iPad es de Venus; Kindle Fire de Marte

La ‘tablet’ de Amazon ya fue bautizada como un “mata iPads”, pero no tiene pinta de homicida; aunque competirán, la firma de Jeff Bezos sabe que perderá con su producto, y eso no le apura.
ipad kindle fire apple amazon  (Foto: Especial)
Om Malik

Hay quienes aseguran que Apple conoció su primer verdadero rival en el mercado de las tablets. Y no, no hablamos de Samsung ni Motorola. Hablamos de una compañía que comenzó vendiendo libros: Amazon. Y aunque existe algo de razón en esa aseveración, yo no pondría mucho peso en ésta.

Bajo la batuta de Jeff Bezos, Amazon se parece en muchos sentidos a Apple. No le teme a los experimentos (Amazon Web Services), extravagancias (Kindle), ni a ser atrevido (Amazon Prime). Y como Apple, Amazon es una compañía con paciencia infinita. Como dijo Bezos alguna vez, se siente cómoda cuando se equivoca.

Antes de desviarme demasiado, déjame regresar a la noticia. Amazon anunció el miércoles pasado que este año podrás adquirir uno de sus múltiples dispositivos:

-          Kindle Fire por 199 dólares

-          Kindle eReader por 79 dólares

-          Kindle Touch por 99 dólares

-          Kindle Touch 3G eReader por 149 dólares

La estrella del evento fue la Kindle Fire. Desde su artículo en Guardian, mi amigo Dan Guillmer lo resume mejor:

Este dispositivo, a menos de 200 dólares, es a la iPad (que cuesta cerca de 500 dólares en su versión más barata) lo que un sedán a una lujosa Lexus SUV: funcional y útil, pero jamás elegante ni poderosa.

Y sólo porque parece una tablet, no significa que sea una mataiPads, como aseguran algunos. Sólo en base a las especificaciones técnicas, resulta una mayor competencia para el lector electrónico de Barnes & Noble, el Nook, que para la iPad. De cualquier manera, uno debe dar un paso atrás para apreciar la importancia de la estrategia de los nuevos dispositivos de Amazon.

Como hemos aprendido de algunos compañeros como Erick Tseng de Facebook y Michael Abbot de Twitter en nuestra recién concluida conferencia Mobilize 2011, Internet se ha convertido en una experiencia móvil de primera mano. Nuestros comportamientos cuando navegamos por la red están cambiando desde la simple navegación en el buscador hacia una experiencia más dinámica, ya sea desde una tablet o teléfono inteligente. Si Amazon quiere permanecer vigente, necesita anclarse a este nuevo mundo. Y decidió hacerlo construyendo su propia experiencia alrededor de sus productos.

"Estamos ofreciendo productos de primera, a un bajo precio", explicó el presidente ejecutivo de Amazon a la revista BusinessWeek. "No pensamos en la Kindle Fire como una tablet, sino como un servicio...sin duda hablamos de un negocio que va en busca de las ganancias... pongámoslo en esos términos. Estamos a gusto, y siempre lo hemos estado, operando con márgenes de ganancia por producto demasiado bajos".

Hace unos meses, mientras hacia su aparición la TwiT TV por Internet de Leo Laport, argumenté que en algún tiempo Amazon iba a crear un espacio físico para vender, en busca de extender su espacio virtual hacia el mundo real. Desafortunadamente, me quedo corto al imaginar lo que un espacio físico puede llegar a ser en nuestro mundo siempre encendido, siempre conectado.

Con las nuevas Kindle, Amazon ha logrado definir su ambiente híbrido de ventas, entre lo real y virtual. De hecho, este reinvento de su modelo de ventas minoristas le ayudará no sólo a competir contra empresas como Apple, sino contra el leviatán de hoy en día Wal-Mart.

Si miran los precios de manufactura de estos productos, se ve que Amazon se dispone a soportar grandes pérdidas en pos de construir un nicho de consumidores lo más pronto posible. Y lo hace con una sola idea en la cabeza: mantener a estos clientes consumiendo de Amazon lo que ellos necesiten. La minorista de Internet ha hecho más dinero tradicionalmente de la venta de sus productos físicos: libros, música, películas.

Dado que cada vez nos alejamos de los productos físicos, y en su lugar optamos por los digitales, Amazon se muestra inteligente al introducir su nueva tablet Kindle. La presencia de este tipo de puntos de ventas físicos (Kindle Fire) permite al público comprar de manera más fácil y frecuente. Eso incluye a los productos del día a día como papel de baño, sopa, zapatos o juguetes. Ahora que tenemos a una generación de niños creciendo con una tablet en la mano, la simple idea de "juguete" que tienen ellos, seguro difiere de la que tú o yo teníamos en nuestra niñez.

Cuando pienso en la Kindle Fire, y todo lo que venga después, veo una estrategia de introducción al Amazon Prime, el servicio de envío ilimitado que hará más sencillas las compras con Amazon, el gigante del comercio electrónico con base en Seattle.

Que Amazon haga un trabajo decente en su intento por vender tablets, no dependerá necesariamente de lo que haga Apple con su iPad. Y eso se debe a que ambas parten de ángulos distintos de ver el negocio, y de lo que esperan sus respectivos consumidores.

Mi colega Ryan Kim, quien estuvo presente en la presentación del Kindle en Nueva York, explicó esto:

La Kindle Fire parece destinada no sólo a ayudar a las personas a reproducir sus contenidos, sino a comprarlos también. La opción principal para lograrlo es un campo de búsqueda que puede rastrear los productos en Amazon. También, dentro de todas las opciones que ofrece, los usuarios podrán tener sus revistas, libros, videos y  aplicaciones y guardarlos de manera rápida en su librería con un botón llamado "store" (guardar) que estará siempre presente.

Al ofrecer un mes prueba gratis en su servicio Amazon Prime (su costo será de 80 dólares al año, y te da acceso a cerca de 11,000 videos y cientos de canciones vía streaming), y suscribiéndolo de manera inmediata a los usuarios de Kindle Fire (a menos que decidan no hacerlo), parece claro que Amazon entiende el potencial de negocio de las tablets.

La base del negocio de Amazon se encuentra en vendernos cosas, muchas cosas, ofreciéndolas al menor precio posible. Eso yace en su ADN, que influencia todas sus decisiones (ya sea que rediseñe su portal o lance tablets).

Apple gana mucho dinero (y dinero de verdad) del hardware. Amazon va a perder mucho dinero en este proyecto híbrido de hardware y comercio electrónico. Este movimiento puede preocupar a aquellos que ya están preocupados por los bajos márgenes de ganancias de Amazon. "A 199 dólares, nosotros vemos a este dispositivo como una pérdida de dinero por cada producto vendido, o al menos al costo, si se basa sólo en el hardware", explicó Doug Anmuth, analista de JPMorgan.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Pero el fondo del asunto es que Amazon tendrá éxito (al menos más que Motorola o HTC) pero no a expensas de la iPad de Apple o las tablets de Samsung con el sistema operativo de Android, de Google. O como lo explicó John Gruber:

Motorola, Samsung, RIM pelean por competir con la iPad dando un producto con especificaciones técnicas superiores a un precio de unos 500 dólares. Pero no dan señales a los consumidores de qué pueden hacer con sus tablets.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×