Amazon, un peligro para Barnes & Noble

La minorista en línea posee 60% del mercado de libros digitales, mientras que la librería sólo 20%; las nuevas ‘tablets’ de Amazon serán un golpe duro para Barnes & Noble, cuyas ventas han decaído.
kindle fire  (Foto: AP)

Aunque la cadena de librerías Barnes & Noble (B&N) ha realizado un valiente esfuerzo para adaptarse a los nuevos tiempos con su innovadora línea de lectores digitales Nook, simplemente no puede competir con rivales como Amazon, que recién introdujo un nuevo dispositivo con mucho potencial, el Kindle Fire.  

B&N prácticamente se verá forzada a responder al precio súper económico de la ‘tablet' Kindle Fire (199 dólares), reduciendo el precio de su Nook Color, que actualmente cuesta 249 dólares. Pero eso recortaría los márgenes de ganancia de B&N en un área que ha reportado crecimiento para la compañía.

Amazon ha optado por lo barato por una sencilla razón: puede hacer dinero con el contenido (libros, películas, música, juegos). Y además tiene más oferta de contenido que la cadena de librerías, sin mencionar una mejor infraestructura para venderlo prácticamente a cualquiera.

Entre tanto, B&N está lastrada por una cadena nacional de casi 800 tiendas físicas cuyas ventas, por lo general, están estancadas o decayendo. La compañía ha perdido dinero en seis de los últimos ocho trimestres. Pese a todo el dinero que B&N debe inyectar a sus librerías, un trimestre completo de ingresos ahora proviene de las ventas del Nook y los libros digitales.

Por otro lado, Amazon posee 60% del mercado de los libros digitales, mientras que B&N sólo tiene 20%. Y con la llegada del Kindle Fire, esa proporción sólo empeorará para la cadena de librerías, incluso si decide reducir los precios de sus e-readers Nook. La semana pasada, Amazon también anunció tres Kindles de gama baja que cuestan menos que los lectores de B&N similares. Por ejemplo, el Kindle Touch costará 99 dólares, mientras que el Nook Touch vale 139 dólares. Es una situación difícil. 

No sabemos si Amazon gana o pierde dinero con la venta de cada Kindle Fire. Pero no cabe duda que la compañía está sacrificando márgenes de beneficio a cambio de vender contenido y aumentar su cuota de mercado, quitándole un trozo no sólo a B&N, también quizás a la iPad de Apple.

El lector Nook Color fue el gran avance de Barnes & Noble. Y para sorpresa de algunos, resultó ser un producto excelente. Para combatirlo, Amazon tardó un año, y ahora estrena su nueva arma, el Fire.

Pero hay una gran diferencia: mucho antes de que el Nook Color debutara, Amazon ya estaba atareada en expandirse. Dejó de ser un simple minorista para convertirse en algo parecido a una compañía de distribución de medios.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

B&N, por otro lado, sigue siendo un vendedor de libros, que es una profesión respetable, pero no competitiva. Mientras B&N se pavoneaba de vender 3 millones de sándwiches en sus tiendas cada año, Amazon construía una ‘nube', y un nuevo navegador, Silk, que puede revolucionar al comercio electrónico. 

Los inversionistas han tenido varios días para digerir el lanzamiento del Kindle Fire, algunos quizá se hayan indigestado. El martes pasado, un día antes de que el Kindle fuera introducido al mercado, las acciones de B&N llegaron a cotizarse en 13.95 dólares. Cinco días más tarde se habían desplomado a 11.07 dólares, perdiendo más de una quinta parte de su valor.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×