BlackBerry padece una crisis existencial

La falta de innovación y las fallas han perjudicado a la firma canadiense en el sector empresarial; el problema radica en que Apple y Motorola, entre otras, han expandido su mercado a las empresas.
blackberry  (Foto: Cortesía Fortune)
Adam Lashinsky

Consideremos algunas causas de las tribulaciones que aquejan a la compañía canadiense: sufrió un apagón internacional a mitad de octubre; su tablet Playbook no logró rivalizar con la iPad; sus teléfonos tienen un navegador de baja calidad y lento como la melaza.  

Todos estos problemas significan que RIM enfrenta su mayor crisis existencial. En un momento en que su línea de productos y su servicio de redes exudan fragilidad, los usuarios de dispositivos Apple y Android están atacando ferozmente la principal fortaleza de BlackBerry: su mercado empresarial. Sí, BlackBerry tuvo su época de oro, cuando la publicidad construida sobre personajes como Bono de U2 convencía a los niños de que los smartphones eran ‘cool'. Pero el sector empresarial fue siempre la zona dulce para RIM. BlackBerry se ha destacado por vender dispositivos funcionales para enviar e-mails con una red propietaria -y segura. Por eso la caída de tres días del servicio fue un duro golpe.

Desde hace tiempo, BlackBerry se ha quedado rezagada en el tipo de aplicaciones que hacen tan populares a los dispositivos iPhones y Android. Y en fechas recientes, Apple ha subrayado en la publicidad del iPhone las aplicaciones empresariales, como Dropbox y WebEx. A pesar de que Apple se enfoca en el segmento de consumo, con frecuencia recalca que 93% de las empresas Fortune 500 están probando o usando el iPhone, una estadística terrible para RIM. 

Al mismo tiempo, Motorola (que pronto pasará a ser propiedad de Google) sugiere que su nuevo Droid Razr se venderá bien entre los jefes de información, quienes valoran sus altas capacidades y su acceso a la ‘nube'. La ‘nube' permite a los usuarios acceder a contenido en redes empresariales que no tienen que mantener por su cuenta. "Los jefes de información entienden hoy que hay un cambio en las tecnologías de la información hacia la nube y la movilización, les guste o no", advierte el CEO de Motorola Mobility, Sanjay Jha. 

Pero RIM tiene aún mucho a su favor. Peter Walker, director de gestión de productos empresariales de la compañía, pregona la tecnología "BlackBerry Balance", por ejemplo, que permite a los clientes controlar los dispositivos de los empleados a la vez que admite el uso de aplicaciones personales. También están mejorando su oferta de aplicaciones de desarrolladores independientes. Y se espera que el próximo año liberen una serie de teléfonos y tablets construidas alrededor de un rediseñado sistema operativo.

Y lo más importante, la compañía todavía cuenta con 700 millones de suscriptores alrededor del mundo, y en el último trimestre distribuyó cerca de 10.6 millones de smartphones. "Muchas empresas siguen siendo leales a BlackBerry", indica Kevin Restivo, analista de la firma de investigación IDC. Restivo dice que RIM todavía tiene una fuerte presencia en las empresas donde importa el cumplimiento normativo, como los despachos jurídicos. Con todo, advierte que "el sector empresarial ya no es dominio exclusivo de RIM". Al parecer, el problema con este narcótico es que hay muchos sustitutos apropiados en el mercado.

 

 

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×