Publicidad, el aliado secreto del Kindle

La compañía dejó claro que ahora los dispositivos con anuncios son su producto dominante; además de subsidiar el precio del ‘hardware’, permite que se vendan por debajo de los 99 dólares.
amazon kindles  (Foto: Cortesía CNNMoney)

Cuando Amazon lanzó el primer Kindle con publicidad, el pasado mayo, fue una idea de último minuto, una alternativa más económica. Pero la semana pasada, Amazon dejó claro que esta es la nueva norma.

El CEO de la compañía, Jeff Bezos, presentó hace unos días la tan esperada tablet de Amazon: la Kindle Fire. Sin embargo, en una acción inesperada, Bezos también anunció cuatro nuevas versiones del lector electrónico Kindle.   

En el evento, Bezos dio a conocer los sorprendentes bajos precios para cada modelo, que van de los 79 dólares para el Kindle básico, a los 149 dólares para el Kindle Touch 3G, con servicio celular gratuito. Estos precios corresponden a los dispositivos con publicidad (el ejecutivo ni siquiera ofreció los precios para los Kindles sin anuncios, que son entre 40 y 50 dólares más altos). Únicamente la Kindle Fire, etiquetada a 199 dólares, no tiene una versión económica patrocinada por anunciantes.

"Amazon dejó claro que los dispositivos con publicidad son ahora el producto dominante, los de serie. Y luego, si estás dispuesto a pagar un poco más, optas por la Kindle sin publicidad. Es una inversión de la filosofía", explica Tom Mainelli, director de investigación de la firma de análisis del sector móvil IDC. 

Las llamadas ‘Ofertas Especiales' (anuncios que aparecen en el salvapantallas del lector digital y en la parte inferior de la pantalla de inicio) ayudan a que Amazon subsidie el precio del hardware. Las Kindles patrocinadas también incluirán descuentos diarios de AmazonLocal, una adición que la compañía anunció hace unas semanas. 

"La diferencia en el precio no es enorme, pero al final del día puedes obtener una Kindle por 79 dólares. La publicidad logra que Amazon pueda venderlas por debajo de la marca de los 99 dólares", advierte Mainelli.  

Amazon tiene "una posición privilegiada" para ofrecer esos anuncios de una forma poco invasiva e irritante, explica Mainelli, pues conoce los patrones de compra de sus clientes gracias a su portal. Otros fabricantes de lectores, como Barnes & Noble y Sony, no cuentan con esa ventaja, y pueden ahuyentar a los clientes si intentaran sacar un modelo patrocinado por anunciantes. 

Otra gran ventaja de Amazon es su robusto catálogo de más de un millón de e-books o libros electrónicos, y su creciente biblioteca de series televisivas y películas. Amazon está dispuesta a colocar en las manos de los usuarios un dispositivo a un precio económico, sabiendo que compensará sus pérdidas vendiéndoles contenido digital. 

La firma de análisis IHS iSuppli estimó, de forma preliminar, que cada Kindle Fire cuesta 209.63 dólares, lo que significa que Amazon asume una pérdida de 10 dólares por cada dispositivo. La firma planea actualizar sus estimaciones una vez que la Kindle Fire esté en las tiendas; el dispositivo comenzará a distribuirse el 15 de noviembre. 

Aunque Barnes & Noble también cuenta con un acervo de más de un millón de e-books para su lector Nook, un analista señala que esa cifra se pierde ante la fuerte marca de Amazon y su posición de liderazgo en el sector. "Amazon está a la cabeza en el espacio de los libros electrónicos, es casi su sinónimo", indica Brian Smith, analista senior de Ticonderoga Securities. "Amazon tiene que proteger su franquicia de libros, y hará todo lo posible para que el negocio siga creciendo, incluso si eso significa sacrificar un poco de ganancia en el hardware". 

De hecho, Amazon podría -con el tiempo- subsidiar el costo íntegro de la Kindle y simplemente regalarla, predice Mainelli de IDC.

"Amazon ha realizado acciones extremadamente audaces, no sería una sorpresa ver que lleguen y cambien nuevamente el juego", sostiene el analista.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×