'Woz': "Apple es excepcional porque así se veía Jobs a sí mismo"

Steve Wozniak, cofundador de Apple, recuerda la excepcionalidad de su tocayo, del que se convirtió en apóstol de sus ideas
apple
steve jobs steve wozniak woz abril 1 2006 apple  apple  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Puede que Steve Wozniak sea el que mejor conoció al joven Steve Jobs. Cuando éste entró como becario con 15 años en Hewlett Packard, Woz ya trabajaba en la firma de computadores. En 1976 ambos fundaron Apple, Inc. y lanzaron la computadora Apple 1. Su relación duró hasta 1985. Jobs, con 30 años, regresó años después a la empresa. Woz, de 35, se dedicó a proyectos personales. Pasadas casi dos décadas, el viejo compañero regresa a la escena pública para recordar a su tocayo. 

“Estoy contento de estar aquí y muy triste de estar aquí solo”, dijo Woz en el arranque de la entrevista en el programa American Morning, de CNN. “Es un poco como si estuvieras en shock. Es difícil recuperarse”, dijo sobre la muerte de Jobs.

“Él era… era divertido. Estaba interesado en la música, estaba interesado en las palabras y lo que significaban. Como buscando religiones orientales y buscando la religión en canciones populares de esos días. Tenía muchos conocimientos de tecnología y realmente creía en ella como su gran futuro. Eso era lo que él estaba destinado a hacer y siempre estaba tratando de pensar antes que alguien más y ver los componentes pequeños más nuevos y qué podría hacer con ellos y pensando en términos de cómo podrían afectar a la sociedad. Un gran, gran visionario y líder”.

"Creo que los productos de Apple son tan excepcionales porque así es como Steve se veía a sí mismo. Todos lo juzgaban, pero era lo suficientemente fuerte como para decir a la gente: ‘No voy a sacar algo que no sea increíblemente perfecto y locamente grandioso’, al menos en su opinión”.

Compartían la misma filosofía laboral, pero les diferenciaba sobre todo una cosa: su personalidad. Mientras Wozniak es un regordete hombre sonriente, Jobs siempre pareció más sereno y en los últimos años extremadamente flaco.

Tenía un excelente control. Yo soy ingenuo y desordenado y distraído y agradable con toda la gente, y Steve tenía un muy buen control de sí mismo, sobre su vida, lo cual era necesario para hacerse a sí mismo”, cuenta Woz. “Hacía falta mucha privacidad, realmente, para permitir que Apple desarrollara cosas buenas de la forma correcta. Así que, más que nada, tenía muy buen control de sí mismo. Realmente una buena disciplina”.

Durante años, los medios y consumidores han alabado la capacidad de venta de Jobs; ese talento para lograr que algo que no necesitas te parezca indispensable. Fue el CEO de tecnología más carismático; a diferencia de muchos de sus colegas, Jobs era un genio del escenario. Una de las cosas que Steve Wozniak alabó más durante las entrevistas es la visión mercadológica de Jobs.

Muchos geeks no son adeptos a socializar, no están en la sociedad normal”. Según Wozniak, en los inicios de Apple su cofundador hacía la mayoría de los negocios desde su habitación. “Hablaba por teléfono con las tiendas para que compraran sus productos. Llamaba a los patrocinadores y revistas para que hicieran pequeñas historias sobre nuestros productos y lo que estábamos haciendo. Realmente estaba haciendo las tareas de negocios, marketing y todo eso”.

“(Jobs tenía) ese entendimiento de ¿qué le gustaría a alguien y qué no? Yo tuve suerte con mis primeros diseños que hicieron a Apple muy exitosa. En realidad sólo estaba construyendo algo que quería para mí mismo. No tenía que preocuparme por ser un experto en mercadotecnia. El mercado era yo, y eso funcionaba para mí, y funcionó para el mundo”, asegura.

“La Apple II que yo diseñé fue nuestro gran éxito. (…) Me adelanté y la construí a color. Aunque la de color debía costar 1,000 dólares, yo la construí por un dólar. Terminamos con una máquina que tendría gráficas y juegos y Steve lo vio desde el ángulo de marketing. Teníamos que convencer a la gente de (comprar) la computadora, que en ese entonces sólo se encontraba en fábricas y ambientes laborales.

“El nombre Apple fue hermoso, pero ser lúdica y colorida y correr juegos y gráficas y todas estas cosas lindas, eso es algo que Steve estaba ansioso por comunicar a la gente para iniciar un mercado. Era un genio del marketing, como muchos dicen”.

Desde 1985 Wozniak ha dedicado gran parte de su tiempo a dar conferencias en preparatorias y universidades. En cierta forma ha actuado como un apóstol de las ideas de Jobs.

“Piénsalo, cuando eres joven no tienes dinero. Tienes que trabajar con un presupuesto muy limitado que a nosotros nos ocasionó hacer cosas muy buenas y realizar el trabajo en casa. Así que nuestra compañía, nuestros productos, fueron diseñados fuera del garage. Pero ese garage era nuestro punto de reunión. Teníamos pequeños acuerdos: probaríamos las computadoras, las pondríamos en una caja y las llevaríamos a una tienda para venderlas”.

“Cuando vamos a la escuela, la única respuesta correcta viene de alguien más y está en los libros y es la misma que los demás tienen y te enseña a no pensar por ti mismo. Estoy seguro de que Steve se opondría muchísimo a eso”.

“La gente joven todavía cree y están buscando lograr ese tipo de sueños. Y Steve Jobs hablaba de conectar los puntos. Él trata de pensar hacia atrás, en los días viejos, sobre cómo eras entonces, y yo trato de transmitir eso. Viajo mucho y realmente me gusta hablar con personas jóvenes de preparatorias o universidades o recién egresados, y ellos están tratando de tener esas ideas para emprender sus propias compañías tecnológicas y hacer una diferencia. Trato de decirles cómo éramos nosotros, cómo interactuábamos y cuáles eran nuestros roles. Sí: puedes hacerlo, pero tienes que creer en ello, sin importar lo que diga la gente”.

 “Ahí estaba Steve Jobs: sin un título universitario y mira lo que logró”.

Finalmente, Wozniak reconoce que ni Jobs ni él se imaginaron lo importante que iba a ser la tecnología en la vida cotidiana como es ahora.

“En esos viejos tiempos, había muy pocas, y la mayoría muy geek, personas que sabían cómo usar computadoras cuando no eran muy entendibles para una persona normal. Steve y yo estábamos en ese grupo y creíamos que, claro, las computadoras iban a estar en cada casa e iban a hacer muchas cosas para las personas, pero no teníamos una visión real de cómo son las cosas ahora. No teníamos idea de cuánto iba a cambiar todo, de que todo lo que haces en la vida lo haces en una computadora. Llegó mucho más lejos y me da mucho gusto de que Steve se quedó en eso, se quedó en el juego y estaba destinado a eso y siguió trabajando para encontrar mejores y más nuevas formas, y el siguiente producto, el siguiente gran logro”.

“Me alegra que todavía no he empezado a llorar”, dijo Woz al finalizar la entrevista con CNN. Sin embargo, más tarde este mismo miércoles, en entrevistas con otros medios, sí derramó algunas lágrimas.

Ahora ve