Amazon vs Apple, rivalidad productiva

La batalla de aplicaciones en ‘tablets’ y servicios en la nube no parece una pelea ‘sangrienta’; con Amazon apostando a la gama baja y Apple a la alta, ambas firmas se repartirían el mercado.
ipad kindle  (Foto: Especial)

Ahora que Amazon y Apple son rivales, ¿quién tiene más probabilidades de ganar? La respuesta es ambos, al menos en los próximos años. La rivalidad entre Amazon y Apple se ha acrecentado últimamente. Hace unos meses, Amazon lanzó su ‘Appstore' para aplicaciones Android, Apple enseguida respondió con una demanda por violación de marca (Amazon argüía que el término era genérico). Poco después, Amazon presentó los servicios de almacenamiento Cloud Drive y Cloud Player, que chocaban de lleno con los planes de Apple para iTunes.

Las dos últimas semanas no sólo han intensificado la competencia entre estos dos titanes, también ofrecen una clara indicación del rumbo que tomará. Primero, Amazon anunció su Kindle Fire, una tablet que muchos consideran el competidor más sólido de la iPad, que aún domina el 80% de la cuota del mercado de las pizarras en Norteamérica. Luego, Apple dijo que su servicio iCloud, anunciado en junio, estaría disponible el 12 de octubre.

Ambas compañías buscan alojar el contenido de los usuarios en la nube. Ambas cuentan con una enorme y leal base de clientes. Y ahora, ambas venden ordenadores tablet que sus clientes pueden usar para comprar y acceder a millones de canciones, videos, aplicaciones, juegos y publicaciones.

Sin embargo, esta rivalidad no parece del tipo sangriento. Incluso podría resultar benéfica para ambas firmas, al menos en los próximos años. El hecho de que dos importantes minoristas de contenido digital busquen persuadir a los usuarios para que almacenen su contenido en la nube puede, a la larga, acelerar la adopción tanto de iCloud como de Cloud Drive. Además, en el segmento de las tablets, Amazon y Apple pueden repartirse el mercado, pues el Kindle Fire es más bien una modesta versión de la iPad, una pizarra de gama baja, dejándole el espacio libre a Apple en la gama alta.

Por muy encantadora que sea la iPad, en estos difíciles tiempos económicos mucha gente ha descartado gastar 500 dólares en una computadora tablet. Esa es una razón por la cual el Kindle se ha vendido bien en la era de la iPad, desafiando las predicciones de que las aplicaciones iBooks y Kindle en la iPad convertirían al Kindle en un dispositivo marginal.

Pero ni siquiera el lector Kindle original fue un dispositivo marginal. Amazon no ha publicado las cifras de ventas del Kindle, pero los analistas estiman que se han vendido varios millones, gracias en parte a su precio (109 dólares o 79 dólares con patrocinio publicitario). El Kindle Fire, por su parte, se venderá en 199 dólares, 20 dólares menos de lo que supuestamente cuesta fabricarlo.

Con el Kindle Fire, Amazon está apostando a que las personas que piensan que pagar 500 dólares por una tablet destinada al entretenimiento es demasiado, crean que 200 dólares sí lo valen. Y los primeros datos lo confirman: se registraron más de 250,000 pre-solicitudes para el Kindle Fire en los primeros cinco días, un ritmo cercano al que reportó la iPad 2 en su lanzamiento.

Cuando el Kindle Fire llegué a las tiendas, inevitablemente le robará cuota a Apple en el segmento de las tablets. Pero eso no significa necesariamente que las ventas de la pizarra de Apple disminuyan. El Kindle Fire establecerá su campamento en el mercado de gama baja, dejándole a Apple el mercado de gama alta. Y con una robusta oferta de tablets en ambos extremos del mercado, las pizarras podrían convertirse en un objeto omnipresente en los hogares estadounidenses, como hoy es la televisión. La industria en general podría registrar un crecimiento acelerado, la oleada proverbial que eleve por igual las ventas de Amazon y Apple, impulsando ambos ecosistemas.

Para Apple, la preocupación seguramente aparezca dentro de algunos años. La tecnológica se esforzará por mantener su liderazgo sin Steve Jobs, y será cada vez más difícil mantener el atractivo de la iPad como una tablet de alta gama (el anuncio del iPhone 4S convenció a algunos de que eso ya está ocurriendo en el segmento de los smartphones).

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Cuando los mercados maduran se generalizan, se convierten en un producto de consumo masivo. Así ocurrió con la industria de la PC: las que alguna vez fueran características exclusivas de productos de primera clase migraron lentamente hacia el extremo inferior del mercado, y el precio se vuelve un factor fundamental para los consumidores. Cuando eso sucede, el extremo de alta gama se empequeñece, se convierte en un nicho.

Las Macbooks de Apple le han dado una posición lucrativa en el extremo más alto del mercado de las computadoras, donde la mayoría de las máquinas vendidas son productos que cuestan unos cientos de dólares. En los próximos años, la iPad hará lo mismo en el mercado de las tablets. Pero una vez que las pizarras electrónicas se conviertan en productos de bajo precio, Apple tendrá que esforzarse por mantener el encanto innovador de su dispositivo. Es entonces cuando tendrá que sacar de la chistera su siguiente conejo.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×