se transmite en forma de pulsos de hasta 500 milijoules (mJ) de energía, los cuales centrados de la forma adecuada realizan una perforación en la piel, detalla Vidal Ponce.

 El avance generó que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) le otorgara una patente al IPN para proteger el proyecto.

De acuerdo a estimaciones del investigador politécnico, a la fecha el precio de las lancetas metálicas en el mercado oscila entre los 11 y 37 centavos de dólar, mientras que el equipo láser tendrá un costo aproximado de 2,000 dólares.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

 Es una gran diferencia numérica, pero si el láser puede garantizar entre 10 y 100,000,000 de disparos para la obtención de muestras, entonces "es más rentable, ya que un disparo con lanceta metálica convencional es más costoso que uno con lanceta láser", explica el especialista.

El número de personas con diabetes en el país supera los 6.5 millones y México se ubica entre las 10 regiones con mayor mortandad por esta enfermedad, según datos de la Federación Internacional de Diabetes. El equipo desarrollado por el IPN podría ser una herramienta valiosa para esta población.

Ahora ve
Estos son los números de mayo, el mes más violento del gobierno de Peña Nieto
No te pierdas
ç
×