Yahoo “me jodió”: Carol Bartz

La ex directora de la firma tecnológica narra en exclusiva a Fortune cómo vivió su despido; “pensé que tenías más clase”, le respondió por teléfono a Roy Bostock, presidente de la compañía.
yahoo carol bartz  (Foto: AP)
Patricia Sellers

¿Qué piensa Carol Bartz de los directivos de Yahoo que la despidieron? "Esta gente me jodió", señala en la primera entrevista que concede desde su destitución del cargo de CEO el martes pasado.

La noche del miércoles pasado, a escasas 24 horas de que el presidente de Yahoo, Roy Bostock, le llamara a su celular para darle la noticia, Bartz me llamó desde su casa en Silicon Valley ("Hay reporteros afuera... muchos"), y quería contarle a Fortune, de forma exclusiva, cómo cayó la guillotina sobre su cabeza.

Bartz se encontraba el martes pasado en Nueva York porque al día siguiente hablaría en una conferencia sobre tecnología patrocinada por Citigroup, se suponía que ella debía llamar a Bostock a las 6 pm. "Lo llamé a las 6:06", recuerda. Cuando él contestó, comenzó a leer una declaración preparada por un abogado para despedirla.

"Yo le dije, ‘Roy, creo que eso es un guión, ¿por qué no tienes el valor de decírmelo tú mismo?'"

Cuando Roy terminó de leer, Bartz no discutió: "Lo entiendo, lo entiendo," le dijo al presidente de Yahoo. "Pensé que tenías más clase", agregó.

Contratada en enero de 2009 tras su éxito con Autodesk, Bartz nunca fue la presidenta ejecutiva que el consejo directivo de Yahoo quería. Aunque recortó costos y mejoró los márgenes de beneficio, no pudo potenciar el crecimiento de los ingresos en un momento crítico en el que Yahoo había perdido audiencia y dinero ante Google y Facebook.

"Ellos quieren crecimiento en los ingresos, incluso cuando se les dijo que los ingresos no aumentarían hasta 2012," dice Bartz sobre el consejo directivo de Yahoo.

En su opinión, la sociedad de Yahoo con Microsoft en el segmento de las búsquedas (un acuerdo que ella negoció hace dos años para reducir costos) hace que Yahoo le pague a Microsoft el 12% de los ingresos que obtiene a través de buscadores, y limita su actual crecimiento, pero beneficiará a la compañía en el largo plazo. Ella atribuye la impaciencia de los directivos a las críticas que han enfrentado al haber rechazado la lucrativa oferta de vender la empresa a Microsoft en 2007, antes de que ella llegara.

"A la directiva le asustaba ser vista como la peor junta directiva del país. Ahora intentan demostrar que no son los incompetentes que en realidad son."

(Bostock, quien es vicepresidente de Delta Air Lines y pertenece a las juntas directivas de Morgan Stanley y Yahoo, declinó comentar.)

Luego de que Bostock la llamara el martes pasado, Bartz narra que tuvo que decidir en dos horas si le entregaba a Yahoo su renuncia o si permitía que la junta la despidiera. Llamó a su esposo, Bill, a sus tres hijos (un varón y dos mujeres) y a su asistente de mucho tiempo, Judy Flores. Al saber que los abogados de Yahoo habían acudido al hotel donde se encontraba, el St. Regis, para entregarle los papeles, entregó la habitación y se registró en otro hotel. "¿Acaso soy estúpida?" pregunta, dejando claro que tomó la crisis en sus propias manos.

Fue esa misma noche que escribió un correo desde su iPad para los 14,000 empleados de Yahoo:

A todos:

Me entristece mucho comunicarles que acabo de ser despedida vía telefónica por el presidente de Yahoo. Ha sido un placer trabajar con todos ustedes y sólo les deseo lo mejor para el futuro.

Carol

¿Qué piensa Bartz de su sucesor, Tim Morse? "Es un tipo estupendo", responde. Morse era director financiero bajo la dirección de Bartz, y ahora funge como director interino en una compañía que ha visto subir sus acciones 6% desde la salida de la ejecutiva.

Cuando se le pregunta a quién cree que el consejo designará como presidente ejecutivo definitivo, replica "Deberían llamarme. Yo sé lo que hay que hacer".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

A veces resulta difícil saber si Bartz habla en serio. Al pedirle que me contara cuáles era sus planes, le mencioné su edad, (63 años) y me replicó: "¡Sí, carajo!". Al preguntarle si pertenece al consejo de otra empresa que cotice en Bolsa además de Cisco, me respondió "Estoy en el consejo directivo de Yahoo". Me comenta que sus planes son continuar siendo parte del consejo, algo que me parece improbable ahora que ha llamado a sus colegas "incompetentes".

"Quiero asegurarme de que los empleados no crean que los abandoné. Nunca los abandonaría", expresa. "Tengo mucha ropa morada", dice refiriéndose al color del logo de la compañía. "Le deseo a la gente de Yahoo lo mejor, porque es una fantástica franquicia", abunda.

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×